Real Madrid y Barça: Los pies en la tierra

Los madridistas se marcharon muy satisfechos por el gran partido que realizaron mientras que los blaugranas no pierden la calma a pesar de la hecatombe

Campazzo lanzando el triple desde su campo / @ACBCOM

El partido de ayer fue dominado claramente de principio a fin por el Real Madrid. El Barcelona Lassa no tuvo opciones en ningún momento de inquietar al equipo blanco. El resultado tan abultado fue sorprendente teniendo en cuenta lo que vimos en ACB hace unas semanas. No obstante, no deja de ser un partido más y, por ello, los hombres de Pesic mantienen la cabeza fría y son conscientes de que la mejoría ha sido notable como para poder competir por todos los títulos importantes de la temporada.

Jugadores de ambos equipos atendieron en zona mixta a los medios de comunicación allí presentes, entre ellos ‘Capital Deporte’. Las caras de los jugadores lo decía todo. La cara y la cruz, la felicidad frente a la resignación, pero ambos con la mirada puesta en los siguientes partidos.

La clave del Real Madrid, la concentración durante todo el partido

Tavares entre toda la defensa / ACB.com

Edy Tavares subrayó que el principal factor para llevarse la victoria fue mantener la intensidad y la concentración en todo momento algo que no sucedió en el encuentro en ACB en el Palau. “He visto al equipo muy concentrado desde el principio hasta el final. En el otro partido no nos fue bien porque no estuvimos concentrados y hemos corregido los errores que tenemos que corregir y así se ha visto como ha sido el partido”

Es curioso ver que los tres últimos partidos en ACB y en Euroliga en ambos equipos han caído siempre para un lado diferente. En la competición doméstica las victorias fueron para el Barça mientras que en Europa han sido para el Madrid. Tavares añade que “además siempre ha sido después de perder contra ellos. El hecho de aprender y de corregir los errores y que el siguiente partido sea Euroliga lo dice todo”.

Trey Thompkins fue el máximo anotador del Real Madrid tras una segunda parte fantástica. El ala-pívot blanco se marchó a casa con diecisiete puntos en su casillero y siguió la misma línea que Tavares. “Sabíamos que si no estábamos concentrados en todo el partido el partido se nos iría. Reboteamos, defendimos, anotamos, mantuvimos al máximo la intensidad y así nos llevamos el partido a nuestro favor”.

El uno contra uno, la debilidad del Barça

Randoplh contra Singleton / realmadrid.com

Pierre Oriola fue el encargado de explicar las claves por las que su equipo fue superado por su rival. Visiblemente decepcionado, pero dejando claro que no debe cundir el pánico, el capitán del Barça hizo una reflexión muy clara sobre lo que se vio en el campo: “Ha sido un partido nefasto, un accidente, pero ni antes éramos tan buenos ni ahora somos peor equipo. Su uno contra uno ofensivo y defensivo nos ha matado. Cada vez que llegaban a pintura encontraban tiros abiertos y no han fallado”.

A medida que el marcador ha ido aumentando anímicamente los hombres de Pesic se vinieron abajo. “Nosotros nos fuimos haciendo más pequeños y ellos apretaron más en defensa hasta que la diferencia ha sido inalcanzable”. Por otro lado, Kevin Seraphine también explicó que “cuando un equipo mantiene la máxima intensidad durante cuarenta minutos especialmente en defensa y tú sigues con la misma no hay capacidad de reacción”.

Laso y Pesic, valoraciones muy distintas

Los dos entrenadores ofrecieron reflexiones y opiniones muy distintas. Por un lado, el entrenador del Real Madrid, Pablo Laso destacó por encima de todo la solidez. “Hemos hecho un trabajo muy sólido durante cuarenta minutos. Defensivamente hemos estado muy bien colocados, hemos jugado bien ofensivamente buscando siempre el hombre abierto, sin ser brillante ha sido un partido bastante sólido”.

Por otro lado, el técnico del Barcelona Lassa, Svetislav Pesic, fue muy autocrítico y resaltó que su equipo perdió porque “el Madrid jugó un baloncesto excelente, pero en los primeros veinte minutos ayudamos a su juego y no estuvimos al nivel que se necesita, mi sensación es que no estuvimos preparados para jugar este partido físicamente”.

Concentración, solidez y defensa, en esas tres palabras resumen tanto jugadores como entrenador del Real Madrid las claves de la victoria. Por otro lado, la falta de preparación física, el uno contra uno y la intensidad las claves de la derrota para técnico y plantilla del Barcelona. El Clásico Real Madrid-Barcelona de la Jornada 12 de Euroliga es ya historia. Borrón y cuenta nueva para los azulgranas que continuarán su defensa del liderato en ACB ante el Unicaja y los blancos se enfrentarán al Breogán para seguir su estela.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here