Europa League: Análisis del grupo del Athletic Club

    El AThletic Club ya conoce todos sus rivales de la fase de grupos en su viaje continental por la Europa League. El Foro Grimaldi del Principado de Mónaco ha acogido, de nuevo, otro sorteo un día después de haberse celebrado el de la Liga de Campeones y que el conjunto vasco superara en la última ronda previa al Zilina con una victoria por la mínima gracias al solitario gol de Elustondo.

    Los rojiblancos han tenido la suerte de cara y esquivarán en la primera fase de la Europa League a los equipos que están llamados a pelear por las rondas más lejanas. Los de Valverde han dejado en la cuneta los ‘cocos’ de cada bombo (Lazio y Liverpool en el B, Mónaco en el C y Os Belenenses y Rosenborg en el D), y no deberán bailar con las más feas. Sin embargo, las peritas dulces del sorteo tampoco se han dejado ver por un San Mamés que arrancará, el 17 de setiembre jueves, su andadura por el viejo continente hasta Basilea- sede de la final. Como trampa o engañoso podría definirse el grupo L en el que se ve envuelto el conjunto español.

    La benevolencia se ha aliado con el Athletic en este sorteo de la Europa League, en el que no había ningún representante león porque el vuelo de la expedición ha llegado con retardo a la capital monegasca. El conjunto vasco pugnará con dos entidades históricas del fútbol continental, el AZ Alkmaar holandés y el Partizan serbio, y la revelación de la última Bundesliga alemana, el Ausburgo, que elevará el listón de un grupo L del que los españoles parten como favoritos para ocupar el primer puesto junto con los germanos.

    No se puede hablar de grupo de la muerte ni mucho menos. El optimismo debe apoderarse de los pupilos del ‘Txinguri’ Valverde, aunque las salidas no serán un paseo de ida y vuelta. Los escenarios a los que se enfrenta el Athletic pueden resultar inquietantes al tratarse de hinchadas calientes donde más de uno se puede llevar un susto. No obstante, los rojiblancos no deberían pasar demasiados aprietos para alcanzar, como mínimo, el segundo puesto, aunque la prematura eliminación el curso pasado en la Champions obliga ser cautos y llamar a la prudencia.

    1. AZ ALKMAAR (Países Bajos)

    Entrenador: John van den Brom // Estrella: Markus Henriksen

    El AZ Alkmaar es uno de los peces gordos de la Eredevise, aunque en las últimas temporadas el Ajax de Frank de Boer y el PSV Eindhoven, que ocuparon los puestos de Liga de Campeones, han sido capaces de mojarle la oreja y relegarle al tercer escalón del campeonato doméstico tulipán. Además, esta temporada tampoco ha iniciado con buen pie una liga de la que solo ha podido arrancar dos empates y sumar una derrota que le alejan de sus más inmediatos rivales por el título.

    En el banquillo hasta julio contaban con el prodigioso Marco van Basten, aunque el exdelantero decidió embarcarse en el nuevo proyecto de la ‘Naranja Mecánica’ como asistente en el cuerpo técnico de Danny Blind y del que también forma parte Ruud van Nistelrooy. Al margen de la pérdida de van Basten en el banco, el conjunto holandés ha vendido a buena parte de sus mejores jugadores -entre ellos los tres máximos anotadores-, filosofía a la que se han acostumbrado año tras año para reinventarse a coste cero.

    Hombres como Gudelj, Berghuis, Jóhannsson o el portero Esteban han dejado el club este verano para formar un plantel con una media de edad inferior a los 23 años y que ha tenido que superar hasta dos rondas previas (Istanbul Basaksehir  y Astra Giurgiu) para alcanzar la fase de grupos. Idéntico modo al del Athletic Club. A pesar del mal incio liguero, si consiguen reponerse rápido de las bajas y hombres importantes como Ortiz, Henriksen o Tankovic dan un paso adelante, el AZ puede ser rival incómodo y competitivo en casa y lejos de su feudo.

    Once tipo: Sergio Rochet; Mattias Johansson, Celso Ortiz, Jeffrey Gouweleeuw, Joris van Overeem; Markus Henriksen, Jop van der Liden, Vincennt Janssen, Dabney Souza; Tom Haye y Tankovic.

