Fernando Alonso vuelve a hacer magia, mientras que Carlos Sainz sigue progresando

El asturiano volvió a meterse en la zona de puntos tras una mala clasificación y realizó uno de los adelantamientos de la prueba, mientras que el madrileño sigue progresando carrera a carrera

Fernando Alonso durante el GP de China | McLaren F1

Fernando Alonso ha vuelto a ser mago. Aunque no sea su profesión, lo hace muchas veces. El McLaren en sus manos parece un coche de media tabla cuando, en realidad, es el sexto o séptimo monoplaza de la parrilla. Demasiado brillo el que está sacando el español a una temporada que, de momento, no está siendo la esperada. No obstante, ahí está. Sexto en el mundial de pilotos y con más puntos que en todo el año pasado.

Y sí, otra salida más mágica. No tiene otra definición. Salía 13º, pero ya en la primera vuelta pasó un 11º por meta. Se batió en duelo con Pérez y salió ganador. Y a partir de ahí, a gestionar la carrera. La estrategia, clave. Lo sabía. Mantenía a raya a los pilotos que tenía por detrás y, paso a paso, se acercaba a los Haas. Se pegó a Grosejan, pero no logró pasar al francés. Hasta que paró y ahí Fernando Alonso consiguió ponerse a su ritmo.

Y, a todo esto, hay que sumar que la suerte que esta vez no estuvo del lado de Fernando Alonso. Paró y, justo dos vueltas después, se desplegó el ‘Safety Car’ por el toque de los Toro Rosso. Carrera nueva, 20 vueltas para el final y neumático nuevo. Pasó a un Haas en la relanzada y se encargó del otro poco después. El final, apoteósico.

Fernando Alonso pasando al Ferrari de Vettel. El alemán con problemas, sí, pero no empaña nada. Había vuelto a hacer magia para deleitar a sus fans. El coche no, pero Alonso está ahí. El asturiano quiere más y espera el gran paquete de mejoras para meterse en la pelea de los podios.

Carlos Sainz consiguió hacer un buen fin de semana

El piloto madrileño cuajó un gran fin de semana en Shanghái. Hizo una gran qualy y estuvo peleando por los puntos hasta el último segundo de Gran Premio. Al final, noveno, justo por detrás de Vettel. Le faltó una vuelta para poder intentar meterle el coche al alemán, pero no fue posible. Pese a ello, sumó dos puntos y, aunque lejos de su compañero, Carlos Sainz cada vez está más cómodo con su Renault.

Y se notó en los múltiples adelantamientos que realizó durante la carrera. Además, el ritmo era bueno, pero salir detrás de coches más lentos en la primera parada, rezagaron mucho a Carlos Sainz. Tardó un par de vueltas en pasarlos y ahí perdió todas las opciones de luchar con su compañero hasta el final. Además, tras el ‘Safety Car’, entró en boxes y salió algo más retrasado de lo esperado, fuera de los puntos.

Sin embargo, el madrileño bajó la cabeza y apretó hasta pasar a los dos Haas. Estuvo un buen rato detrás de Fernando Alonso, pero no pudo pasar al genio asturiano. Al final, faltó una vuelta más para intentar pasar a Vettel y coronar así su actuación. Buenos puntos para el equipo que se sitúa quinto en el mundial de constructores. Carlos Sainz deberá seguir remando si quiere batir a Hulkenberg en su duelo particular.

Carlos Sainz en una parada en boxes | Renault Sport F1 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here