Girona 1-1 Atlético de Madrid: El Atleti se estrella en Montilivi y se aleja del liderato

Los de Simeone lograron empatar en el 82 gracias a un gol en propia puerta de Ramalho. Stuani volvió a marcar y ya es pichichi

Girona y Atlético de Madrid empataron a uno en el duelo correspondiente a la 14 jornada de la Liga Santander. Los de Eusebio Sacristán consiguieron un empate muy trabajado ante los de Simeone, que pese a intentarlo, no pudieron con el entramado defensivo del equipo catalán. Christian Stuani y Jonás Ramalho en propia portería marcaron los dos goles del encuentro. Tras este duelo, el Girona se aúpa hasta la sexta posición, con 21 puntos; mientras que el Atlético se queda tercero con 25.

El Girona apretó al comienzo, pero el Atleti logró mandar

El partido arrancaba con un Atlético de Madrid que buscaba dominar. A través de una presión intensa, con las líneas muy adelantadas, dificultaba la salida de balón del Girona. Fueron diez minutos de asedio sobre la portería del conjunto catalán, con Lemar generando problemas a la defensa local, mediante la asociación con sus compañeros y la verticalidad.

El Girona esperaba su oportunidad a la contra, y pronto comenzaba a tener sus oportunidades. Los gerundenses generaron producción ofensiva gracias, en gran parte, a Patrick Roberts y a Pedro Porro. Ambos carrileros consiguieron ser la vía de escape del equipo de Eusebio, desbordando a la defensa atlética y teniendo unas cuantas llegadas claras.

De esta forma, el Girona logró equilibrar el choque tras el fulgurante inicio colchonero. Un disparo de Granell desde fuera del área que salió fuera y un tiro directo también desviado de Aleix García fueron las primeras ocasiones del conjunto local. La más clara fue de Stuani, en un gran remate tras un centro servido desde la banda derecha.

Stuani volvió a marcar y ya es pichichi / Foto: LaLiga

Tras estos minutos de dominio del conjunto catalán, el Atlético volvió a tener el balón. Los rojiblancos embotellaron al Girona y consiguieron controlar el partido. No obstante, no consiguieron traducir este dominio en ocasiones manifiestas de gol. Tan solo una, y muy clara. Fue de Saúl Ñíguez, que tras una gran jugada colectiva estrelló la pelota en el larguero.

Mazazo de Stuani al borde del descanso

El Atlético se mostraba cómodo. No daba ni un solo atisbo de que la cosa se pudiera torcer. No obstante, el Girona se dispuso a presionar más vehemente y a adelantar las líneas en el tramo final del primer tiempo. Los de Eusebio Sacristán buscaban recuperar rápido el balón e inquietar a Jan Oblak. Apretaron, y obtuvieron su recompensa.

Fue fruto de esta presión que Rodrigo cometiera un error en la entrega de balón y perdiese la posesión. Entonces, Stuani interceptó el esférico y se marchaba como una flecha hacia la portería del Atleti, hasta que fue derribado por Oblak. El árbitro principal, De Burgos Bengoetxea, señaló la falta fuera del área. No obstante, el colegiado vasco recibió instrucciones del VAR: la falta había sido dentro, por lo tanto, había penalti. El colegiado rectificó, Stuani se dispuso a lanzar la pena máxima y no erró ante Oblak, batiéndolo con un gran lanzamiento. Un gol justo al filo del descanso, de los que duelen. Así llegó al descanso el Girona, venciendo, tras un arreón final que fue suficiente

El Atleti logró empatar contra el cerrojo del Girona

Tras la reanudación, el plan del Girona era claro: defender la ventaja obtenida tras el gol de Stuani. El equipo gerundense echó el cerrojo atrás y pasó a defender con muchos hombres cerca de su portería. El Atleti, pues, debía centrar sus esfuerzos en igualar el marcador contra una auténtica muralla.

Saúl, hoy de lateral, controlando un balón / Foto: Atlético de Madrid

No encontraba resquicios el conjunto de Simeone. El Girona esperaba agazapado atrás. Se mostraba cómodo, sin ofrecer ni una sola fisura. Estaba claro que algo debía cambiar el técnico argentino si quería no salir derrotado de Montilivi. Decidió, pues, hacer dos cambios de corte ofensivo. Arias y Rodrigo abandonaron el terreno de juego, para dar entrada a Correa y Gelson Martins.

De esta forma, el Atlético comenzó a generar más peligro. El desborde del argentino y la agilidad, la velocidad y el regate del portugués lograron transmitir una mayor sensación de que el gol del empate podía llegar. Y llegó. En el minuto 82, Correa vio a Costa desmarcándose arriba. El hispano brasileño, que controló la pelota de una forma magistral, se perfiló y cargó el pie. Pero no fue la pantera, sino Jonas Ramalho, el que en un ademán de despejar el balón lo introdujo en la portería de Gorka Iraizoz, quien salió en sustitución del lesionado Bono.

Tuvo el Atlético ocasiones para marcar incluso un segundo gol y llevarse la victoria de tierras catalanas. La más clara fue un mano a mano de Gelson, que sacó Iraizoz con un paradón. De esta forma, el Girona logró frenar el ímpetú del conjunto madrileño, que tan solo pudo sacar un empate de Montilivi. Donde, por cierto, sigue sin ganar.

FICHA TÉCNICA

Girona: Bono (Iraizoz 70′); Ramalho, Bernardo, Juanpe; Pedro Porro, Aleix García, Pere Pons, Granell, Roberts (Portu 65′), Borja García (Valery 83′); Stuani.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias (Gelson 73′), Savic, Lucas, Saúl; Koke, Rodrigo (Correa 63′), Thomas, Lemar; Griezmann, Costa.

Goles: Stuani (45′), Ramalho (p.p. 82′)

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea (Comité Territorial Vasco). Amonestó a Koke (40′), Oblak (44′), Thomas (71′), Costa (88′), Saúl (88′)

Partido correspondiente a la 14ª jornada de la Liga Santander 2018/19. Estadio Municipal de Montilivi. 12104 espectadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here