Friburgo 1-1 Werder Bremen: Augustinsson saca un empate ‘in extremis’ para el Bremen

Un gol en el descuento del defensor del Bremen sirve para poner fin a la mala racha de resultados y sacar un punto de un encuentro que parecía perdido

Klaasen desviando un envío a puerta | @Bundesliga_EN

Un bajo al alza y un mediano a la baja se topaban en el templo del pequeño, en situaciones distintas a las de temporadas pasadas. El Friburgo aparecía como un candidato al descenso que había logrado a base de trabajo lograr una distancia con la zona roja, y el Bremen llegaba desinflado tras un buen arranque de campaña. Más por precisión que por ímpetu, ambos equipos se aprovecharon del perdón del otro en los tramos finales de cada mitad, con Augustinsson sacando un remate en el descuento que fue letal para un Friburgo que tuvo en los minutos anteriores dos ocasiones muy claras que desperdició, y que ve cómo se escapan dos puntos que tenían sellados desde el penalti de Waldschmidt.

Imprecisión local desde la frontal

Poco acostrumbrado a enfrentarse de tú a tú con equipos a priori inferiores, el Werder Bremen saltó al Europa Park con intenciones de mantenerse a la espera mientras los locales salían revolucionados con el empujón de la grada. Gracias a las carreras de ofensivos como Waldschmidt y Terrazzino, el conjunto de la Selva Negra se hizo con el peso del encuentro hasta el ecuador de la primera mitad, siendo capaces de terminar las jugadas desde lejos ante los agujeros de la zaga.

Pavlenka tuvo que intervenir en más de una ocasión para detener los latigazos desde la frontal, y también acabó resoplando cuando el Friburgo se adentraba dentro del área y mandaba el cuero por encima de su travesaño. Florian Kohfeldt no es un hombre de demasiados sobresaltos, pero viendo el panorama del encuentro acabó rebotado en la zona técnica.

El Friburgo se aprovecha de los errores que el Bremen no materializó

Más por desmérito de los hombres de Christian Streich que por mérito propio, con el paso de los minutos el Werder Bremen se introdujo de lleno en el partido. Los constantes desvaríos en la de balón de los tres centrales del Friburgo cuando se les aplicaba un poco de presión, y lo poco que le hace falta a Klaassen y los hermanos Eggestein para hallar a Harnik al borde del área fueron lo que más benefició a los ‘nórdicos’.

Las oportunidades de gol para los visitantes no tardaron en aparecer, pero debido a un recital de errores de Schwolow, el arquero local. Para el infortunio local, la infinidad de fallos se quedó en nada debido a la incapacidad para aprovecharse de ellos aunque estaban tomando poco a poco la batuta del partido.

Sin embargo, y como se materializa en un grado superior en la Bundesliga, perdonar es lo peor que se puede hacer. En la recta final del primer tiempo se encontró Waldschmidt con otro hueco en la frontal y de nuevo no dudó en asestar el latigazo. Mosiander se interpuso en la trayectoria pero dejó el brazo tendido y el balón impactó claramente en él, provocando la pena máxima que el propio causante anotó con maestría para dar un golpe cuando más duele: antes de enfilar los vestuarios.

Segundo tiempo abierto, pero con la balanza a favor de la localía

Con las marcas del golpe anímico, el Werder Bremen volvió al verde pero no fue capaz de asediar a su rival. Es más, incluso el Friburgo tuvo más ocasiones para duplicar la ventaja y dejar prácticamente sellado el encuentro, pero el muro de Pavlenka se interpuso en su camino. Y en el otro área, un Schwolow más inseguro aún si cabe tuvo la suerte de no ser probado a fondo.

Osako y Rashica fueron las dos cartas que Kohfeldt jugó para revertir la situación, transformando el 4-4-2 inicial por un 4-3-3 con el que pretendía poner más peligro en el área que por momentos parecía estar con seis defensores y que no tenía ninguna prisa para sacar el esférico mientras esperaba que los minutos pasaran y pasaran, y los tres puntos no se le escaparan. Al final hasta llegamos a ver a Claudio Pizarro en el último cuarto de hora, llegando a tener alguna ocasión pero sin demasiados sobresaltos, tal y como fue la tónica de su equipo.

Augustinsson saca un empate en el último suspiro

En los últimos diez minutos, más por la inercia que por otra cosa, el partido se rompió. Schwolow terminó apareciendo para sustituir los pitos por aplausos y, como ocurre en estas circunstancias, fueron los locales quienes crearon más peligro en el caos. No obstante la historia se repitió pero con las tornas cambiadas. Pavlenka sacó otra parada milagrosa, Höler mandó un mano a mano demasiado asequible al palo, y Augustinsson se coló en el área en el descuento para mandar el balón a las redes.

El Friburgo lo tuvo todo de cara para ganar pero, tal y como le ocurrió a su rival en el primer tiempo, perdonar un gol que hubiera sido la sentencia acabó costándole demasiado caro. Seguro que este gol in extemis hace que el viaje de vuelta al norte sea más llevadero para los de Bremen, que tras tres derrotas consecutivas consiguen ver la luz al final del túnel.

Ficha técnica

SC Friburgo: Schwolow – Gulde, Koch, Heintz – Stenzel, Haberer, Gondorf (Frantz, 80′), Günter – Höler – Waldschmidt (Kammerbauer, 89′), Terazzino (Petersen, 68′).

SW Werder Bremen: Pavlenka – Gebre Selassie, Veljkovic, Moisander, Augustinsson – J. Eggestein (Pizarro, 77′), Sahin (Rashica, 63′), M. Eggestein, Klaassen – Harnik (Osako, 63′), Kruse.

Goles1-0 (Waldschmidt, 42′, pen.). 1-1 (Augustinsson, 90+2′).

Amonestaciones: Niklas Moisander y Nuri Sahin, ambos del Werder Bremen, fueron los dos únicos jugadores que vieron la tarjeta amarilla.

Europa Park. Jornada 13 de la Bundesliga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here