Villarreal 0-1 Girona: Los amarillos perdonan y los de Eusebio lo aprovechan

El cuadro catalán se llevó los tres puntos del Estadio de la Cerámica con un gol de Stuani que fue suficiente ante un Villarreal que perdonó en la primera parte y se disolvió en la segunda

Cristian Stuani luchando un balón con Ekambi / Villarreal

En la noche del inicio de las fiestas patronales de Vila-real, el equipo amarillo recibía al Girona en el Estadio de la Cerámica. El combinado catalán llegaba sin su estrella, Portu, quien estaba en Sevilla negociando su fichaje por el club hispalense. Tampoco contaba con Timor, que pocas horas antes había firmado con Las Palmas. Eusebio cambiaba el sistema de inicio volviendo al sistema de tres centrales de Machín, aunque con el sello futbolístico de su nuevo técnico. En el cuadro local, Javi Calleja repetía el once que empató en Sevilla la jornada anterior dando una buena imagen.

El balón era amarillo de inicio, pero el primer remate lo tuvieron los visitantes en la cabeza de Borja García tras centro de Pedro Porro que detuvo Asenjo. La réplica la puso Pablo Fornals, que remataba fuera en el área tras una buena jugada de Gerard Moreno. La buena presión y colocación catalana en el centro del campo incomodaba al Villarreal, que perdía balones peligrosos en campo propio y le costaba llegar arriba.

Buena presión visitante

Sin embargo, cada vez que el cuadro groguet combinaba en tres cuartos tenía peligro, principalmente por las combinaciones de Gerard. El Girona buscaba la profundidad de sus carrileros, que creaban peligro en transiciones rápidas. Poco a poco el Villarreal se asentaba en campo contrario, aunque el cuadro gerundense resistía en la última línea. Esa barrera la atravesó Cazorla con un buen pase hacia Gerard, quien remató, pero se encontró con la buena salida de Bono.

El Girona trabajaba muy bien la presión sobre Cáseres y Trigueros para dificultar la salida rival, obligando a salir a Víctor Ruiz, que tuvo algunos errores en el pase. Sin embargo, los de Montilivi no traducían esas recuperaciones en ocasiones. A la media hora iba a llegar la mejor ocasión para los amarillos en la zurda de Gerard que cruzó en exceso su remate desde el lado derecho del área.

El Villarreal gobernaba y dañaba

En la siguiente jugada Karl Toko-Ekambi anotó un golazo, pero el VAR corrigió al asistente y anuló el tanto por fuera de juego aguando la fiesta a la grada. El bajón anímico de los amarillos lo aprovechó el Girona para volver a merodear el área contraria con centro peligrosos, pero que no encontraban rematador. A continuación, llegó otra buena oportunidad para los amarillos, en esta ocasión en las botas de Fornals, que remató un centro de Gerard que se marchó fuera tras tocar en Juanpe. La última de la primera mitad fue otro zurdazo del 7 amarillo que se fue rozando el palo. Llegaba el descanso con un Villarreal superior que no había aprovechado ninguna de sus buenas opciones de peligro y un Girona que debía mejorar.

El Girona creció en el segundo tiempo

La segunda parte la inició mejor el Girona, que volvía a presionar bien en la zona ancha y a abrir mucho el campo. Pero esta vez sí que los catalanes encontraron el acierto. En una de esas recuperaciones, Borja García condujo por el carril central para meter un balón quirúrgico a Stuani que picó el balón con clase para superar a Asenjo y estrenar el marcador.

A la hora de partido el Villarreal tuvo el empate en un centro e Ekambi que remató Cazorla en el área y el balón se marchó rozando el larguero. La respuesta fue de Pere Pons que se sacó un latigazo lejano que obligó a Asenjo a estirarse para despejar a córner. A pesar de tener el marcador a favor, el Girona no se conformaba y dominaba el balón ante un submarino amarillo desubicado.

Un submarino inoperante

Para colmo de males amarillos, Santi Cáseres se doblaba la rodilla en un lance y abandonaba llorando el césped haciendo saltar las alarmas. Poco a poco los amarillos recuperaron el mando del encuentro, aunque sin inquietar a Bono, mientras que el Girona contemporizaba bien. A menos de quince minutos del final, Pedraza tuvo una clarísima oportunidad para empatar en un disparo que desvió un defensa y se estrelló en la escuadra. El Villarreal intentaba volcarse ya sin nada que perder y los visitantes buscaban sentenciar a la contra, sin embargo los catalanes no sufrían y veían muy cerca la victoria.

Los amarillos lo intentaban, pero mostrando una imagen de debilidad y de impotencia que facilitaba el trabajo de los de Eusebio, que a base de oficio resistían sin problemas. El colegiado pitó y el Girona se llevó los tres puntos del Estadio de la Cerámica, tal como hizo la pasada temporada. El Villarreal se marchaba con solo 1 punto de nueve posibles y en zona de descenso.

Ficha técnica

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Alvaro, Victor Ruiz, Pedraza; Cáseres (Bacca 66′), Trigueros, Fornals, Cazorla (Layún 75′); Gerard Moreno, Ekambi (Sansone 83′).

Girona: Bono; Juanpe, Bernardo, Alcalá; Pedro Porro, Pere Pons, Borja García (Patrick Roberts 81′), Granell, Aday (Muniesa 78′); Lozano (Aleix García 58′) y Stuani.

Goles: 0-1 Stuani (58′)

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias. Amonestó a Mario, Trigueros y Sansone en el Villarreal y a Alcalá y Aday en el Girona.

Estadio: Estadio de la Cerámica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here