Leyendas del baloncesto español: Fernando Martín, el mito y el pionero

Fernando Martín, un mito y leyenda del baloncesto español que echó abajo todas las barreras y se atrevió a dar el salto a la mejor liga del mundo

Fernando Martín con la camiseta del Real Madrid
Fernando Martín con la camiseta del Real Madrid

Capital Deporte quiere mostrar de una manera cercana a todas las leyendas del baloncesto español. Ya sean de nacionalidad española o no. Solamente tienen que haber pasado por el baloncesto español y tienen que haber dejado huella de alguna u otra manera. Por ello, el indicado para empezar es una leyenda de nuestro baloncesto: Fernando Martín. Una leyenda del baloncesto español que se convirtió en mito debido a su temprana marcha.

Los inicios del mito

Fernando Martín nació en Madrid el 25 de marzo del año 1962 en el seno de una familia de clase media. Su madre, Carmen, era ama de casa, mientras que su padre era empresario en el mundo de la construcción y de la charcuería. Fernando Martín tuvo tres hermanos más, donde habría que destacar a Antonio, también jugador de baloncesto.

Comenzó a jugar al baloncesto a los 15 años, tras despuntar en otros deportes como balonmano o natación. A los 16 años de edad entró en la cantera de Estudiantes, tras haber vestido la camiseta del equipo de su colegio, San José del Parque. Curiosamente, y gracias a sus tremendas cualidades físicas y su extrema competitividad, ganó el Campeonato de España juvenil en Mataró y se colgó la medalla de bronce con la selección española en el Europeo de la categoría celebrado en Damasco.

Fernando Martín, con el número 5, con la camiseta de Estudiantes
Fernando Martín, con el número 5, con la camiseta de Estudiantes / Foto: Estudiantes

Curiosamente, esa selección española estaba dirigida por Aíto García Reneses. El compañero de Fernando Martín en la etapa de juvenil Ángel Goñi le definía como una mezcla de cuerpo, cabeza y corazón. Algo que, sin duda, le llevó a lo más alto del baloncesto.

Fernando Martín sigue creciendo en el baloncesto

Muchos eran los equipos que pretendían a Martín. Se abría un amplio abanico para tratar de hacerse con la sensación del momento. Desde el Joventut de Manel Comas hasta el Real Madrid intentaban hacerse con un jugador que prometía muchísimo y que apuntaba muy alto. Llegada la temporada 80/81, parecía muy difícil que Estudiantes lograra retener a Fernando Martín una temporada más.

Ese mismo año ya se consolidó como titular indiscutible en el Estudiantes, con tan solo 19 años. Un equipo que apuntaba altísimo con jugadores como Vicente Gil, Alfonso del Corral o Slab Jones. Estudiantes se quedó a las puertas del título liguero tras lograr el subcampeonato ante el Barcelona.

Fernando Martín, en el año 1980, con la camiseta de Estudiantes
Fernando Martín, en el año 1980, con la camiseta de Estudiantes / Foto: Twitter Gonzalo Vázquez (@GVazquezNY)

La progresión de Fernando Martín estaba siendo aboslutamente meteórica. La guinda del pastel de esa temporada fue la convocatoria por Antonio Díaz-Miguel para ir con la selección española absoluta al EuroBasket. Una curiosa anécdota se dio durante la preparación del torneo, donde Díaz-Miguel le dio un descanso a Martín para que disputara con Estudiantes el Campeonato de España junior, porque hay que recordar que Fernando Martín aún estaba en edad junior.

Una de las condiciones que puso el seleccionador para dejar salir a Fernando Martín es que volviera a la capital nada más terminar el torneo. Estudiantes acabó cuarto el torneo tras caer ante el Cotonificio del gran Andrés Jiménez en semifinales y ante el Barcelona en la final de consolación. Lo que Fernando no sabía a su llegada a Madrid es que no volvería a vestir la camiseta del equipo de la calle Serrano tras ese partido. Su futuro ahora era otro.

Martín cambia el azul por el blanco

Fernando Martín fichó por el Real Madrid, el eterno rival de Estudiantes, en el verano de 1981. En el conjunto merengue Martín continuó creciendo como jugador, pese a su juventud, y siguió consolidándose. Tal era el impacto de Fernando Martín en el Madrid que se hizo imprescindible, lo que le hizo ser uno de los mejores pívots de España.

Fernando Martín, con la camiseta del Real Madrid
Fernando Martín, con la camiseta del Real Madrid / Foto: Real Madrid

En el Real Madrid logró muchísimos títulos: 4 Ligas ACB, 3 Copas del Rey, 2 Recopas, una Copa Korac y un Mundial de Clubes. Aunque siempre se quedó con la espinita de darle una Copa de Europa al conjunto merengue, pese a lograr el subcampeonato en el año 1985, tras caer ante la Cibona de Drazen Petrovic.

