La artillería recargada y la defensa en proceso de mejora

Once goles a favor y ninguno en contra muestran una clara mejoría en el Real Madrid en los últimos tres partidos

Celebración del gol de Casemiro / @realmadrid

El Real Madrid sigue en su particular proceso de reseteo y reconstrucción. Ayer destacamos el gran papel que jugó Benzema en el partido de Champions y el pleno de victorias que lleva Solari desde su llegada al banquillo. Sin embargo, hay otro factor que ha pasado un poco desapercibido y que explica el proceso de recuperación que está llevando a cabo el conjunto blanco. El número de goles a favor y la ausencia de goles en contra.

Hasta el partido ante el Levante, un dato absolutamente negativo que rodeaba al Real Madrid era la racha de partidos consecutivos sin marcar un gol. Cuatro partidos. Más de 500 minutos. La peor racha goleadora de su historia. Ahora eso se ha revertido. En apenas tres partidos los madridistas acumulan 11 goles a favor. Por otro lado, el equipo había encajado 13 goles en los últimos siete partidos antes de la llegada de Solari. En estos tres encuentros no han recibido ningún gol todavía.

Nueve goleadores distintos

Celebración de un gol del Real Madrid / Real Madrid

No solo Benzema está certero de cara a puerta. Hay otros ocho jugadores que también han visto portería en estos partidos ante el Melilla, el Valladolid y el Viktoria Plzen. Esos nombres son: Asensio, Odriozola, Vinicius, Ramos, Casemiro, Bale, Kroos y el canterano Cristo. La lista ha aumentado. Esto también se debe a la calidad defensiva y de contraataque de los tres equipos. Al no ser tan elevada, ha permitido al equipo adelantar más sus líneas y los jugadores se han animado a echarse hacia adelante.

Los jugadores están más cerca del área y buscan más la portería. Antes el equipo era demasiado horizontal, buscaba más el control de la posesión y la elaboración de jugadas con un número de pases infinitos hasta llegar al área. Muchas veces se olvidaban de la portería y eso solo se traduce en sequía goleadora. Ahora se muestra más vertical, busca jugadas rápidas y el tiro a puerta siempre que se puede. El resultado, como se puede ver, está siendo completamente distinto.

La bandas, una autopista hacia la portería rival

Vinicius con el balón / realmadrid.com

Por un lado, el carril derecho. Odriozola sigue aprovechando sus oportunidades. La baja de Carvajal no se nota. Ya contamos la mejoría del lateral vasco que progresa adecuadamente a medida que el número de minutos en su cuenta particular aumenta. El número ’19’ recorre la banda hasta la línea de fondo y busca rematadores. Una nueva baza ofensiva que combina solidez atacante y defensiva.

Por otro lado, se ha creado un doble arsenal atacante en la banda izquierda. La aparición de Vinicius es un potente revulsivo que se aprecia con claridad. Sus acciones individuales, su velocidad, su capacidad de arrastrar defensas abre espacios para que el resto de delanteros tengan la posibilidad de gozar de ocasiones claras de gol. Es ese jugador que agita la coctelera y rompe con la previsibilidad de un equipo. Más verticalidad, más sorpresas y, por consiguiente, más ocasiones de gol.

Reguilón ante el CSKA Moscú / Real Madrid

Además del brasileño, en la banda izquierda gracias a la lesión de Marcelo, ha aparecido la figura de Reguilón. El canterano además de progresar bien por ese carril, lo más destacable es su capacidad de colgar el balón en el sitio justo y a la cabeza del rematador. Una zurda que, con el paso de los partidos, aumenta su valor de cotización. Buena prueba de ello fue el tercer gol ante el Viktoria. Pase medido y muy preciso a la cabeza de Benzema.

Defensa en reconstrucción, pero con mucha solidez por ganar

Son tres partidos, diez días para ser más exactos los que lleva el Real Madrid sin encajar un gol. No se ha visto en toda la temporada. Es otro buen síntoma. Lo cierto es que muchas veces que sale a jugar casi que se da por seguro que el Real Madrid va a recibir un gol. De momento no se está cumpliendo, pero no porque la zaga blanca haya construido un muro infranqueable.

Las ocasiones siguen llegando. El Valladolid tuvo claras ocasiones para adelantarse en el marcador, pero el larguero y Courtois lo evitaron. En los primeros diez minutos de partido ante el Viktoria, el equipo checo también pudo tomar la iniciativa en el marcador. Al equipo blanco le siguen creando demasiado peligro por lo que hay mucho trabajo por hacer todavía. Los tres partidos sin encajar son un buen dato sin duda, pero no se corresponde con el nivel defensivo que está mostrando el equipo.

Un Real Madrid que continúa en proceso de recuperación, un proceso que hasta el momento camina en la dirección correcta, pero esto es solo el principio. Pronto volverán a medirse con los huesos duros y esa será la verdadera prueba de fuego.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here