El mejor tridente de Europa está en Frankfurt

El trío formado por Haller, Rebic y Jovic, el más letal del viejo continente, está llevando al Eintracht de nuevo a la zona alta de la Bundesliga

Los tres componente del ataque del Eintracht | Página oficial del Eintracht Frankfurt

Cuando pensamos en ataques, siempre se nos vienen a la cabeza aquellos de los equipos punteros. Es imposible no remarcar los tríos formados por Ronaldo, Bale y Benzema, Messi, Suárez y Neymar, o Robben, Ribéry y Lewandowski, que eran los más temidos de Europa durante los últimos años. Pero los cambios acaban llegando, la gente va y viene, y también se envejece. El lujo de tener el mejor tridente de Alemania y uno de los más peligrosos de Europa ya no lo tiene el Bayern, tampoco Borussia Dortmund o Leipzig, ahora reside en Frankfurt.

La verdadera arma del conjunto del Meno, que con Adi Hütter está haciendo olvidar a las pasadas campañas con Niko Kovac a los mandos, reside en su delantera. Entre Sebastian Haller, Luca Jovic y Ante Rebic las ‘águilas’ han sumado 24 goles en las trece jornadas que llevamos de Bundesliga. Es decir, un promedio de cerca de dos goles por partido. Una absoluta bestialidad a la que ningún equipo se acerca.

Haller, el eje de la ofensiva

Haller y Jovic celebrando uno de los goles del encuentro ante la Lazio | Página oficial del Eintracht Frankfurt

La clave del éxito reside en el hombre que vive en el centro, el galo Haller. Ya en su temporada como rookie demostró tener potencial para convertirse en un gran delantero, y en su segundo año está cumpliendo con creces. Dada su gran embergadura, que facilita su juego de espaldas, es el encargado de pugnar en la frontal, fijar a la zaga y abrir huecos que sus compañeros puedan aprovechar.

Además, es un jugador que sabe moverse dentro del área como pez en el agua, y sus dotes rematadoras son envidiables. Y por si fuera poco, su trabajo en labores defensivas y la conexión con los otros dos miembros hacen que sea imprescindible para las ‘águilas’. Nueve goles y siete asistencias lo avalan, registros que aún no le han hecho ser convocado con la selección francesa pero que no hacen más que llamar a la puerta de Deschamps.

Rebic, velocidad y creatividad

Ante Rebic celebrando su gol ante el Stuttgart | Página oficial del Eintracht Frankfurt

La explosividad y el descaro los pone el croata Ante Rebic, un jugador que tras un periplo sin pena ni gloria en la Serie A encontró su lugar en la orilla del Meno. Desde su llegada hace dos años ha visto una proyección inesperada para el club que le dejó ir, la Fiorentina. Fue pieza fundamental para Kovac, que le dio la titularidad y respondió con creces, con un techo que rompió en la final de la pasada DFB Pokal.

El internacional croata es un extremo hecho para la Bundesliga. Presiona, define con frialdad, saca jugadas de situaciones en las que parece imposible y no duda en asistir a sus compañeros cuando ve el pase. No es de extrañar que tenga libertad total para moverse por el campo, ya que es un hombre capaz de marcar diferencias y cuya capacidad de liderazgo tanto dentro como fuera del césped cautiva a la hinchada.

Jovic, el diamante en bruto

Por último, nos encontramos al jugador más joven del tridente pero también el mayor anotador, Luka Jovic. Aquella promesa que no terminó de explotar en el Benfica y que Hütter ha logrado exprimir para convertirla en uno de los delanteros más efectivos del continente. Que un chaval de 20 años sea el máximo goleador del campeonato con diez dianas es algo fuera de serie.

¿Su secreto? La capacidad de rematar cualquier balón que se acerca a sus botas, le venga de donde le venga. El joven serbio nunca tiene miedo a intentarlo, algo negativo cuando encadena varios disparos defectuosos pero que se olvida cuando tiene actuaciones como la de su manita al Fortuna Düsseldorf. Si es capaz de regular más su mirilla, podemos estar ante uno de los arietes más codiciados dentro de unos años.

Luka Jovic en el encuentro ante el Fortuna Düsseldorf | Página oficial del Eintracht Frankfurt

La estadística no hace más que dar la razón. Tan sólo seis de los treinta goles anotados por el Eintracht Frankfurt han procedido de botas ajenas a las de su tridente, y no es de esperar que siga siendo la tónica durante toda la campaña. No hay techo que pueda detener a estos tres, que han llevado al conjunto del Meno a situarse en la quinta plaza de la tabla y ser los reyes de su grupo en Europa League. Con una ofensiva así nadie puede echar de menos a Kovac.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here