Senegal: Mané lidera un combinado dispuesto a volver a hacer historia

Senegal alcanzó los cuartos de final en la edición de su debut. El extremo del Liverpool pondrá la guinda a una temporada excelente en suelo ruso

Mané corre la banda
Mané corre la banda / Foto: FIFA

Senegal vuelve a una Copa del Mundo 16 años después. Debutó en tiempos de la ‘triple R’ brasileña (Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho) y dejó una gran imagen sobre los campos de Corea del Sur y Japón. Este año acude a Rusia tras superar la fase clasificatoria africana en calidad de invicto. En total ha disputado ocho partidos, de los cuales ha empatado tres. En el resto de encuentros consiguió la victoria, certificando su poderío en una confederación cada vez más competitiva. Cierto es que no ha conseguido grandes goleadas, pero si ha demostrado tener un bloque sólido y con jugadores poderosos dentro del continente africano. Su grupo es complicado: Polonia, Colombia y Japón. Cafeteros y polacos son los favoritos para pasar de ronda, pero no deben desconfiar de una selección dispuesta a dar la sorpresa.

Los leones de la Teranga llegan a Rusia comandados por Aliou Cissé. Fue futbolista antes que entrenador y disputó con la selección senegalesa el Mundial de Corea y Japón. Conoce la competición y cuenta con la experiencia necesaria como para poder pasar de ronda. Dirige al combinado nacional desde 2015, año en que comenzó la fase de clasificación en África. Conoce a la perfección al equipo y en el Mundial tendrá la oportunidad de demostrar que es el mejor equipo africano. Sus jugadores, con experiencia en las ligas europeas, se ordenan por lo general en un 4-3-3. Kouyaté, que ejerce como capitán, juega como pivote y acompaña a Gueye y N’Diaye en la medular. Por delante, dinamita pura. Sadio Mané, estrella de la selección, juega junto a Keita Baldé Diado y Sakho.

Diouf, jugador de Senegal
Diouf, jugador de Senegal / Foto: FIFA

Sadio Mané es el líder absoluto dentro del campo. El extremo del Liverpool ha catapultado su figura hasta lo más alto gracias a la grandísima temporada que ha cuajado en el conjunto inglés. Ha formado junto con Firmino y Salah, también presentes en el Mundial, una de las delanteras más temibles de los últimos tiempos. No se entiende a ninguno de los tres sin sus compañeros, lo que puede restar competitividad y calidad a la delantera senegalesa.

Por otro lado, no solo ha jugado en su posición natural durante la fase de clasificación. Se le ha visto como delantero centro, acompañado de otra referencia ofensiva, en el enfrentamiento ante Madagascar. Aquel encuentro se saldó con la abultada victoria de Senegal (3-0), aunque el extremo del Liverpool no marcó. Sin duda, Senegal tendrá que aprovechar la velocidad de Mané y los posibles espacios que encuentre para aprovechar al máximo su potencial ofensivo.

Para ello, la medular estará poblada de jugadores acostumbrados a jugar con espacios. La Premier League es el paraíso de los huecos a las espaldas y ahí es donde el Liverpool de Mané se ha hecho fuerte. Curiosamente, los cinco mediocentros que aporta Senegal al Mundial proceden de la liga inglesa. Tan solo dos de ellos son de segunda división: Cheik Ndoye, jugador del Birmingham City, y Alfred Ndiaye, jugador del recién ascendido Wolverhampton. Gueye, mediocentro del Everton y Pape Alioune Ndiaye, del Stoke City, son los interiores encargados de llevar el balón arriba en las transiciones defensa-ataque.

Los jugadores senegaleses celebran un tanto
Los jugadores senegaleses celebran un tanto / Foto: FIFA

Pero no todas las figuras senegalesas proceden de Inglaterra. En el centro de la zaga, un experimentado Kalidou Koulibaly liderará una línea de cuatro caracterizada por ser la zona más débil del combinado. Tan solo el central juega a gran nivel, pues el resto de defensores proceden de ligas menores como Bélgica o Turquía o equipos no tan grandes de Francia.

La gesta de 2002 es muy complicada de conseguir. Aquella selección llegó a cuartos de final y a punto estuvo de alcanzar las semifinales del Mundial. Completó una gran fase de grupos al vencer a la vigente campeona del mundo, Francia. El gol de Bouba Diop ponía muy de cara las aspiraciones de los africanos, que empataron sus otros dos encuentros ante Dinamarca (1-1) y Uruguay (3-3). Pasó como segundo de grupo y venció en octavos de final a Suecia, liderada por Henrik Larsson.

Tras noventa minutos de igualdad en el marcador, Henri Camara deshizo el empate tras anotar en el famoso y olvidado Gol de Oro. En cuartos esperaba Turquía, que venía de derrotar a Japón y poner en apuros a Brasil en la fase de grupos. El Gol de Oro en esta ocasión fue el verdugo de los leones de la Teranga. El solitario gol de Nansiz en el minuto 94 eliminaba a Senegal de su primera participación en una Copa del Mundo.

Datos

  • Mundiales disputados (incluido el de Rusia): 2.
  • Mejor posición en un Mundial: Cuartos de final (2002).
  • Última posición en un Mundial: Cuartos de final (2002).
  • Ranking FIFA: 27.
  • Año de fundación: 1960.
  • Federación a la que pertenece: CAF.
  • Seleccionador: Aliou Cissé.
  • Capitán: Cheikhou Kouyaté.
  • Jugador con más partidos disputados en su historia: Henri Camara (99).
  • Jugador con más goles anotados en su historia: Henri Camara (25).
  • ¿Sabías qué…? Senegal debutó en la Copa del Mundo de 2002 en el partido inaugural ante Francia, vigente campeona del torneo en ese momento.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here