Maribor 1-1 Sevilla: Empate frío pero válido en Eslovenia

Reparto de puntos en Eslovenia que ayuda a los de Marcucci a avanzar a la siguiente fase

J. Correa en una acción del partido frente a un defensor del Maribor / Sevillafc.es

Con un ambiente frío en Maribor, se recibía al que iba a ser el último partido de la fase del grupo E de la Champions League. Después de sonar el himno de la competición europea y el previo sorteo de campos y saque, rodaba el balón en el estadio esloveno.

Empezaban los primeros nueve minutos con un Sevilla con falta de chispa y de velocidad y, a su vez, con un Maribor que daba la sensación de que eran ellos los que se jugaban el pase a octavos de final. Al siguiente minuto, el diez, tras una buena transición ofensiva del equipo esloveno, Milec se zafaba de Correa y colgaba un balón al segundo palo, donde se encontraba el delantero brasileño Tavares, que remataba el balón a placer ya que la defensa hispalense se dormía en los laureles y dejaba libre de marca a un jugador que, como comentábamos en la previa, llegaba ‘on fire’. 1-0 para el Maribor y miedo en el cuerpo del cuadro de Marcucci.

Favorablemente, desde el partido del mismo grupo, el Liverpool – Spartak de Moscú, llegaban buenas noticias ya que en el minuto cuatro Coutinho hacía el 1-0 para los de Klopp y 15 minutos después del primer tanto, ya habían conseguido dos más, uno por parte de Firmino y, otro, por parte otra vez de Coutinho. Lo que hacía que el Sevilla, aún con un resultado negativo en Maribor, estaba en octavos de final gracias al 3-0 en Anfield.

Un Sevilla sin ideas

Tras el gol encajado por el Sevilla, estos intentaban meter un ritmo más al partido para conseguir darle la vuelta al resultado, pero no lo lograban. Es más, eran los del equipo de Milanic, quiénes gozaban de ocasiones algo más claras por errores del conjunto sevillano, el cuál estaba muy impreciso y causaban pérdidas en el centro del campo. Así, Pihler remataba otro centro lateral en el 18’ y, otra vez Tavares, en el minuto 42, disfrutaba de un error previo de Pizarro y remataba un balón dentro del área que se marchaba algo desviado.

El Maribor, defendía con nueve hombres detrás del balón y el Sevilla, muy apático en ataque, se plantaba durante casi toda la primera mitad en tres cuartos de campo. Debido a la acumulación de hombres por parte del Maribor, todas las jugadas ofensivas del equipo andaluz se quedaban en el último pase. De esta manera terminaba la primera parte que nos permitía ver un Sevilla desganado si crear peligro y un Maribor muy motivado.

Comenzaba la segunda mitad, sin cambios en ninguno de los dos equipos y, suponemos, que tras la charla de Marcucci a los suyos, despertaran. Y eso pareció, ya que el Sevilla tuvo una doble clara oportunidad en el minuto 48. Después de una ‘croqueta’ del argentino Banega y el consecuente disparo, que desviaba un defensa del Maribor, reaccionaba bien el guardameta de 39 años, Handanovic que despejaba el balón que le llegaba a Sarabia, que le pegó mordida y, otra vez, el portero apareciera para enviar el balón a córner.

Entrada al campo de Ganso

Primer síntoma de reacción por parte de los de Nervión, los cuáles movían el banquillo y en el minuto 60 ingresaba al terreno de juego Paulo Henrique Ganso, que tocaba sus dos primeros balones con grandes ideas. El primero, para flitrar un buen balón a Ben Yedder, que no llegaba por poco. El segundo, para rematar un balón aéreo anticipándose a la defensa.

A partir del minuto 65, el equipo esloveno comenzaba de nuevo a contragolpear, llegando de esta manera varias veces al área del equipo hispalense. Sin embargo, seguía dominando el Sevilla y en el minuto 72 llegaba la más clara del partido para ellos, por parte de Wissam Ben Yedder que desbarataba de nuevo el esloveno Handanovic. Cuatro minutos después, después de una bonita dejada de Correa en la frontal, Ganso, que había tenido dos buenas acciones anteriormente, conectaba un golpeo que a simple vista era fácil para el portero, pero la pifiaba y se le colaba el balón por debajo de los brazos, 1-1.

Ya entrados en los últimos diez minutos de partido, el Sevilla apretaba una pizca más pero cuando el balón estaba en posesión de los eslovenos, disminuían demasiado las revoluciones del partido. Y así fue, con algún tímido acercamiento del cuadro andaluz, se acababa el partido. El Sevilla, consiguiendo un empate en Eslovenia y gracias al contundente 7-0 del Liverpool al Spartak, se clasificaba como segundo del grupo E.

Ficha técnica

Maribor: Handanovic, Milec, Suler, Billong, Viler, Vhrovec, Bajde, Kahba, Pihler (Vrsic), Bohar (Hotic), Tavares.

Sevilla: Rico; Mercado (J. Navas), Kjaer, Lenglet, Escudero; Pizarro, Krohn-Dehli (Ganso), Banega; Sarabia, Correa, Ben Yedder (Muriel).

Goles: 1-0 Tavares (10′), 1-1 Ganso (75′)

Árbitro: Ovidiu Hategan, amonestó con tarjeta amarilla a Pihler, Bohar y Milec.

Estadio: Ljudski vrt.

Partido: Jornada 6 del grupo E de la Champions League.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here