Miramón, Badía y Yoda: Los pilares de un Reus salvado antes de hora

A falta de tres jornadas, los de López Garai han conseguido la permanencia de manera matemática gracias a su brillante rentabilidad de los escasos goles anotados

Celebración del gol del pasado fin de semana frente al Tenerife / La Liga

El Reus ha conseguido ya su objetivo a falta de tres jornadas para el final de la presente campaña. Seguirá en la liga de plata, al menos, un año más. Tras algunos baches en diferentes momentos de la temporada, ha sellado su presencia al año que viene. Gran parte de la culpa de ello son la solidez defensiva y el aprovechamiento de sus goles.

El Reus es el segundo equipo que menos goles marca en la Liga 123. Por detrás del Sevilla Atlético, y compartiendo segundo puesto con el Alcorcón, el Reus suma tan solo 30 goles en 39 jornadas. A pesar de ello, ha conseguido 52 puntos. Los de López Garai saben cómo aprovechar sus goles.

En la propia portería, más de lo mismo. Para ser un equipo que iba a luchar hasta el final por salvarse, tan solo ha concedido 36 goles. Siendo así el cuarto equipo con menos goles en contra de la segunda división. Y esa solidez en la parte de atrás, le ha llevado al club catalán a lograr la permanencia tres jornadas antes del final.

Edgar Badía, un seguro en la portería

Gran parte de la culpa de los buenos resultados conseguidos por el Reus, la tiene el cancerbero. En su quinta temporada en el club, sigue siendo fundamental en los planes de cualquier míster. Ya el año pasado fue uno de los porteros más destacados, de los que menos goles recibió. Y eso le llevó a estar en boca de muchos. Le llegaron muchas ofertas de equipos de segunda y alguno de primera, pero el Reus logró quedárselo.

A pesar de su escaso 1,80 metros de altura, es uno de los mejores porteros de la categoría. Y sus grandes actuaciones le ha llevado a López Garai a lograr la permanencia en su primera temporada como entrenador.

Miramón, el pulmón del Reus

En su segundo año en el club catalán, Miramón se ha ganado a la afición. Llegó como mediapunta o jugador de banda del Leganés que logró subir a primera. Pero ya el año pasado, debido a las lesiones de compañeros, el de Zaragoza jugó reconvertido en el lateral.

Este año ha hecho un gran papel en ese lateral derecho. Constantes incorporaciones en ataque, y rápidas reculaciones para ayudar en defensa, son su habitual cada partido. Además, para jugar en la defensa, ha logrado dos tantos y tres asistencias. El último gol, lo consiguió este pasado fin de semana frente al Tenerife.

Karim Yoda, peligro constante

Su llegada al club rojinegro estuvo condicionada por la lesión de Ricardo Vaz. El francés, llegó cedido por el Getafe a finales de octubre tras la rotura de ligamentos del extremo español. Y ha conseguido que el Reus no lo echase mucho de menos en el césped.

Ha disputado 21 partidos, en los que ha logrado solamente dos asistencias. A pesar de los números, el extremo es un quebradero de cabezas para las defensas rivales. Su tónica: encarar constantemente a los rivales, y dejarlos atrás.

Badía, Miramón y Yoda, tres jugadores clave en un Reus que ha logrado el objetivo antes de hora. La temporada que viene será la tercera consecutiva en la categoría de plata. Y poco a poco, va formando un bloque de jugadores importantes para tratar de aspirar a objetivos más ambiciosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here