El Real Madrid busca superar a su bestia negra

Gracias a los últimos encuentros, derribó esa barrera, empatando el número de triunfos para cada equipo

Isco y Ribery en la última eliminatoria de Champions entre Real Madrid y Bayern / Real Madrid

El Real Madrid tiene en el Bayern de Múnich el último paso para llegar a su tercera final consecutiva de Champions. Un equipo que en muchas ocasiones ha dejado al equipo blanco a un paso de las finales. Y que esto, añadido, a la posibilidad de dar la vuelta un récord, son añadidos que hacen de este encuentro algo muy especial para el equipo blanco.

Gracias a los dos últimos encuentros que han disputado ambos equipos, el ‘Madrid’ consiguió que el número de victorias tuvieran el mismo número para cada equipo. De los 24 partidos, doce se lo han llevado cada uno de ellos, por los dos encuentros que acabaron en el mismo resultado de empate, a uno.

Difícil comienzo de duelos para el Real Madrid en Champions

El primer enfrentamiento tuvo lugar en la Semifinales de la, entonces, Copa de Europa de la temporada 1975-76. Empate. El equipo blanco sería derrotado en la vuelta. Y, por tanto, eliminado. La siguiente ocasión de duelo, volvería a ser en semifinales. De la 86-87. Un abultado resultado de cuatro a uno, impediría dar la vuelta al resultado en el Bernabéu al equipo blanco. De hecho, es recordado amargamente no solo por el resultado sino por la expulsión de Juanito. En Chamartín un solitario gol de Santillana no valía para derrocar a un equipo que empezaba a ser un rival irreductible para el madridismo. Conseguirían darle la vuelta un año después. Un tres a dos era remontado por otro dos a cero en Champions. Esta vez la eliminatoria sería en Cuartos de Final

“La eliminatoria de 1986 es tristemente recordada por el pisotón de Juanito a Mathäus”

En Chamartín un solitario gol de Santillana no valía para derrocar a un equipo que empezaba a ser un rival irreductible para el madridismo. Conseguirían darle la vuelta un año después. Un tres a dos era remontado por otro dos a cero en Champions. Esta vez la eliminatoria sería en Cuartos de Final.

Comienzan las victorias madridistas

No volverían a verse las caras hasta la campaña 1999-2000. En cuatro ocasiones se vieron las caras. Y solo en una consiguió el Real Madrid vencer. Un dos a cero que daría la posibilidad de llegar a la final de Champions, y ganarla al Valencia. El equipo con el portero Oliver Kahn y Effemberg como grandes estandartes no consiguieron darle la vuelta. Dos a uno final en el Olímpico. Algo que sorprendió y mucho vistas las dos victorias obtenidas por el equipo alemán en la Fase de Grupos. Dos a cuatro y cuatro a uno para los de Baviera.

La siguiente campaña serviría al ‘Bayern’ para devolver la eliminación anterior. Volviendo a enfrentarse a un paso de la Final de Champions. Y que vencerían, como el equipo blanco la edición anterior, al Valencia. Y volverían a enfrentarse al año siguiente. Esta vez en Cuartos. Un dos a uno en casa a favor de los germanos fue dada la vuelta por los madridistas con un dos a cero en casa. La novena estaba cerca. Y se consiguió.

Vuelta del Bayern y comienzo de una época

En la 2003-04 volvieron a verse las caras. Y el Real Madrid les apeó en Octavos. Empate en Múnich y victoria local por la mínima en Concha Espina. Los cuatro siguientes enfrentamientos apearían al equipo español en Octavos y Semifinales de Champions. 2006-07 y 2011-12 fueron las ediciones. La última recordada por la tanda de penalties que jugadores de la calidad de Kaka, Sergio Ramos o Cristiano errarían dando la clasificación a un Bayern entrenado entonces, como ahora, por Jupp Heynckes.

Kaká. Fuente: realmadrid.com
Presentación Kaká Real Madrid. Fuente: realmadrid.com

Pero esa victoria por dos a uno que permitía el empate, a pesar de los resultados en la pena máxima, sirvió para ser la primera de las cinco consecutivas que lleva el equipo blanco. Y es que los siguientes encuentros disputados en Semifinales y Cuartos, todas ellas han sido con resultado victorioso para el Real Madrid. En dos ediciones distintas, 2013-14 y 2016-17. Pero con final similar para el club. Campeones de Champions. El rival era el mismo pero dos entrenadores distintos. Y, se podría decir, con un sabor distinto. En la 13-14 el equipo del Allianz lo entrenabar Guardiola y en 2016, Ancelotti. Un entrenador apreciado por la plantilla.

Ahora vuelve el equipo a estar a un paso de la final. Ante un equipo importante en Europa, y especialmente en su país. Como sucede con el Real Madrid. Y lo hace, como se ha dicho anteriormente empatado a triunfos con el rival en los duelos históricos. Y hoy el entrenador es Jupp Heynckes, un entrenador que no solo dejó al equipo blanco a un paso de la Final. Fue el entrenador de la Séptima.

Sergio Ramos celebra un tanto
Sergio Ramos celebra uno de sus tantos ante el Bayern. Fuente: realmadrid.com

Un paso para la historia

Un valor añadido para este duelo que tendrá lugar primero en Múnich y terminará en Madrid. Un enfrentamiento que no solo dirá cual de los dos es el que será finalista. Sino que para el Real Madrid es un  ‘Todo o nada’. El campo dictará sentencia para un equipo que podría seguir haciendo historia. O comenzar una diatriba sobre si el equipo se ha de reformar o continuar de nuevo con los que han escrito una nueva etapa en Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here