Joan Mir, el gran progreso de una estrella

El piloto mallorquín disputará la próxima temporada 2018 en la categoría intermedia del campeonato de MotoGP: Moto2

Joan Mir, posando con su título mundialista en 2017 /MotoGP

Joan Mir, se proclamaba el pasado mes de octubre de 2017, campeón del mundo de Moto3. Lo hacía en el circuito de Phillip Island, en Australia. Curiosamente, terminaba aquí su periplo. Dos años antes, en 2015, su etapa mundialista y su sueño comenzaban en el mismo lugar. En 2018, le veremos en una plaza que se ha ganado a pulso. Formará filas nada más ni nada menos que en el Team Marc VDS de Moto2. Uno de los equipos favoritos del campeonato. Pero el camino no ha sido nada fácil para llegar hasta ahí. Repasamos la historia de un hombre que se ha ganado a lo largo de su carrera ir subiendo cada peldaño.

Los primeros pasos de Joan Mir: Red Bull Rookies Cup

Aunque ya había disputado pequeños campeonatos, a nivel local y regional, su gran paso comenzó en 2013. Joan Mir daba el salto a la Red Bull Rookies Cup. En 2013 era el año de aprender. Y vaya si lo hizo. Ningún abandono ni caída en carrera durante 2013. Una regularidad bastante abismal en el año de su debut. Como actuación más destacada, su segunda posición en el trazado de Silverstone. Fue su único podio en la temporada en la que se daba a conocer. Comenzaba la historia mundialista de un niño, que acabaría siendo un hombre en el mundo de las dos ruedas.

Resultado de imagen de joan mir red bull
Mir, ganando una carrera en la Red Bull Rokkies Cup/ RokkiesCup Red Bull

Ya en 2014, muchos lo apuntaban como un candidato a estar arriba. Segunda temporada en la Rookies Cup. Todos sabían de qué pasta estaba hecho Joan Mir. Y nadie le podía subestimar. Aunque tampoco sus resultados habían sido para tirar cohetes, consiguió una novena meritoria posición en la temporada precedente. Y todos los que lo temían estaban en lo cierto.

Ya en la segunda prueba de Jerez conseguía su primera victoria. Y llegaba a disputar el campeonato hasta prácticamente el final de la temporada. Una caída en la ultima carrera de Aragón le dejaba sin posibilidad de terminar con buen pie, aunque ya no estaba en la disputa por el título. Se tenía que conformar con una plaza de subcampeón. Jorge Martín, conocido también de la cilindrada pequeña del Mundial, era el piloto que se llevaba el título, superando a Joan Mir. No obstante, el rédito de tres victorias y cinco podios de un total de catorce pruebas, le daban el paso al CEV Repsol para 2015.

El paso por el CEV de Joan Mir

Gran comienzo de temporada 2015 para el piloto mallorquín. En el circuito del Algarve ganaba la primera carrera. Aunque, si bien las dos posteriores no terminaba la carrera, le seguirían tres victorias consecutivas, tras ello. Aunque el final de la temporada fue muy difícil, no pudiendo terminar más allá de una cuarta posición final en el campeonato. Algo que supo bastante a poco para lo que se vio en la pista.

Resultado de imagen de joan mir cev
Joan Mir, en el CEV con su 36/FIM CEV Repsol

Sin embargo, Joan Mir tuvo un granpremio por su estilo de conducción. Y fue para participar como piloto invitado en el circuito australiano de Phillip Island, una vez había demostrado de lo que era capaz en el CEV. Lo hizo, ni más ni menos que en el campeonato mundialista de Moto3 cosechando una actuación buena durante los libres y cronometrados que no tuvo recompensa final, pues se retiraría durante la carrera por caída. Sin duda, le había servido para aprender del nivel que había en la categoría para el futuro,. Una experiencia de la que sacaría lo mejor de él. Llegaba el salto al Mundial.

Joan Mir en Moto3, etapa fulgurante

En 2016 le tocaba el turno de llevar una KTM. En un campeonato en el que parece que las Honda eran más favoritas, iba a tener que dar lo mejor de sí para sacar algo positivo. Su primera etapa a tiempo completo fue bastante buena. Su gran carrera se vivió en Spielberg. El 14 de agosto de 2016 será siempre una carrera muy recordada por todos los fans de Joan Mir. El piloto mallorquín conseguía su primera victoria mundialista. Así las cosas, terminaba la temporada con tres podios, destacando la plata en Valencia y quinto en la general. Había nacido un duro rival para disputar el título en 2017.

Llegaría el, hasta la fecha, año más dorado para Joan Mir. Con la Honda del Leopard Racing tenía que afrontar su claro reto y objetivo. Le tocaba. Porque había demostrado su talento. Y sin ser el as de las poles (tan sólo consiguió una en toda la temporada). Consiguió el tan ansiado título. Además, fue el primer piloto que se proclamó campeón del Mundo, sin conseguir ninguna pole en dicha temporada. Porque consiguió el título en Australia. Y no sería hasta Malasia cuando ya tenía el título bajo el brazo, cuando conseguiría arrancar desde la línea de cuadros la carrera.

Un año espléndido y formidable. Claro dominador de la categoría. Y título muy merecido, enfrentándose a rivales de tanto renombre como Romano Fenati, Nicolo Antonelli, Juanfran Guevara, Arón Canet, Enea Bastianini o, su viejo compañero, Jorge Martín. Diez de dieciocho pruebas ganadas, no pueden significar otra cosa que titulo. Además, sólo bajó del podio en cinco ocasiones. En una carrera fue la única que no puntuó. Fue Japón donde tenía la primera bola de partido para el título. Las condiciones climatológicas adversas, hicieron que guardara y se llevara la consecución a Malasia.

Joan Mir se llevó el campeonato en su segunda temporada en Moto3/MotoGP

Finalmente, Joan Mir finalizaba la temporada del título Mundial con 341 puntos. Una gran bestialidad. Tal como es su pilotaje. Ello hacía que tocase subir un peldaño más. Tocaba el paso a la categoría de Moto2.

Lo que le espera en Moto2

Aunque es la temporada de su debut, sus registros e historial lo hacen favorito a poder disputar el título. Tendrá que codearse con leones como Álex Márquez, quien será su compañero de equipo o Miguel Oliveira que terminó en gran forma el curso pasado. Además, de veteranos como Matia Pasini, al que siempre hay que tener en cuenta. Una gran moto, la ganadora de la temporada pasada. Junto con un gran equipo de boxes. Unido a su talento y datos. Todos ellos son ingredientes indispensables para intentar coronar la cima en 2018. Y todos ellos los tiene Joan Mir. Veremos hasta dónde es capaz de llegar el mallorquín en 2018. Ya será en la categoría intermedia mundialista.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here