Isco y Marcelo, los señalados por el madridismo

El malagueño y el brasileño fueron silbados por la grada tras su mal partido ante el CSKA e incluso el primero se encaró con la grada

Isco y Marcelo con Kroos en medio / UEFA.com

El Real Madrid ofreció una mala imagen ayer ante el CSKA Moscú. El equipo ruso vapuleó a los blancos a raíz del primer gol. Si bien el de ayer era un partido intrascendente, el madridismo no toleró la falta de intensidad y la dejadez que mostraron los jugadores a partir de la primera media hora del partido. Los hombres de Solari gozaron de claras ocasiones en los primeros minutos para ponerse por delante en el marcador, pero de repente el equipo se apagó.

Jugadores como Asensio, Vinicius u Odriozola fueron de los pocos que dieron la cara y que intentaron retomar el rumbo del partido, pero de nada sirvió. En otra posición estuvieron jugadores como Javi Sánchez, Vallejo o Valverde que se vieron superados durante todo el encuentro. Sin embargo, hubo dos jugadores muy criticados cuyo rendimiento en el campo fue altamente reprochado por la afición. Ellos son Isco y Marcelo, las cruces del Real Madrid.

Isco se enfrentó a la grada

Isco encarándose con la grada del Bernabéu / UEFA.com

El malagueño está a años luz de su mejor versión y lo peor es que parece también estar muy lejos de reconducir la situación. El de ayer era un partido para pedir paso al igual que hizo ante el Melilla, pero lejos de la realidad. Isco estuvo desaparecido todo el encuentro, no creó nada de juego, ofensivamente su aportación fue nula y la gota que colmó el vaso fue en la segunda parte.

Tras un contragolpe en el que Vinicus le dio el balón a Isco, este apostó por la jugada individual y el disparo en lugar de asistir a Bale o a Asensio que llegaban por los costados. El Bernabéu se lo reprochó y el malagueño no dudó en pedir explicaciones y en encararse con la grada. Una muestra más del mal momento por el que atraviesa el mediocampista del Real Madrid el cual está fuera del fútbol, se siente frustrado, las cosas no le salen y ha pasado a un segundo plano. Ayer tuvo un partido muy gris y su rifirrafe con la grada le ha sumergido en un túnel del que será muy difícil salir.

Marcelo pitado tras ser sustituido

Marcelo en una jugada / UEFA.com

El lateral brasileño regresó a la titularidad tras varios partidos fuera por lesión y su actuación fue desastrosa. Marcelo mostró falta de ritmo y una sensación de que le pesaban las piernas. Los ataques del equipo ruso por su banda fueron constantes y el defensa blanco estuvo desbordado y sin ninguna opción de parar el ataque. La grada así lo vio y, por ello, le echó en cara su rendimiento durante los 74 minutos que estuvo en el campo.

Una de las asignaturas pendientes del brasileño siempre ha sido regresar en buena forma después de una lesión. Ayer no se vio, es más, Marcelo no atacó, no desequilibró y no dio señales de estar recuperado. Reguilón o Carvajal han aportado mucho más en este tiempo. Por tanto mucho va a tener que mejorar pues el Real Madrid necesita de su mejor lateral izquierdo en la última década con tal de no afrontar hecatombes como las de ayer.

Borrón y cuenta nueva

El pésimo partido del Real Madrid se ha visto tapado de alguna manera por los gestos de Isco con la grada. Los precedentes de jugadores que han tenido altercados con los aficionados o cualquier otro tipo de discrepancias han acabado de la misma manera, tomando la puerta de salida. Di María es la última prueba. Mucho va a tener que cambiar la situación para que Isco vuelva a recuperar su idilio con el Bernabéu y con su juego. Su destino está orientándose fuera de Concha Espina y aunque queda mucho, a día de hoy no entra en los planes de Solari.

Marcelo tiene dos semanas para resetearse con el objetivo de estar al 100% para el Mundial de Clubes. El mal partido de ayer hizo que los centrales quedaran anulados por completo. Vallejo, que llevaba mucho tiempo sin jugar y lastrado por las lesiones, y Javi Sánchez. La defensa blanca fue un disparate y ha quedado demostrado que si los laterales están mal, los centrales viven una pesadilla en los partidos. Marcelo es la garantía ofensiva del equipo y, con este nivel, el Real Madrid pierde un gran arsenal así que le toca espabilar al brasileño.

Los hombres de Solari afrontan un mes decisivo, entre medias hay un título en juego. Partidos como el de ayer hacen saltar las alarmas. La afición señaló a dos jugadores, Marcelo e Isco. El brasileño tiene únicamente que afinar su estado de forma mientras que el malagueño está en el farolillo rojo y su misión será lograr el perdón del entrenador y del Bernabéu.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here