La relación de amor entre el gol y el Sevilla

El equipo hispalense ha cosechado numerosas goleadas en lo que va de temporada, tanto en la liga como en Europa League

Jugadores del Sevilla celebrando un gol / LaLiga

No podría ser mejor. El Sevilla Fútbol Club atraviesa por un estado de forma espectacular. Haber tenido que jugar tres rondas previas de la Europa League al principio de enero le ha servido al conjunto de Nervión para comenzar la temporada como tiro tanto en liga como en la Liga Europa.

Goles ligueros

En liga, los hombres de Pablo Machín se sitúan en la tercera plaza de la tabla clasificatoria con 19 puntos, solo dos menos que el líder (FC Barcelona, 21). Desde el primer partido liguero de esta temporada lo sevillanos ya hicieron una declaración de intenciones al golear a un recién ascendido, el Rayo Vallecano, en Vallecas, por un gol a cuatro. En ese mismo partido se destapó uno de los fichajes estrella de los andaluces en el pasado mercado estival. El portugués André Silva, que logró hacer un hat-trick en su presentación en la liga española.

Tan solo cuatro jornadas más tardes, los hombres de Pablo Machín volvieron a lograr una goleada a domicilio. Esta vez el Levante de Paco López no pudo frenar el vendaval sevillista en el Ciutat de Valencia. Los rojiblancos le endosaron a los granotas un doloroso dos a seis gracias a los tantos de Ben Yedder (por partida triple, Carriço y Sarabia).

No quedaba ahí. Tres días más tarde, los de Nervión recibían al Real Madrid en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Los blancos se volvieron a la capital de España con un tres a cero en contra que entre André Silva (por partida doble) y Ben Yedder le regalaron.

Repartiendo goles por Europa

El talento goleador del equipo de Pablo Machín no se esconde en cuanto su equipo cruza las puertas de la liga. En competición europea también han cosechado algunas goleadas a su favor. En la previa de la Europa League le endosó cuatro al Újpest húngaro con los tantos de Navas, Ben Yedder, Sarabia y Franco Vázquez.

El conjunto húngaro volvió a recibir tres goles más del equipo andaluz cuando estos visitaron su estadio. Los tres tantos sevillistas fueron tantos de Sarabia, que hizo doblete y de Muriel. Este resultado catapultaba al Sevilla Fútbol Club a la siguiente ronda de la fase previa de la Europa League.

Le esperaba en la segunda ronda el Zalgiris Vilnius, de Lituania. En la ida, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, los sevillanos ganaron tan solo por un tanto a cero, obra de Banega tras un lanzamiento de falta. El Sevilla reservó todos los goles para la vuelta en el Vilniauis LFF stadionas, donde el público lituano fue testigo de cómo el Sevilla Fútbol Club vencía por cero a cinco. Todo ello gracias a los tantos de Nolito y Pablo Sarabia. Ambos por partida doble y Arana.

El conjunto del barrio de Nervión volvía a pasar de ronda y esta vez le tocaba el Sigma Olomouc de la República Checa. En la vuelta en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán el resultado final fue de tres (Gonalons, Nespor en propia puerta y Ben Yedder) a cero. Que se sumaba al cero a uno conseguido en el Andruv Stadion.

Ya en la fase de grupos, el conjunto dirigido por Pablo Machín ha logrado dos goleadas bastante considerables. La primera, ante el Standard de Lieja, en el Ramón Sánchez-Pzjuán. En ese partido, los sevillanos pasaron por encima de los belgas y le endosaron un cinco a uno. Banega, tras el lanzamiento de dos penaltis. Franco Vázquez, Ben Yedder y su doblete fueron los artífices de los goles.

Los goles siguen

La más reciente, en la última jornada europea del pasado jueves. El electrónico reflejaba un seis a cero a favor de los pentacampeones de la Europa League. Frente al cero del Akishar Belediyespor.

Todos estos resultados nos sirven para ver el buen momento por el que atraviese el Sevilla Fútbol Club. Tan bueno que de momento puede pelear el primer puesto de la liga y el pase a la siguiente fase de la Europa League lo tiene prácticamente asegurada. Todo esto a la espera de que arranque la Copa del Rey. Donde también quieren hacer un buen papel los hombres de Pablo Machín.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here