Martín comenzaba a acaparar todas las miradas, incluso desde el otro lado del Atlántico. Ese mismo año, en el año 1985 se presentó al Draft de la NBA. Debido a ello, fue el primer español que se presentó al Draft y, posteriormente, sería el primero en jugar en la mejor liga del planeta. Fernando Martín fue seleccionado en la segunda ronda, concretamente en el puesto 38 por los New Jersey Nets.

Martín pelea por meter una canasta
Martín pelea por meter una canasta / Foto: Real Madrid

En ese verano, Martín estuvo en el campus de verano de los Nets y a su finalización le propusieron firmar un contrato no garantizado. Sin embargo, lo rechazó y prefirió seguir una temporada más en el Real Madrid. Como siempre, esa misma temporada, en la 85/86, logró unos números envidiables: 23,3 puntos y 6,9 rebotes para darle al conjunto merengue una Liga y una Copa. Sin embargo, parecía que los caminos del Real Madrid y Fernando Martín se separaban, aunque se volverían a unir mucho antes de lo que ambos esperaban.

El primer español y el segundo europeo en jugar en la NBA

Fernando Martín daba el salto a la mejor liga del mundo tras firmar con los Portland Trail Blazers. Tiraba la puerta abajo para jugar en la NBA, lo que le convertía en el primer español en hacerlo y en el segundo europeo en hacerlo tras Georgi Gluchkov. Sin embargo, pese a lograr un sueño, su estancia en Estados Unidos no iba a ser para nada fácil.

Fernando Martín, el día de su debut en la NBA
Fernando Martín, el día de su debut en la NBA / Foto: Twitter

Su debut en las canchas de la NBA se produjo el 31 de octubre de 1986 ante los extintos Seattle SuperSonics. En su estreno, Fernando Martín solo pudo disputar dos minutos y dos segundos, en los que no pudo anotar ningún punto. En la única temporada que estuvo en los Portland Trail Blazers solamente disputó 24 partidos. Su técnico por aquel entonces, Mike Schuler, no confiaba en los novatos, pues estos necesitan un tiempo de adaptación.

En esa campaña promedió un total de 0,9 puntos por encuentro, 1,2 rebotes y 0,4 asistencias en un promedio de 6,1 minutos por choque. Algo bajísimo para alguien de la categoría de Fernando Martín y con el hambre y las ganas de éxito que tenía el jugador español. No se lo pensó dos veces; el Real Madrid le ofreció un gran contrato para la época y regresó a España tan solo un año después de haber cruzado el charco. Con su regreso se acababa la aventura de Fernando Martín en la NBA.

Fernando Martín, con la camiseta de los Blazers
Fernando Martín, con la camiseta de los Blazers / Foto: ACB

Fernando Martín regresa al Real Madrid

En la temporada 87/88 Fernando Martín regresó al Real Madrid, donde quería volver a ser importante y dominante. Esta segunda etapa siempre estará marcada por los tremendos duelos que protagonizó junto con Audie Norris, jugador del Barcelona. Una rivalidad épica que ha trascendido a los tiempos y que se ha convertido en legendaria por la dureza con la que jugaban ambos.

Fernando Martín pelea con Audie Norris
Fernando Martín pelea con Audie Norris / Foto: Twitter

El Barcelona dominaba en España con grandes jugadores como Solozábal, el mítico ‘Epi’ o el mencionado Norris. Por ello, la segunda etapa como madridista de Martín fue menos fructífera. En la temporada 88/89 llegó otro capo al Real Madrid para tratar de revertir la situación: Drazen Petrovic. El croata solamente disputó una temporada y en la misma lograron una Recopa de Europa y una Copa del Rey.

Fernando Martín junto a Drazen Petrovic
Fernando Martín junto a Drazen Petrovic / Foto: Twitter

Un trágico fallecimiento

La vida de Fernando Martín llegó a su fin tras un grave accidente de coche en una incorporación de la M-30. El jugador iba a ver a sus compañeros, pues él no podía jugar por unos dolores de espalda, cuando debido a la excesiva velocidad de su vehículo perdió el control del mismo. Esto hizo que invadiera el carril contrario e impactara contra otro turismo, cuyo conductor sobrevivió.

Su muerte fue un duro golpe para todo el baloncesto español. Muchísimas personalidades de todo el mundo del baloncesto acudieron a su entreno, incluidos hipotéticos rivales como Juan Antonio Epifano o Audie Norris. Un trágico fallecimiento que le elevó a la categoría de mito del baloncesto.

El legado de una leyenda

Fernando Martín fue mucho más que el primer español en llegar hasta la NBA. Fue el jugador que derribó la puerta a muchos jugadores que hoy están triunfando como Pau Gasol. Todo un ejemplo para una generación que quedó marcada con su juego y su forma de concebir el baloncesto.

Una imagen para el recuerdo fue la participación de Rudy Fernández en el concurso de mates con la camiseta de Fernando Martín. Además, tal es su leyenda que pone nombre a la cancha del Baloncesto Fuenlabrada. Todo un mito del baloncesto que nos dejó demasiado pronto, pero que tiró la puerta para que muchos consiguieran cumplir sus sueños.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here