Sevilla: La mágica transformación del nuevo líder

El Sevilla ha cambiado radicalmente en este último mes pues de estar inmerso en dudas acerca del proyecto de Machín ha pasado a ser el nuevo líder de Primera División

El Sevilla ante el Real Madrid / Sevilla FC

La vida da muchas vueltas. En el fútbol todo cambia en cuestión de días o de semanas. Lo que antes era blanco ahora puede ser negro y a la inversa. En este segundo grupo se encuentra el Sevilla. La situación ha cambiado radicalmente desde aquel 16 de septiembre en el que los sevillistas cayeron derrotados ante el Getafe en casa. La afición y algunos jugadores estaban descontentos con el rendimiento, el proyecto de la plantilla y la labor de su plantilla.

No ha pasado ni siquiera un mes y el equipo ahora se encuentra en una situación totalmente diferente. Es líder, encadena cuatro victorias consecutivas y catorce goles a favor. Euforia, felicidad e ilusión invaden al Sevilla en estos momentos, pero ¿cuáles son las razones de este cambio radical?

Un tridente ofensivo letal con Ben Yedder recuperado

André Silva, Ben Yedder y Vázquez / LaLiga

Ya hemos hablado varias veces del gran momento de forma por el que pasan los tres delanteros del Sevilla. Ellos son la piedra angular sobre el que está girando el fútbol y el buen momento del Club hispalense. Al principio, únicamente André Silva fue capaz de sostener al equipo a base de goles y Franco Vázquez con su casta y su buen hacer.

Sin embargo, había un hombre que había pasado al olvido por Pablo Machín y ese era Wissam Ben Yedder. El delantero francés gozaba de muy pocos minutos en los primeros partidos. No encajaba en el esquema y tampoco ofrecía lo que reclamaba su entrenador, pero en cuanto ha tenido la oportunidad, ha demostrado por qué es un referente en el sevillismo.

Ben Yedder se ha colocado en el cuarto máximo goleador en lo que llevamos de Liga, cinco goles acumula hasta hoy. Si Wissam está registrando números impresionantes en estos partidos, más aún son los de André Silva. El delantero portugués lleva ya siete goles en en el campeonato, es el segundo máximo goleador solo por detrás de Stuani. Por otro lado, Franco Vázquez también ha sido muy importante. A pesar de que solo lleve un gol, su capacidad de asociación constituye un tridente letal.

Navas y Sarabia dirigen la orquesta

Para que hayan tres ejecutores es necesario alguien que construya, que ponga a servicio de ellos la jugada. En este caso sobresalen dos jugadores que se han hecho dueños de las bandas. Banega es el constructor en el medio campo, pero Jesús Navas y Pablo Sarabia son los revolucionarios. En estos últimos partidos se han convertido en una pesadilla para los laterales, si no que se lo digan a Marcelo.

Una de las virtudes que tiene el número ’17’ del Sevilla es su capacidad de jugar también como mediapunta. Además del desborde, el pase entre líneas es otra de sus virtudes características. Todo esto les ha llevado a convertirse a día de hoy en los máximos asistentes en lo que va de campeonato, cuatro asistencias para cada uno. Jesús Navas está registrando unos números que nos hacen recordar al avión que recorría la banda derecha hace años en el equipo de su vida.

Un gran reflejo de esta fantástica sociedad Navas-Sarabia se vio en el partido ante el Celta. Navas le puso el primer gol a Sarabia y el madrileño hizo lo mismo con Ben Yedder. El madrileño además suma diez goles en lo que llevamos de temporada si contamos todas las competiciones. Así que tenemos un quinteto ofensivo que a día de hoy, resulta imparable.

Un entrenador con afición y plantilla enchufada

Pablo Machín dando una charla / LaLiga

Tras aquella derrota ante el Getafe en casa que venía precedida de caer ante el Betis en el derbi, la afición dudaba de Pablo Machín. Por otro lado, no parecía que la planificación deportiva del Sevilla fuera la correcta tras los fichajes fallidos en verano. Sin embargo, el entrenador ha conseguido sacar el máximo rendimiento a los jugadores que tiene y estos le han respondido.

La opinión y el estado de ánimo del Sánchez Pizjuán ha cambiado. La afición cree más que nunca en su equipo y los jugadores están sabiendo, por otro lado, aprovechar el mal momento de forma de los dos grandes. El esquema del 3-5-2 utilizado por Machín para aprovechar la velocidad de los carrileros y echar el equipo hacia adelante también ha resultado fundamental.

El fútbol va por momentos y ahora el Sevilla se encuentra en uno muy dulce. La tendencia y las sensaciones son muy positivas. El proceso de adaptación está ya afianzado y a día de hoy, el equipo andaluz es sólido, fiable y goleador. Tres palabras clave para explicar la mágica transformación del líder que, más que nunca, cree en poder pelear por lo más alto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here