La Rosaleda ya conoce la derrota esta temporada

El Málaga encajó su primer traspié en su estadio ante el Granada por 0-1 por vez primera en esta campaña

Algunos futbolistas del Málaga en un entrenamiento / Málaga CF

La Segunda División española ya es conocida en todo el mundo por ser uno de los campeonatos más igualados que existen en el fútbol actual. Nuevas sorpresas se producen en cada jornada y tanto el valor como el esfuerzo de cada victoria es tremendo. Ningún equipo está a salvo de un mal partido que le condene a una derrota. O al revés, a veces con una actuación no demasiado buena puedes vencer al rival si no tiene el día.

El Málaga ha sido el último conjunto en experimentar esta sensación, la esencia de LaLiga 123. La Rosaleda todavía no había visto perder a su equipo en esta temporada hasta que llegó el pasado sábado. El derbi andaluz entre el Málaga y el Granada, dos aspirantes a todo en Segunda, se saldó con victoria nazarí por 0-1. Así, los de Muñiz sufrieron su primer revés en su estadio tras haber ganado los anteriores siete choques allí. Todo un fortín que logró destronar el Granada. Y es que, además, solo ha encajado dos goles en los ocho encuentros disputados en su feudo.

Segunda derrota consecutiva y cuarta en siete jornadas

El conjunto malagueño no pasa por un buen momento. Si su inicio fue tan espectacular como ilusionante, ahora se han apagado un poco sus luces. Cinco victorias en las cinco primeras jornadas con tan solo un tanto en contra hicieron ver las cosas muy fáciles al Málaga. Ahora, los blanquiazules acumulan dos derrotas consecutivas ante Extremadura y Granada, ambas por 1-0. Las alarmas de la eficacia goleadora también se han encendido en un equipo que no había tenido ese problema. Cierto es que se debía a su buena defensa en partidos con resultados ajustados.

Juanpi controlando el balón ante la presión de Montoro en el pasado Málaga – Granada / LaLiga

No solo es problema de dos jornadas, sino de siete. El Málaga llevaba un fantástico balance de siete victorias, un empate y una derrota en la jornada nueve. En cambio, a partir de la diez comenzó su caída libre. Desde entonces, dos victorias, un empate y, lo más doloroso, cuatro derrotas en las últimas siete fechas. Algo que le ha hecho bajar hasta la quinta plaza que, a pesar de mantenerle en playoffs, le aleja del ascenso directo, puestos en los se había acostumbrado a vivir.

Los próximos duelos antes del parón navideño dictarán sentencia en la ciudad andaluza. Y es que el conjunto de Muñiz se enfrenta a tres rivales directos como Mallorca, Cádiz y Oviedo. Tres rivales que actualmente se encuentran en su mejor momento de la temporada ya que encadenan varias jornadas sin perder. Difíciles compromisos, dos fuera y uno en casa, para un Málaga que espera volver a sonreír para Navidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here