Real Madrid 2018: Más sombras que luces, pero de nuevo en la cima

El equipo blanco, tras un año bastante irregular con las marchas de Zidane y de Cristiano por medio, ha finalizado el 2018 alcanzando la gloria en la Champions y en el Mundial de Clubes por tercer año consecutivo

El Real Madrid levanta la decimotercera / realmadrid.com

El 2018 será historia en apenas tres días. En este pequeño periodo de descanso por las navidades es momento de hacer balance de estos doce meses para el Real Madrid. El año se ha cerrado de la mejor manera posible con el éxito del Mundial de Clubes al cual se suma la hazaña histórica de la tercera Champions consecutiva. Florentino Pérez resumió el 2018 como “el año de la decimotercera en fútbol y la décima en baloncesto”.

Por otro lado, también ha sido un año complicado y de momentos duros. Las marchas de Cristiano Ronaldo y de Zidane, el fiasco en Liga y Copa, tres entrenadores o el asunto Isco son ejemplos de situaciones controvertidas que han rodeado al conjunto blanco. 2018 ha sido peor que 2017, pero el éxito se ha vuelto a lograr.

Campeones de Europa y del Mundo

El Real Madrid gana el Mundial de Clubes / realmadrid.com

Dos títulos en 2018, la Champions y el Mundial de Clubes. Lo que parecía que iba a ser una temporada en blanco tras perder la Liga en noviembre y el fracaso en Copa ante el Leganés acabó de la mejor manera. Esa victoria en Kiev ante el Liverpool fue la culminación de un hecho histórico. Tres Copas de Europa consecutivas, la culminación del proyecto Zidane, nueve títulos en dos años y medio.

Los jugadores lo apostaron todo a la Champions, a una única bala y todo salió bien. PSG, Juventus, Bayern y Liverpool sucumbieron ante un Cristiano Ronaldo de nuevo máximo goleador y a unos decisivos Bale y Benzema en la final. La última de la BBC. Cuatro Champions y cuatro Mundiales de Clubes en cinco años, un hito que no ha logrado nadie hasta ahora. A pesar de las tormentas, de los obstáculos y del bajón con respecto a 2017, el Real Madrid ha escrito un nuevo capítulo brillante en la historia de Europa.

El adiós de Zidane y de Cristiano

Dos bajas de las cuales el Real Madrid no se ha repuesto todavía. La marcha del entrenador que hizo posible el ciclo más exitoso del conjunto blanco en lo que llevamos de Siglo XXI y la del máximo goleador de la historia del Club. Las dos piedras angulares sobre la que han girado estos nueve títulos en dos años y medio.

Zidane le cambió la cara al Real Madrid, de la depresión al ‘estrellato’, esas tres Champions seguidas más los cinco títulos de 2017 que convirtieron este año en el mejor de la historia blanca. Nueve títulos en dos años y medio que le convirtieron en el segundo entrenador blanco más laureado solo por detrás de Miguel Muñoz. Una semana después, el entrenador francés anunciaba su adiós justificando que no se veía capaz de sacarle más rendimiento a la plantilla. El madridismo se quedó helado y la cara de Florentino Pérez fue un poema, el fin a un ciclo tirunfal.

El siguiente en decir adiós fue Cristiano Ronaldo. Si bien ya lo dejó caer tras la final en Kiev, a mediados de julio se anunció la marcha del portugués a la Juventus. Las controversias y desavenencias entre el jugador y el presidente provocaron su salida. El gol del Real Madrid, el mejor o segundo mejor jugador de la historia del Club se convertía en pasado. La garra, el liderazgo, el esfuerzo, el sacrificio y el hombre que ha portado la bandera madridista desaparecían.

El fugaz Lopetegui, el Balón de Oro de Modric y los rumores

La contratación del sustituto de Zidane, Julen Lopetegui, provocó un terremoto en la Selección y en todo el país por producirse tan solo tres días antes de que España iniciase su andadura en el Mundial. Al día siguiente fue despedido. Todo lo que se dijo y sucedió en los días posteriores ya es de sobra conocido. Los 136 días de Lopetegui en el banquillo blanco se transformaron en una de las peores épocas del Real Madrid.

La derrota en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid, el 5-1 en el Camp Nou, noveno en Liga y un equipo mermado física y anímicamente. Estas fueron las justificaciones para prescindir del exseleccionador español. Solari ha tomado el relevo y las cosas han mejorado. Ya ha obtenido su primer título como entrenador con ese Mundial de Clubes. Sin embargo, la sensación es que no se termina ver al equipo a pleno rendimiento. Hay mucho trabajo por delante y mucho que mejorar para pelear por los grandes títulos.

Modric Balón de oro / realmadrid.com

Por otro lado, en estos últimos meses, han salido informaciones que apuntan a la posible marcha de jugadores emblemáticos como Marcelo o Modric a la Juve y al Ínter respectivamente. La falta de compromiso de Bale y el problema con Isco han generado cierta preocupación en la directiva. El croata ha logrado ganar el Balón de Oro tras una temporada mágica. El Club se rajará las vestiduras por retenerle. Con Marcelo, parece que la historia será igual. En el caso de Bale y de Isco están colocados en la rampa de salida. Será difícil que los dirigentes madridistas hagan mucho esfuerzo por ellos.

Lo que suceda en 2019 será completamente diferente. Año nuevo, vida nueva. El 2018 ha regalado muchas dificultades y muchos obstáculos que superar al Real Madrid para seguir ganando. A pesar de todo, el 2018 será recordado como el año de los récords en Europa y en el Mundo. Un año inolvidable en el que el Real Madrid ha incrementado aún más su leyenda en fútbol y….. en baloncesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here