La estrategia, el punto débil del Sporting de Gijón

El conjunto asturiano lleva encajados cinco goles a balón parado en los últimos cinco partidos

El once sin asturianos que Paco Herrera sacó frente al conjunto gaditano / Vía RSG

Los problemas en el Sporting de Gijón van a mayores, llevan tan solo dos puntos en los últimos cincos partidos y todo tiene una explicación: la debilidad en la estrategia. Durante este mes han perdido trece puntos en jugadas a balón parado.

Todo empezó el día del Reus donde un gol de Gus Ledes de libre directo dio la victoria al conjunto catalán. En la jornada siguiente todo olía a que, aunque con un mal juego, se iba a sumar de a tres, pero un gol de Luismi (Valladolid) tras una jugada de estrategia borró las ilusiones rojiblancas.

Otra buena ocasión para reivindicar el status que le corresponde a este equipo en la categoría fue el día del Cádiz. Cosa que ya se vio frustrada en el minuto 23 con un gol de Garrido a la salida de un córner. El 0-3 definitivo dejó muy tocado al equipo de Mareo. Todo apuntaba a que otro gallo cantaría en el Carlos Belmonte, tras una gran remontada y 1-2 por delante fuera de casa los tres puntos se estaban haciendo un camino hacia Asturias. Un gol en el tramo final del partido de mano de Gaffoor volvió a entrometerse entre el cuadro de Paco Herrera y la victoria. El central francés marcó el 2-2 tras un saque de falta.

De nuevo partido en casa y contra un rival de renombre como el Real Zaragoza. El mal juego y la mala fortuna vuelven a aflorar en el Molinón. El Zaragoza se adelanta en el minuto 68, de nuevo a la salida de un córner, con un golazo de volea de Delmás que deja tiritando el puesto en el banquillo de Paco Herrera. El penalti fallado por Santos en el minuto 86 podría haber supuesto una baza más de paciencia, pero desgraciadamente no ha sido así.

Última oportunidad del Sporting para Paco Herrera

Al técnico catalán se le están acabando los cartuchos en el banquillo del Molinón. Ni mucho menos se tiene queja de él como entrenador, pero todos sabemos lo que pasa cuando a un entrenador no le acompañan los resultados. Es la cabeza visible del equipo y muchas veces pagan justos por pecadores. La imagen del equipo sobre el campo tampoco es la que se esperaba de uno de los equipos, a priori, favoritos al ascenso. Tiene una nueva oportunidad de remontar el vuelo en el Miniestadi contra el Barcelona B, y si se considera que la actitud y el resultado no son los apropiados, puede que sea un adiós.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here