    2. FC AUSBURGO (Alemania)

    Entrenador: Markus Weinzierl // Estrella: Tim Matavz

    El bloque bávaro es, a priori, junto con el Athletic el máximo favorito para ocupar uno de los dos puestos que dan acceso a los dieciseisavos de final, aunque todavía queda por ver cual de los dos porque el Ausburgo sigue siendo una incógnita en competiciones europeas. Los alemanes puede que vivan su momento de gloria después de convertirse en la revelación en la Bundesliga y conseguir un quinto puesto histórico para la entidad porque supondrá su primera participación en torneos internacionales. Todo un logro para un club que hace diez años militaba en el ostracismo de la Tercera alemana y que ahora ha comprado el billete directo para una Europa League que supone un regalo para jugadores, entidad y, sobre todo, para una parroquia del SGL Arena que alienta a los suyos de principio a fin.

    Es cierto que en la competición teutona no hay ninguna posibilidad de ganar títulos, aunque este año vuelven a estar llamados a luchar por un puesto en el tren que pasa por el viejo continente. Los bávaros han conseguido evitar la “fuga de talento” de la mayoría de sus hombres fuertes y mantendrán, prácticamente, el mismo bloque que les aupó hasta el quinto puesto en liga. Sin embargo, sí que se han producido dos bajas importantes en defensa y en la medular. Baba, lateral zurdo de proyección, ha decidido partir para el barrio londinense de Chelsea para ponerse a las órdenes de Jose Mourinho previo pago de 28 millones con los que el Ausburgo ha podido tapar agujeros. Por su parte, la marcha de Hojhjberg, una de las perlas de la cantera del Bayern que estuvo en calidad de cedido el último curso, también debilita el centro del campo. Khor es el sustituto en una plantilla de la que siguen dos viejos conocidos de nuestra Liga, como son el exsevillista Trochowski y el ex del Madrid Altintop. El juego por bandas es una de sus mejores facetas. Tobias Werner y Esswein se encargan de atacar por las bandas, imprimiendo una mayor velocidad al juego ofensivo que siempre termina en las botas de Bobadilla Matavz.

    Once tipo: Marwin Hitz; Paul Verhaegh, Hong Jeong-Ho, Stafylidis; Trochowsky, Dominik Kohr, Tobbias Werner, Alexander Esswein; Tim Matavz y Raul Bobadilla.

    3. FK Partizan BELGRADO (Serbia)

    Entrenador: Zoran Milinkovic // Estrella: Valeri Bozhinov

    El Stadion Partizina será sin ningún tipo de duda el peor escenario para el Athletic y el resto de componentes de este grupo L. El feudo serbio es una auténtica caldera las noches europeas de Belgrado y sacar un resultado favorable no es sencillo para el que osa pisar el feudo blanquinegro. Cuentan con una de las hinchadas más calientes de todo el continente– muchas veces salpicada por peleas contra aficiones rivales y policía- y en cada partido se convierte en el jugador número 12 que tanto empuja a su equipo. El Partizan a domicilio pueda que sean los rivales más flojos, aunque como locales sucederá lo contrario con un ambiente infernal del que muchos regresan con mal cuerpo. Nada de cenicienta del grupo por eso.

    Actualmente, el Partizan es el campeón de la liga serbia y el equipo más representativo del país. De las últimas cuatro ediciones ha conseguido llevarse dos por delante del Zvezda y cedido otras dos contra el mismo rival. Su plantilla la forman la gran parte del bloque que consiguió brillar en el último Mundial Sub-21 y que, de echo, se llevó tras batir a la ‘canarinha’ en la final. Su filosofía parte de la innegable cantera serbia que alimenta un Partizan liderado por Jevtovic y Zivkovic, un extremo que pretendido por la Real Sociedad este mismo verano. Sin embargo, las jóvenes perlas serbias podrían hacer las maletas pronto rumbo ligas de primer nivel europeo. La marcha de sus estrellas impiden al Partizan dar un paso adelante en Europa y entrar en una fase de grupos ya es todo un éxito.

    El conjunto serbio alcanza la Europa League tras ser apeado en la previa de la Champions por el BATE Borisov bielorruso y su protagonismo por el viejo continente se ha visto frenado en las últimas décadas, ya que desde 1990 no alcanza unos cuartos de final y una finalísima desde el ’66 que perdió con el Real Madrid.

    Once tipo: Živković; Miroslav Vulićević, Nemanja Petrović, Gregor Balažic, Darko Brašanac; Stefan Babović, Abubakar Oumaru, Andrija Živković, Marko Jevtović; Fabrício y Valeri Bozhinov.

    Imagen: Athletic Club

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here