Tras la bandera a cuadros: Silverstone es sinónimo de emoción

El G.P. de Gran Bretaña tuvo de todo y los equipos tuvieron que dar lo mejor de si para salir adelante

Hamilton alabado por las masas en su trazado de Silverstone / F1

Emoción, combates cuerpo a cuerpo, estrategia, frustración, pinchazos… Sin duda, el Gran Premio de Gran Bretaña ha tenido de todo. Nos deja un mundial de pilotos más apretado que nunca. Solo 23 puntos separan a Bottas del líder, y un punto es la separación entre Vettel y Hamilton. Sin embargo, la carrera en Silverstone ha abierto brecha en el mundial de constructores, que domina Mercedes con autoridad. Dicho esto, es momento de analizar las actuaciones de los equipos en este fin de semana.

Mercedes: Imperiales (10)

Las flechas plateadas no han decepcionado. Sabían que no podían fallar y que hacia falta una actuación estelar para reenganchar a sus dos pilotos en la pugna por el mundial. Fueron superiores durante todo el Gran Premio y disiparon en seguida las dudas que se crearon el sábado tras la última sesión de entrenamientos libres, en la que el ritmo de los Ferrari se acercó bastante al suyo.

En la estrategia estuvieron muy acertados. Se limitaron al guion establecido en el caso de Hamilton. No arriesgaron y dejaron que el pilotaje del británico hiciera el resto para llevarse la victoria. Tuvieron que inventar una estrategia diferente en el caso de Bottas, que salía noveno. El finlandés la llevó a la perfección con una mucha inteligencia y maestría, siendo agresivo  solo cuando tocaba.

Red Bull: Deslumbrantes (8)

De nuevo los de la bebida energética volvieron a cuajar una actuación muy destacable. Max Verstappen, consiguió dejar atrás los abandonos de los últimas carreras y acabó cuarto. El holandés realizó una buena salida que le sirvió para adelantar a Vettel. Después aguantó los ataques del alemán, que tuvo que hacer un ‘undercut’ para sacárselo de encima.

Por su parte, Daniel Ricciardo, realizó una remontada espectacular y acabó 5º saliendo desde el penúltimo lugar. El Australiano volvió a demostrar todo su potencial con muy buenos adelantamientos y cumpliendo todos los pasos para que su estrategia tuviera éxito. Al final, la consistencia de su conducción les obsequió con unos merecidos 22 puntos para el equipo.

Ferrari: Desafortunados (7’5)

Los de Maranello no tuvieron la mejor de las suertes en Silverstone. Se vieron superados en todo momento por los Mercedes, y no pudieron aprovechar la penalización de cinco puestos que sufrió Bottas al cambiar la caja de cambios.

Vettel no tuvo la mejor de las salidas y se vio superado por uno de los huesos más duros de roer, Verstappen. Aunque lo intentó, el alemán no pudo adelantar al de Red Bull en pista, y perdió todas sus opciones de victoria detrás del holandés. Aun así, estuvieron listos desde el muro, y con una buena maniobra de ‘undercut’ consiguieron sobrepasarlo.

Kimi Raikkonen hizo una gran carrera. Muy consistente y centrado, virtudes que hacía tiempo que no exhibía. El finlandés rodaba tranquilo. Afianzado en la segunda posición y sin ninguna opción de atacar a Hamilton. Pero, a pocas vueltas del final la suerte no acompañó a los de Ferrari. Raikkonen, era el primero en pinchar, y a raíz de esto se colocaba cuarto. Pero una vuelta más tarde era su compañero el que pinchaba y perdía un buen puñado de posiciones. Hecho que fue aprovechado por el mismo Raikkonen para llegar al podio.

Renault: Consistentes (7’5)

Renault celebró sus 40 años en la competición con una actuación meritoria. Los franceses se encomendaron al talento de su piloto principal, Nico Hulkenberg, para llevarse una baza de puntos vitales para el equipo. El piloto alemán realizó una carrera regular e inteligente sabiendo cuando y con quien tenía que luchar para conservar sus neumático y ser el “primero de los mortales”.

