La Decimotercera espera al Real Madrid

El Real Madrid se clasificó en la final de la Champions League con dos goles de Karim Benzema y una actuación magistral de Keylor Navas

Los blancos ya esperan a su rival en Kiev tras clasificarse al vencer al Bayern de Múnich / UCL.

El Real Madrid está en la final de la Champions League. Una competición que defiende a capa y espada. Su tercera final de forma consecutiva y la cuarta en cinco años. Historia que el equipo blanco está escribiendo con su puño y letra a base de vencer a los mejores en el terreno de juego. Unos dirán que por ayudas, otros que por mérito propio. Pero el conjunto de Zidane ha despejado las dudas a todos aquellos que creían que no conseguiría nada en la presente temporada. Y ahora, espera a su rival en Kiev.

No están dispuestos a ceder el título a nadie y lo pelearán hasta el último minuto del partido. Porque así es la expedición blanca. Y así lo hizo ante el Bayern de Múnich tras empatar por 2-2 en el Santiago Bernabéu. El encuentro de ida lo ganó el Real Madrid, con un 2-1 venció en territorio alemán. Marcelo y Marco Asensio fueron los protagonistas en el Allianz Arena. El empate en casa con un doblete de Karim Benzema le sirvió para asegurarse su plaza el 26 de mayo en Kiev.

El partido no se posicionó a favor de Zinedine Zidane. El conjunto germano empezaba ganando, no habían pasado ni tres minutos y ya llevaban ventaja en el marcador. Creando angustia en los rostros de los aficionados que veían cómo el Real Madrid no carburaba con el once elegido. Joshua Kimmich, protagonista también en Alemania, volvió a anotar el primer gol. Con un mal despeje de Sergio Ramos, se adentró en el área y enchufó el balón hacia la portería de Keylor Navas.

Los blancos empezaban a echar de menos la presencia de Casemiro en el campo. El choque se volvía eléctrico, el balón no se paseaba por el centro del campo y el Bayern de Múnich optó por atacar por las bandas. Quería hacer daño a los blancos. Mientras que, el Real Madrid buscaba salir a la contra. Un estilo que les caracterizaba. Su ADN que tantos buenos resultados le había dado.

Karim Benzema acallaba la angustia y dejaba el ambiente más tranquilo cuando marcó el empate. De cabeza, el francés golpeó un centro de Marcelo y alentaba a su equipo a luchar por un puesto en Kiev.

Cristiano no tuvo su mejor noche

Cristiano Ronaldo tampoco ayudaba a que el Real Madrid se centrara en el juego. El jugador portugués no vivió su mejor noche. No marcó pero dejó varias jugadas que desesperaron al público. En el minuto 39 de partido fue su ocasión más clara. Cristiano Ronaldo amagó y disparó rozando al palo pero, el meta del equipo bávaro despejó a córner.

El portugués no vio portería en el Santiago Bernabéu / UCL

Polémica arbitral sobre el Real Madrid

Pese a la actuación de Cristiano Ronaldo sobre el césped y el poco atino del conjunto blanco en sentenciar la eliminatoria, no pudo faltar la polémica. En los últimos minutos de la primera mitad, Kimmich volvía a la carga por la banda derecha. Con un centro al área, el esférico chocó en el brazo izquierdo de Marcelo. Acción que daría lugar a habladurías. Unos reclamaban penalti y otros, lo veían involuntario. El único en no ver aquella jugada, fue Çakir que optó por pitar córner.

Sergio Ramos y Keylor Navas celebrando el pase a la final / UCL

Karim Benzema y Keylor Navas fueron los hombres del encuentro

El error garrafal de la noche fue marcado por Sven Ulreich. Con un balón comprometido por parte de un jugador, dudó en rechazar. Y de esta manera, tuvo que luchar por la presión del delantero francés. Karim Benzema vio el segundo gol en bandeja. Y aprovechó el momento para guiar a su equipo a Kiev y cortar su sequía goleadora en una noche clave.

El Bayern de Múnich no terminó su noche con ese gol del galo. Los últimos minutos se volcó sobre el área del Real Madrid para intentar dar la vuelta al marcador. No querían dejar de luchar por un puesto en Kiev. James Rodríguez, que volvía al Santiago Bernabéu, marcó el 2-2 metiendo a su equipo en el partido.

Los jugadores del Bayern de Múnich tras acabar el encuentro / UCL

La tensión se palpaba en cada rincón del Santiago Bernabéu. Todo el mundo extrañaba a Casemiro y Zinedine Zidane le dio paso al terreno de juego en lugar de Kovacic. Un jugador que, se hace notar en el césped. También Gareth Bale entró para ayudar en el ataque blanco.

El juego del Real Madrid no cambió, pero sí el del Bayern de Múnich que dejaba caer los balones al área blanca. No había ningún problema porque, Keylor Navas se coronó bajo palos con actuaciones impresionantes. Entre él y Karim Benzema, llevaron al Real Madrid a Kiev. Lucharán por el tercer título consecutivo de la Champions League. La posibilidad de conseguir su décimotercera copa de Europa está cada vez más cerca tras haber eliminado a un grande como es el Bayern de Múnich. Ahora, solo queda esperar a su rival.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here