Sevilla 2-1 Cádiz: El Sevilla pasa a cuartos de final sin convencer a la afición

Los hispalenses consiguen pasar por cuarto año consecutivo a los cuartos de Copa del Rey

Pablo Sarabia (Sevilla) trata de arrebatar un balón a Nico Hidalgo (Cádiz) | LaLiga

El Sevilla recibía al Cádiz en el Sánchez Pizjuán para disputar el partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey. El conjunto hispalense partía como favorito para llevarse la victoria y para pasar a la siguiente fase de la competición. El Cádiz por su parte tenía la eliminatoria cuesta arriba, pero los de Álvaro Cervera ya sabían lo que es eliminar a un equipo de Primera División, como lo es el Betis, en Sevilla, en el Benito Villamarín.

El Cádiz fue de menos a más

El conjunto gaditano salió con un planteamiento mayormente defensivo. Durante los primeros compases del encuentro se vio al equipo algo reservado, cosa que aprovechó el Sevilla para amenazar un par de veces la portería del Cádiz.

A partir de ahí, el Sevilla comenzó a ponerse nervioso en los pases en corto, sobre todo en la zona de medio campo hacia atrás. De ello se aprovecharon los visitantes, que se sirvieron de esos minutos de flaqueza del Sevilla para tener dos ocasiones claras de gol. David Barral estrelló un potente disparo al larguero tras un pase erróneo de Johannes Geis a la altura de la línea defensiva.

Poco después era Moha Traoré el que avisaba a los de Montella con otra ocasión clara en la que manda el esférico a la lateral de la portería en un mano a mano ante Sergio Rico. Tras estas dos ocasiones de peligro por parte del Cádiz, la afición sevillista soltaba una enorme pitada ante la deficiente actuación defensiva de la zaga rojiblanca.

Johannes Geis (Sevilla) disputa un balón con Nico Hidalgo (Cádiz) | LaLiga

El Sevilla escarmentó de los pitos

Los de Montella se reactivaron tras esas dos ocasiones que casi le condenan con el 1-0. Tras varias jugadas de calidad por parte del Sevilla con pases magistrales de Banega al hueco, Joaquín Correa se planta en un mano a mano para tratar de batir al guardameta gaditano, este rechaza el esférico, el cual lo pesca Ben Yedder para rematar a bocajarro y hacer el 1-0.

El conjunto rojiblanco abría el marcador con ese gol que les proporcionaba una dosis de tranquilidad ante las peligrosas ocasiones del Cádiz y la gran pitada de la afición recibida debido al descontento que transmitía la grada.

Moha Traoré (Cádiz) trata de tapar un pase de Carole (Sevilla) | LaLiga

Con el 1-0 ya en el electrónico, el los locales empezaban a sentirse verdaderamente cómodo sobre el césped y la afición era testigo de cómo el cuadro sevillista plasmaba jugadas sin demasiada dificultad. No obstante, Rubén Yáñez, el portero gaditano, evitó que la contienda de goles se ampliase al término de los primeros 45 minutos.

El Sevilla arrancó bien la segunda mitad

Tras el paso por los vestuarios se reanudaba la segunda mitad. El conjunto hispalense ya más tranquilo en la triangulación de balón, botaba un córner en el minuto 52. El encargado de colgar dicho córner era Pablo Sarabia, quien supo templar correctamente la bola para que Joaquín Correa anotase el 2-0 con un testarazo en el corazón del área.

En torno al ecuador de una segunda mitad bastante más tranquila que la primera, Geis iba al choque con Rober Correa en la disputa por un balón, acción en la que el jugador del Cádiz salió gravemente perjudicado ya que tuvo que ver cómo se le salía el hombro. Finalmente, el jugador gaditano tuvo que salir retirado, en su lugar entró Álvaro García.

Los minutos posteriores al 70 fueron aprovechados por Vincenzo Montella para agotar los tres cambios: el entrenador italiano daba descanso a hombres importantes como Banega o Ben Yedder y con una buena actuación en el partido para dar minutos a jugadores más secundarios y con menos rendimiento como lo son Luis Muriel o Franco ‘El Mudo’ Vázquez.

Allá por el 85′ y cuando el partido estaba ya muy inactivo, Álvaro García aprovechó una salida en vano de Sergio Rico para batirlo con una baselina que hizo que el 2-1 subiese al marcador. Dicho fallo por parte del guardameta sevillista incendian una más las dudas sobre su actuación en los últimos partidos. Cosa que hizo que el Sevilla acabase el partido con el billete para los cuartos de final, pero con un mal sabor de boca por una actuación algo deficiente en defensa.

Fícha técnica

Sevilla FC: Sergio Rico, Corchia, Mercado, Lenglet, Carole, N’Zonzi (Pizarro), Geis, Sarabia, Banega (Franco Vázquez), Joaquín Correa, Ben Yedder (Muriel).

Cádiz CF: Rubén Yáñez, Rober Correa (Álvaro García), Kecojevic, Servando, Oliván, Sergio González, Abdullah, Moha Traoré, Nicolás Hidalgo, Aitor García (Carrillo), David Barral (Eugeni Valderrama)

Goles: 1-0 Ben Yedder (31′), 2-0 Joaquín Correa (53′) y 2-1 Álvaro García (86′)

Árbitro: De Burgos Bengoetxea amonestó a Olivan (26′), Sergio González (74′)

Estadio Ramón Sánchez Pizjuán: 23.510 espectadores (entrada floja). Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey 2017/2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here