División Sureste: El paso al frente de los Wizards

Con tres equipos en recontrucción, este debería ser un territorio dominado por los capitalinos. No obstante, los Heat ya les superaron en la pasada temporada

División Sureste NBA | Hornets y Wizards
Wall y Kemba, las dos grandes superestrellas de esta división | Foto: nba.com/wizards vía Getty Images

Luce como uno de los cuadros menos atractivos de la NBA. Wizards, Heat, Hornets, Hawks y Magic conforman una División Sureste poco competitiva de cara a playoffs. Tres proyectos de futuro, uno estancado y otro con dudas no parecen ser los mejores alicientes. Sin embargo, ha habido algún movimiento destacable durante el verano.

Miami Heat

Los más activos por Jimmy Butler, aunque las altas y exageradas pretensiones de Minnesota rompieron las negociaciones. Son el equipo que menos se ha movido de toda la liga. El bloque de la campaña anterior se mantiene intacto. Aun así, no sería extraño que acabaran firmando algún traspaso una vez empezada la temporada. Un caso que podría darse con Hassan Whiteside, cuyo rol de estrella nunca se llegó a dar a pesar de su elevado salario (25M). Una salida que allanaría el camino de Bam Adebayo, que ha demostrado estar preparado en pretemporada.

Con Erik Spoelstra a los mandos, se ha demostrado que pueden llegar más allá de lo previsto. Vienen de liderar la División Sureste con 44 victorias y, en el que será el último baile de Dwyane Wade, quieren volver a llegar a la postemporada. A partir de ahí, todo será un regalo para un equipo liderado por Goran Dragic que recupera para la causa a Dion Waiters. Eso sí, desprovistos de rondas y con elevados y extensos contratos, el proyecto de South Beach tiene difícil seguir prosperando.

Washington Wizards

Las 43 victorias de la pasada temporada sabieron a poco. John Wall y Bradley Beal pueden dar más de sí. Para ello, en este verano han reforzado tanto el quinteto como el banquillo. Dwight Howard llega tras ser traspasado a Brooklyn y ser cortado por los Nets. Un movimiento sorprendente que se inició desde Charlotte tras una muy buena temporada en los Hornets. Si mantiene ese nivel, pívot titular idóneo para jugar con cuatro jugadores abiertos.

Mientras, desde la segunda unidad cobrarán protagonismo Austin Rivers y Jeff Green. El ex de los Clippers llega para dar minutos de descanso y de calidad tanto a Wall como a Beal. Un recambio necesario que aportará puntos y organización al lado de Tomas Satoransky. Por parte de Green, también es un buen anotador que, a sus 32 años, se ha revalorizado y mucho en su paso por los Cavs de LeBron. Estos Wizards deben ir a más… y Otto Porter también. Deben liderar esta División Sureste.

https://www.nba.com/wizards/sites/wizards/files/img_4723.jpg
Howard durante su presentación con los Wizards | Foto: nba.com/wizards

Charlotte Hornets

Un sinsentido. Decidieron traspasar a Howard para terminar recibiendo uno de los contratos más tóxicos de la NBA: Bismack Biyombo. Ahora mismo están en tierra de nadie, sin entrar en playoffs y sin un proyecto sólido para el futuro. Han traído a Tony Parker junto al nuevo y debutante técnico, James Borrego, asistente de Popovich en los Spurs. Aun así, la situación es de clara reconstrucción en un equipo que cuenta con un único referente en Kemba Walker.

El base All-Star llevará todo el peso de la franquicia, tal y como ha hecho prácticamente en toda su carrera. Siguen arrastrando los contratos de Nicolas Batum, Marvin Williams, Michael Kidd-Gilchrist o de Cody Zeller, por lo que no se descartan más movimientos. Sus objetivos dependerán del nivel de Walker y de lo que puedan aportar jugadores como Jeremy Lamb, Malik Monk, Frank Kaminsky, el rookie Miles Bridges o Willy Hernangómez, que arranca el curso con la oportunidad de disfrutar de muchos minutos. Pueden ser una de las sopresas o uno de los desastres de esta División Sureste.

Orlando Magic

Tuvieron un arranque ilusionante en la temporada anterior, pero resultó ser otro espejismo de una franquicia que no levanta cabeza desde la marcha de Dwight Howard. Para la presente llega, precisamente, un pívot. Este es Mo Bamba, número seis del Draft. Un 2’13 con capacidad para anotar de tres que, en un par de años, debería ser el buque insignia de un proyecto que quiere dejar de ir a la deriva.

Los playoffs son un objetivo realista, siempre teniendo en cuenta que la Conferencia Este tenga el bajo nivel que se le presupone. Aaron Gordon deberá dar un paso adelante tras su costosa renovación mientras asumen el salario de Mozgov. Un movimiento difícil de entender para una franquicia que necesita el máximo espacio salarial posible. Aparte, siguen sin un base de garantías tras vender durante el curso anterior a Elfrid Payton a cambio de una seguda ronda. Inexplicable lo que sucede en Florida. Todo lo que sea mejorar ese récord de 25-57, bienvenido sea.

Atlanta Hawks

El proyecto de recontrucción más sólido de esta División Sureste. Los de Georgia no aspiran a nada más allá de seguir desarrollando a sus jóvenes promesas. Trae Young llega como la estrella del mañana en el puesto número cinco del Draft. Una elección no exenta de polémica, pues dejaron pasar a Luka Doncic para servir el debate desde el minuto uno. Pero el base de la universidad de Oklahoma, con un perfil muy parecido al de Stephen Curry, parece una apuesta segura.

Junto a él, destacan Taurean Prince, que se confirmó como un muy buen jugador en la pasada campaña, y John Collins, que podría perderse toda la temporada por lesión. A su vez, llega Jeremy Lin para ser el backup de Young; y hace lo propio el veterano Vince Carter, que aparte de dar minutos de calidad a sus 41 años, también será un buen mentor para los más jóvenes. Por su parte, Kent Bazemore podría acabar saliendo traspasado (sonó muy fuerte para Rockets) y así allanar el camino para otro novato con excelente mano de tres: Kevin Huerter. Sin duda, los Hawks quieren a sus propios Splash Brothers.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here