Asensio e Isco aprovechan el día festivo

El mallorquín y el malagueño con un doblete cada uno fueron los principales líderes de la exhibición del equipo blanco ante el Melilla

El Real Madrid celebra su victoria ante el Melilla / LaLiga

Puro trámite el que se presentaba hoy en el Santiago Bernabéu. La eliminatoria quedó aparentemente resuelta en la ida. Por lo tanto, buena oportunidad para los no habituales del Real Madrid y para el Melilla de experimentar la gran sensación de jugar en un campo de tal envergadura como el Santiago Bernabéu.

Mucha expectación por ver las novedades que presentaba el Real Madrid en su once inicial. Titulares como Kroos, Modric, Ramos, Bale o Benzema tenían el día libre. La gran novedad en el once era la presencia de Isco, el cual partía de inicio por primera vez desde la llegada de Solari y lo hacía además de capitán. Por otro lado, Keylor regresaba a la portería y Mariano y Vinicius redondeaban la alineación atractiva blanca.

Comienzo con mucho ritmo

Keylor Navas parando un balón / LaLiga

Los dos equipos salieron muy decididos al ataque. Los veintidós jugadores inquietaron la portería rival desde el comienzo. Muy valiente el Melilla que ya en el minuto 2 tuvo su primer acercamiento al área con un remate de Qasmi que se marchó rozando el larguero. Justo un minuto después Mariano remató de cabeza en el área, pero este se perdió.

Poco tiempo después, los porteros tuvieron que emplearse a fondo. En el minuto 11, Keylor se estiró para sacar un remate de Mizzian dentro del área y en la siguiente jugada el Madrid fabricó un contragolpe en el que Asensio asistió para Isco y el disparo del malagueño en el punto de penalti lo sacó Pedro Luis. Desde entonces, el Madrid se hizo dueño del partido. Un par de ocasiones más de Vinicius y Mariano en los minutos 19 y 26 más el buen juego del equipo hacían presagiar que el gol estaba al caer.

Asensio fabrica el saco de goles

Asensio celebra el segundo gol / LaLiga

En el minuto 32 el cañón por fin disparó hacia el objetivo. Tras una gran conducción desde el medio campo, Asensio se internó en el área y con un disparo con la zurda consiguió batir a Pedro Luis y poner el primer gol en el marcador. Casi no se había terminado de sentar el público cuando un par de minutos después Vinicius avanzó por la banda izquierda, se metió en el área y asistió para Asensio para que hiciera el segundo. En un suspiro el mallorquín se apuntaba un doblete y cuajaba un gran partido que hacía mucho tiempo que no realizaba.

El show del número ’20‘ del Real Madrid no iba a detenerse ahí. En el minuto 39, tras un córner en corto, Asensio puso el balón en el área para que Javi Sánchez con la puntera marcara el tercer gol. El central madridista picó el balón, tocó en el larguero y se introdujo en el fondo de las mallas. Partido resuelto y llegaba la hora de gustarse. Así llegó el partido al descanso.

Celebración del gol de Javi Sánchez / @realmadrid

Isco se suma a la fiesta goleadora

Isco celebra su gol / LaLiga

La segunda parte arrancó con tres cambios. Dos en el Real Madrid y uno en el Melilla. Ceballos y Fran García entraban por Llorente y Carvajal y del lado melillense Otegui ocupaba el lugar de Mizzian. En el minuto 47, el capitán del Real Madrid hoy se sacó de la manga un zapatazo desde fuera del área que entró por la escuadra para poner el cuarto gol. Buen partido de Isco que le ha servido para apartar de alguna manera la falta de minutos de la que está gozando.

Vinicius también se estrena

Vinicius celebra su gol / LaLiga

Poca historia tuvo el partido en los siguientes minutos. El Madrid se dedicó a tocar y combinar y el Melilla a buscar alguna contra. En el equipo blanco había un hombre que buscaba incansablemente su gol y ese era Vinicius. Varias ocasiones desbaratadas hasta que al final en el minuto 75 tras un disparo rechazado por Pedro Luis consiguió mandar el balón a portería justo antes de retirarse.

Un penalti de Javi Sánchez en el minuto 80 hizo que Qasim transformara el gol del honor del Melilla, algo absolutamente merecido. Premio al esfuerzo que ha hecho el equipo visitante en la eliminatoria. Dos minutos más tarde, una buena jugada entre Valverde y Fran García hizo que el balón le llegara a Isco para que lograra también su doblete particular. También en este momento se lesionó Mariano.

Así cerraba el Real Madrid este gran partido. Los hombres de Solari se clasifican para octavos de final y ya tienen la mirada puesta en el próximo partido el domingo ante el Huésca.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here