OPINIÓN | La puerta, por favor

Cristiano Ronaldo se despide del Real Madrid por carta tras fichar por la Juventus

Cristiano Ronaldo dedicó al Santiago Bernabéu sus cinco balones de oro / Real Madrid

Por si hay algún despistado, Cristiano Ronaldo se marcha del Real Madrid. Sí, sí. Intente no ponerse triste ni tampoco muy alegre. Son cosas de la vida y del negocio este al que se empeñan en llamar deporte.

Cristiano es ese jugador que no necesita presentación. A él le gusta hablar en el campo ya sea durante o justo después del partido. Esto último le gusta bastante. Incluso es un hombre capaz de hacer historia en uno de los clubes más importantes del mundo. Convertirse en el máximo goleador del Real Madrid con 451 goles en 438 partidos. Sumar 16 títulos y unos cuantos Balones de Oro, otras tantas Botas de Oro y algún The Best. Según cuentan el tipo es  bastante bueno en lo suyo.

Algunos se pueden escudar en que fue bonito mientras duró. Porque lo fue. Porque Cristiano Ronaldo es sinónimo de emoción, alegría y saltos en el sofá de casa tras un nuevo gol.

“Para ser muy moderno, el portugués ha dejado al amor de su vida por carta”

El asunto este viene por las formas. El Real Madrid y Cristiano Ronaldo eran una relación de amor moderna pero viviendo a la antigua. La razón es bastante sencilla: el jugador quería cobrar como cobran los jugadores millennials y el Madrid quería pagar como se ha hecho siempre. Por jerarquía y con un límite salarial impuesto desde arriba para no romper la burbuja futbolística dentro del vestuario blanco. Para ser muy moderno, el portugués ha dejado al amor de su vida por carta. Ni un whatsapp ni una llamada ni nada. Lo de quedar tampoco le parecía la mejor opción. Romper con el Real Madrid a la cara podía haber sido muy doloroso y corría el peligro de volver a caer en la tentación de ganar otra Champions más. Demasiado riesgo.

El Real Madrid crece en títulos pero los valores siguen siendo los mismos. Hay prácticas que no mejoran como la de despedirse. Quizá sea para no herir más los sentimientos del aficionado o por rencor y odio hacia la persona que lo quiere abandonar.

Para el Real Madrid, Cristiano Ronaldo será siempre uno de sus grandes símbolos

Todo esto sigue viniendo porque hay algo que no cuadra. El comunicado oficial del Real Madrid dice así: “Para el Real Madrid, Cristiano Ronaldo será siempre uno de sus grandes símbolos y una referencia única para las próximas generaciones”. Esas palabras están muy bien. Pero… ¿y el acto de despedida? No hace falta recordar la salida de Iniesta, pero si para el club blanco es “uno de sus grandes símbolos” y no le hacen nada, qué será de aquellos jugadores que pasan de puntillas por la capital. ¿Le dan una patada en el culo al salir?

El día que Cristiano fue presentado y dijo aquella frase tan famosa: “1,2,3… ¡Hala Madrid!”, tuvo una ocurrencia. Antes de salir del estadio preguntó por la salida. “¿La salida?”, dijeron extrañados. “Sí, sí. La puerta de la salida, por favor”. Tras no entender nada le indicaron la puerta principal. El portugués insistió en que esa no. Él buscaba la puerta de atrás. Por si acaso. Por si algún día se marchaba por 105 millones de euros y una carta de despedida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here