Lopetegui, el encargado de renovar un estilo campeón

El seleccionador ha conseguido renovar en estos dos años a un equipo que actualmente aspira a llegar a lo mas alto en el Mundial

Julen Lopetegui en un entrenamiento de la Selección/ Sefutbol.

Lopetegui pronto cumplirá dos años a cargo de la selección. Desde que dejara su cargo Vicente del Bosque en 2016, el técnico vasco ha cogido las riendas del equipo. Tras los fracasos del Mundial 2014 y la Eurocopa 2016, el conjunto español debía someterse a un cambio. Julen sería el elegido para realizar la llamada “transición dulce” y devolver el sello de campeones.

La renovación del equipo

Lopetegui no se puso nervioso a la hora de descartar jugadores veteranos. Futbolistas como Fábregas, Juanfran, Villa, Fernando Torres, Iker Casillas… Este último fue el más sonado. El que fuera hasta la fecha capitán de la selección ya venía de formar la polémica en la última Eurocopa. Al parecer, el portero no estaba dispuesto a acudir de suplente a las citas del conjunto nacional. Julen, sabedor de esto, charló personalmente con Iker para trasmitirle que su portero era De Gea. No sabemos cuales fueron sus palabras, pero el portero del Oporto nunca volvió a una convocatoria.

Thiago con el balón ante Suiza/ SeFútbol

Se apostó por jugadores emergentes. Lopetegui había estado al mando de la selección Sub 21 pocos años antes. El técnico conocía perfectamente a esos jugadores y decidió darles la confianza a ellos. Propuso mezclar un poco de veteranía con la juventud.  Conservó cierta base de aquel equipo campeón y reforzó con aire fresco las posiciones que necesitaba el equipo. Consolidó a jugadores como Koke, Thiago o Isco en el once titular. Completó la lista con jugadores emergentes como Saúl, Aspas, Rodrigo, Asensio o Lucas Vázquez.

Esquemas alternativos y variaciones tácticas

Durante la clasificación y los amistosos disputados, Lopetegui varió en muchas ocasiones el esquema de juego. Ha utilizado diferentes formaciones, distintos planteamientos. Ha creado alternativas según requerían los partidos y ha aportado cosas nuevas al equipo.

Por una parte, ha utilizado el 4-4-2 para tener dos referencias arriba. Por aquel entonces, Diego Costa y Morata eran quienes fijaban los centrales para facilitar la llegada de los centrocampistas. También ha llegado a plantear esquemas muy ofensivos como 3-4-3. Este sistema lo utilizaba para partidos ante selecciones encerradas atrás. Sabiendo que la mayoría del partido se iba a jugar en campo rival, optaba por alinear jugadores más ofensivos. Otra alternativa fue la del falso 9, como aquel partido ante Italia en el Bernabeu. Posiblemente el mejor partido hasta la fecha. Juntó a un equipo de jugones y recordó a aquella España intratable y goleadora.

Iniesta conduciendo el balón ante un defensa suizo/ SeFútbol

Actualmente, Lopetegui utiliza casi siempre el 4-3-3. De Gea es el portero indiscutible. Piqué y Ramos los centrales rocosos. Jordi Alba y Carvajal serán los laterales ofensivos. Busquets será el ancla y le acompañaran dos jugadores en las alas del centro del campo. Iniesta será fijo, mientras que Koke y Thiago optaran por el otro puesto. En la delantera le dará los costados a Isco y Silva, mientras que el papel de killer parece que será para Diego Costa.

Imbatidos hasta la fecha

Aunque al principio creó dudas, el tiempo le ha acabado dando la razón. Desde que cogiera las riendas del equipo, el conjunto español está imbatido y llega en un gran momento de forma a este Mundial. La Roja ha completado un grupo de clasificación casi perfecto. Con nueve victorias y tan solo un empate, el cosechado en Italia.

Los jugadores españoles celebran el gol ante Suiza / SeFútbol

Se ha demostrado la capacidad goleadora, 36 tantos son los que ha conseguido a su favor. Jugadores como Silva o Isco han aumentado su cualidad anotadora. Diego Costa es otro y ahora sí transforma mejor sus ocasiones. Otros jugadores como Aspas o Rodrigo se han sumado a la fiesta de goleadores. Todos juntos han aportado mucho gol a esta selección.

El bloque defensivo no ha sido peor, pues en esta fase el equipo tan solo ha encajado tres goles. Piqué y Ramos han vuelto a ser la pareja rocosa de La Roja, mientras que De Gea aún sigue dando recitales de paradas bajo los palos. Jordi Alba y Carvajal han mejorado sus aspectos defensivos, y el bloque en sí se ha compactado para defender en conjunto.

El Mundial será la prueba definitiva

España llega en un gran momento de forma. En sus últimos partidos ha recordado a aquella selección intratable. Dueña del balón, seria atrás y con capacidad de abrir espacios en cualquier tipo de partido. Aunque la última cita ante Suiza faltó gol, el equipo ha demostrado que crea ocasiones y que es capaz de golear a toda una Argentina como hizo en el Wanda Metropolitano hace unos meses.

La hora de la verdad ha llegado, en una semana La Roja debutará en el campeonato de Rusia. No sabemos a dónde llegará este equipo, pero Lopetegui ha demostrado lo que es capaz de hacer esta selección y ahora mismo no parece tener límites.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here