La frustración en Renault cayó de nuevo del lado de Jolyon Palmer. El británico, que está viviendo unas horas de mucha presión, a causa de sus malos resultados; no pudo ni empezar la carrera en su gran premio de casa. Vio como la buena clasificación del sábado no servía para nada.

Force India: Serios (7)

Los de la escudería de Vijay Mallya hicieron una actuación seria y llevaron los dos monoplazas sanos y salvos. Además consiguieron varios puntos, cosa importante para equipos con un presupuesto limitado. La mala noticia es que terminaron doblados. Hecho que pone de manifiesto el abismo que hay con los equipos delanteros.

Sus dos talentosos pilotos volvieron a encontrarse y pelearon dentro de la pista. Pero decidieron no molestarse y tener una carrera limpia. Seguramente, hubo alguna charla dentro del equipo para evitar los momentos de tensión vividos en Montreal y Bakú.

McLaren: Motivados (6)

Los de Milton Keynnes llegaron al Gran Premio de casa sabiendo, como casi todo el año, que sus opciones de puntuar eran mínimas. Ya que es un circuito donde el motor juega un papel importante.

A pesar de eso, regalaron a sus aficionados una primera posición de Alonso en la ‘Q1’ del sábado y Vandoorne fue capaz de entrar en la ‘Q3’ y acabó 11º la carrera. Por su parte, el piloto español del equipo tuvo que abandonar por otro problema de motor. De todas formas, afrontan con entusiasmo el G.P. de Hungría, al ser un circuito que se adapta mejor a sus condiciones.

Haas: Peleones (5)

Fin de semana complicado para la escudería americana. Los de Gene Haas no encontraron el ritmo en ningún momento del fin de semana. Aun así, probaron por todos los modos entrar en la zona puntos pero el limbo quedó en la 12º lugar de Romain Grosjean. Por su parte, Magnussen intentó una estrategia diferente para montar los neumáticos más blandos al final de la carrera y escalar posiciones, pero tampoco fue suficiente.

Haas también protagonizó la noticia curiosa del fin de semana. El equipo americano lleva reportando problemas en el freno durante toda la campaña. Incluso han contratado dos subministradores de frenos diferentes: BremboCarbon IndustryEn Silverstone, circuito donde los frenos no son tan importantes, los dos monoplazas iban con frenos de subministradores diferentes.

Sauber: fiables (5)

Sauber es un equipo que, a sus 25 años, pasa por momentos complicados. Es de los peores coches de la parrilla y ya hacen suficiente en terminar las carreras. Lo que sí es destacable, es la fiabilidad que vienen demostrando estos últimos grandes premios. Tener un coche fiable es un requisito importante para esta clase de equipos, y en Silverstone volvieron a demostrarlo. Este hecho hace que en Hungría, un circuito donde la velocidad no es tan importante, si se mantienen atentos puedan arañar algún punto.

Williams: Superados (4)

El equipo británico estuvo desparecido todo el fin de semana. La desconexión que sufrieron se hace inexplicable en un equipo con tanta historia y con su presupuesto. La escudería liderada por Claire Williams celebraba los 40 años de su existencia en casa y tenían ganas de hacer un buen papel. Sin embargo, les pudo la presión y lo máximo que consiguieron fue el décimo lugar de Felipe Massa.

Toro Rosso: Autolesionados (4)

Los de Faenza tuvieron otro fin de semana frustrado. Tras hacer una tanda de clasificación correcta, afrontaban la carrera con algunas opciones de entrar en la zona de puntos. No obstante, éstas se desvanecieron en la primera vuelta. Tras una lucha en las famosas curvas enlazadas de MaggotsBeckettsChapel; el ruso Daniil Kvyat perdió el control de su monoplaza y se llevó por delante a su compañero de equipo, Carlos Sainz, que tuvo que abandonar. Por su parte, Kvyat pudo seguir pero terminó, doblado, en 15º posición.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here