Peter Bosz, una bocanada de aire fresco para el Leverkusen

Con la llegada de Peter Bosz se espera que el Leverkusen mejore su estilo de juego y se meta en la pelea por los puestos europeos

Luego de un paso caótico por la Bundesliga el entrenador holandés vuelve con ganas de reivindicarse.

El fútbol actual es conocido por su sorprendente falta de procesos y por ende despidos de entrenadores. Esto se da por varios factores como jugadores que no entienden los planteamientos, falta de tiempo o de espíritu. A pesar de que el juego del Leverkusen comenzaba a levantarse de a poco, para los directivos del club lo hecho por Herrlich no fue suficiente. Esto hizo que al club alemán desembocase Peter Bosz y así levantar a un Leverkusen errante.

El entrenador neerlendés ya es conocido por un paso un poco errado por el Borussia Dortmund. Dicho paso estuvo marcado por derrotas y desentendimientos en el vestuario los cuales desencadenaron la salida del entrenador a principios de año. Sin embargo la llegada del holandés deja varias interrogantes.

Leverkusen y un inicio de temporada con resultados irregulares

Si bien la temporada pasada de la mano de Herrlich el club acabó en el quinto lugar, a inicios de esta se esperaba una mejoría. A pesar de la partida de Leno, una de sus máximas figuras el club aún podía remar con lo que tenía. Sin embargo durante la pretemporada se notaba un equipo débil y falto de fútbol.

En general muchos le restan importancia a los partidos o torneos de pretemporada. Pero lo que pasa actualmente con el club alemán es una muestra de que estos partidos son un espejo enorme. Reflejan lo que podrá ser el rendimiento del equipo en caso de no mejorar los errores cometidos durante los partidos.

Herrlich no corrigió esos errores cuando aún era tiempo de arreglarlos, dejando así un equipo muy vulnerable. Esto hizo que el club tuviese un comienzo estrepitoso que lo llevase a estar entre los puestos inferiores.

Un despertar tardío que terminó en la dimisión del técnico

Luego de un comienzo de temporada totalmente malo en juego y en resultados. El equipo de a poco estaba jugando bien y desarrollando un buen fútbol en todos los sentidos. La victoria ante el Berlín en la última fecha fue una muestra de que el club se levantaba de a poco.

Pero esto no fue suficiente para detener la partida de su entrenador y con ello dejando en el aire una ola de dudas. Debemos tener en claro que cuando un entrenador se va los procesos terminan y con la llegada de otro comienzan nuevos. Si bien el proceso desarrollado por Herrlich no fue algo grande este estaba renaciendo.

Aquí la pregunta clara es si Bosz podrá fabricar en poco tiempo un proceso firme y entendible para levantar al Leverkusen. Es una tarea difícil la cual por la posición en la que se encuentra el club y por lo que representa.

Un historial que no ayuda en nada a la credibilidad del entrenador

Si bien el fútbol se desarrolla en la cancha, el historial de Bosz no es nada laureado o grande para un club como el Leverkusen. Un paso sin pena ni gloria por la Erediviese en donde solo es recordado por su estadía en el Ajax, hacen que sea una gran duda para el fútbol del Leverkusen.

Sumando que hace poco salió por la puerta de atrás del Dortmund, nos hace pensar que no está a la altura de las circunstancias. A pesar de estas dudas y estadísticas esperamos por el bien del Leverkusen que Bosz ponga en práctica el fútbol total holandés. Ya que para un sistema como la Bundesliga será un fútbol que lo saque de muchos apuros en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here