El PSG quiere seguir reinando en Francia

El viernes 10 de agosto arranca la nueva temporada en la Ligue One e con el partido entre el Marsella y el Toulouse a las 20:45 horas

El PSG en la celebración del título de la Supercopa francesa antes de iniciar la liga / @Ligue1_ESP

La liga francesa es otra de las más tempranas en ponerse en marcha. El viernes 10 de agosto arranca la Ligue 1, con el PSG como claro favorito para revalidar el titulo. Aún así, los parisinos ya se han estrenado esta temporada. El pasado sábado cuatro de agosto, el club de la capital francesa conquistó el trofeo de la Supercopa de Francia. Los parisinos, en plena pretemporada, vencieron de forma contundente al Mónaco. A pesar del dominio de los últimos años, hay otros equipos con ganas de destronar al gigante parisino.

En los últimos años, hemos podido ver como solo el Mónaco, en la temporada 2016-2017, fue capaz de arrebatarle la liga al PSG. El dominio es más que claro, pero Lyon, Mónaco y Marsella, han construido buenos proyectos. La temporada pasada vimos como Troyes y Metz se despedían de la máxima categoría del futbol francés. Pero este año, Stade Reims y Nimes buscarán sobrevivir en la Ligue 1, después de lograr el ascenso.

El nuevo PSG de Thomas Tuchel en la Ligue 1

En las dos últimas temporadas, el proyecto parisino ha sido dirigido por Unai Emery. Sin embargo, el técnico vasco no ha logrado las expectativas que se suponían antes de su llegada. Su juego poco vistoso y la falta de contundencia en la Champions League, han acabado de sentenciar su salida del club. Unai Emery se ha convertido en nuevo entrenador del Arsenal. No obstante, el club francés encontró fácil un sustituto. El ex técnico del Borussia Dortmund, Thomas Tuchel, es el elegido para liderar el nuevo proyecto.

Con la competición europea entre ceja y ceja, el PSG quiere seguir mandando en el territorio francés. La temporada pasada los parisinos solo perdieron tres partidos y llegaron a los 93 puntos. Muy por debajo, se encontraba el Mónaco (80), el Lyon (78) y el Marsella (77). Está claro que la diferencia de nivel entre los equipos de la zona de arriba y los de abajo es abismal. No obstante, parece que el PSG no tiene rival. Eso si, los equipos cada vez compiten y se refuerzan mejor. Aún así, los parisinos, con Neymar y Mbappé, quieren seguir mandando en liga francesa.

La plantilla del PSG al completo, felicitando a los campeones del Mundo con la selección francesa / @PSG_Inside

Además, Thomas Tuchel ha demostrado esta pretemporada que confía con los jugadores canteranos. Los jóvenes futbolistas han dado muestras de gran calidad, sobretodo el delantero Timothy Weah, hijo del mítico George Weah. En un principio no se espera ninguna nueva incorporación, pero ha conseguido conservar a sus grandes estrellas. Su debut llegará el domingo 12 de agosto a las 21:00, frente al Caen.

La ilusión nunca se pierde

Pese a que en los últimos años, el Paris Saint Germain ha sido el auténtico rey de Francia, hay equipos que quieren mantenerle el pulso. Clubes como el Lyon, el Mónaco o el Marsella, siguen soñando con poder arrebatarle el trono. Sin embargo, la buena fábrica de jugadores franceses, hace que muchos clubes de otros países se interesen por jugadores de esta liga. Un claro ejemplo es el Mónaco. Los monegascos han demostrado ser una auténtica fábrica de hacer dinero con la venta de grandes jugadores con mucho talento.

En ese aspecto también hay un punto negativo. El interés que despiertan otras grandes ligas, hace que jugadores quieren marcharse y a los clubes cada vez les cuesta más reforzarse. Es por eso, que en liga francesa hay mucho jugador joven con muchas ganas de demostrar su talent. Uno de los casos es el Lyon, que tienes jugadores jóvenes con mucha proyección, pero con falta de consistencia para competir al máximo nivel. Veremos si alguno de estos es capaz de repetir lo que consiguió el Mónaco en 2017.

Los jugadores del Mónaco preparan su debut liguero frente al Nantes / @AS_Monaco

La falta de competitividad es un grave problema en Francia

Ya se ha demostrado, que la falta de competitividad es un problema para los equipos que compiten en Europa. En la liga francesa, la zona media-baja de la tabla, está muy descompensada con la de arriba. Mientras en la zona alta suelen estar los mismos, la zona baja cada vez está más ajustada. Lo que está claro que la Ligue 1 es una de las más físicas en toda Europa. De esta manera, en las competiciones europeas, la falta de exigencia les supone un problema para los equipos franceses.

Aún así, el Marsella, con un proyecto muy trabajado, consiguió llegar a la final de la UEFA Europa League. Sin embargo, se vieron superados por un Atletico de Madrid mucho más eficaz. Otro de los casos es el Lyon, que el hecho de jugar siempre dos competiciones con una plantilla tan joven les dificulta las cosas. Aún así, parece que las competencia sigue aumentando y cada vez son más los equipos que exigen un mayor esfuerzo.

Veremos que acaba sucediendo a final de temporada en la Ligue 1. Eso si, hay equipos que van sumando peldaños (Niza, Saint-Étienne, Bordeux, Rennes….) y cada vez la liga crea más atracción al espectador no nacional. Lo que si está claro es que los equipos se deberán poner las pilas si quieren derrotar al gigante parisino. Los aficionados franceses ya desean que el balón empiece a rodar. ¡Bonne chance à tous!.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here