Japón no pierde las buenas costumbres

El combinado nipón encadenará su sexto Mundial seguido. Se estrenó en 1998 y desde entonces no ha faltado a una gran cita. Además, en la convocatoria hay sabor ‘español’

Los jugadores nipones posan antes de un amistoso / Foto: FIFA

Inui o Shibasaki es lo que más cercano nos toca de una selección que se ha convertido en una fija en los Mundiales. El viaje de Japón entre los mejores comenzó hace poco, pero lo cierto es que tras organizar parcialmente el de 2002 junto con Corea, el combinado nipón ha ido construyendo un proyecto con jugadores de mucha calidad. Fue líder de grupo tanto en la segunda fase como en la tercera de su confederación y lo cierto es que llega a Rusia bien preparado y con un grupo de futbolistas que saben lo que es competir al máximo nivel.

Colombia, Senegal y Polonia serán, por este orden, los escollos a superar por los asiáticos. La suficiencia con la que se clasificó para la gran competición no es garantía nada. Japón llega a Rusia de la mano de Hakira Nishino. El técnico local sustituyó a Vahid Halilhodzic a solo dos meses del inicio del Mundial, pero las turbulencias parecen haberse calmado. Solo hay un problema: nadie sabe muy bien a qué van a jugar los nipones.

Inui con el combinado nipón
Inui con el combinado nipón / Foto: Federación japonesa de fútbol

Con un estilo por definir, lo que queda claro es que hay tres figuras a tener muy en cuenta: Kagawa, Inui y Shibasaki. Están destinados a ocupar la línea de enganches en un 4-2-3-1 y todos tienen algo que aportar. Al primero le conocemos de ser uno de los mejores jugadores asiáticos de la historia. En Dortmund y en Manchester ya lo ha demostrado. Pero son Takashi y Gaku los que resultan más familiares para los amantes del fútbol español. Eibar –y ahora Betis- y Getafe han visto de lo que son capaces.

En el caso del jugador azulón, las esperanzas son altísimas. Por él pasará gran parte del fútbol de Japón, porque además de su clase, es necesario poner en valor su polivalencia. Bordalás le ha utilizado tanto en una banda como de enganche, e incluso en el doble pivote. Queda la duda de si va a encontrar continuidad para ser definitorio cuando su selección le necesite.

De distintas características son tanto Inui como Kagawa. Los dos más verticales, más eléctricos, más vivos. Y precisamente por eso Nishino tendrá que darles libertad. Con un centro del campo más blando, el cuadro asiático tendrá que apostar por tener la pelota y sumar gente en zona rival para robar cerca de la portería contraria. No hay que olvidar que en la parcela defensiva las lagunas de esta selección son varias. Nagatomo y Yoshida no son suficientes para sostener al equipo.

Además de los ya mencionados, en la convocatoria de Japón también ha tenido cabida Honda. Tras varios tumbos por Europa, el ex del Milan ha encontrado su sitio de nuevo en Pachuca, y aunque está lejos del nivel mostrado por ejemplo en el CSKA, puede dotar de experiencia a un combinado con las exigencias muy marcadas. El mejor resultado de Japón en un Mundial son unos octavos de final, y esa es la meta también en Rusia.

Makoto Hasebe da un pase ante la defensa de Fernandinho
Makoto Hasebe da un pase ante la defensa de Fernandinho / Foto: FIFA

Para ello, el seleccionador tendrá que mezclar desparpajo con empaque. En la fase de grupos tiene rivales que, salvo sorpresa, podrán cederle la posesión de la pelota. Eso es algo que a Japón le beneficia. Falta ver la capacidad para sobrellevar la presión: no son favoritos, pero optan a ser segundos siempre y cuando compitan sobre todo contra Polonia. Tendrán tres partidos para ir al cien por cien, y aquí aparece otro de los problemas de la selección japonesa.

La falta de fondo de armario podría volverse en contra de los de Nishino. De los actores secundarios solo el capitán Hasebe puede dar otras opciones. Con el paso de las temporadas, el jugador del Eintrach ha ido retrasando su posición sobre el verde y se erige como una buena opción para aportar pausa si el míster decide reforzar el centro del campo. El hecho de que desde la medular hacia delante haya variantes, permite al técnico apostar por un 4-3-3 (tanto ofensivo, con Shibasaki e Usami como voltantes, o más defensivo, con Hasebe y Yamaguchi).

Japón afronta un nuevo reto. Una nueva oportunidad para colocar bien arriba el listón del fútbol asiático. Brasil 2014 se entendió como un fracaso y tras los cambios urgentes e inesperados en el banquillo, es innegable que los nipones tienen una calidad oculta. Hay jugadores para hacer algo grande, porque una cosa es estar y otra cumplir. De momento Japón ha logrado lo primero, pero tendrá que ser ante rivales de entidad cuando encontrará el chance de dar un golpe en la mesa.

Datos

  • Mundiales disputados (incluyendo el de Rusia 2018): 6.
  • Mejor posición en un Mundial: Octavos de final (2002 y 2010).
  • Última posición en un Mundial: Fase de grupos (2014).
  • Ranking FIFA: 61.
  • Año de fundación: 1912.
  • Federación a la que pertenece: CAF.
  • Seleccionador: Hakira Nishino.
  • Capitán: Makoto Hasebe.
  • Jugador con Más partidos disputados en su historia: Yasuhito Endo (152).
  • Jugador con más goles anotados en su historia: Kunishige Kamamoto (80).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here