Francia 1-0 Bélgica: El poderío ‘bleu’ vale una final por encima del mérito belga

La selección francesa jugó bien sus cartas para llegar a la final siendo efectiva y apagando el brillo de Bélgica

Umtiti celebra su gol ante Bélgica / FIFA

Primera semifinal del Mundial de Rusia, solo una barrera más para que Francia o Bélgica lograsen su pase a la ansiada final. Los de Deschamps disputaban su sexta final, mientras que los de Roberto Martínez conseguían jugar una semifinal después de 32 años. Un pase que ha costado a ambos, ante Uruguay y Brasil respectivamente, dos selecciones muy fuertes en las citas mundialistas. Pero a un partido era el todo o nada, y solo uno podía competir por la gloria.

Francia tomó la iniciativa desde el principio, queriendo encerrar a Bélgica en su campo. Sin embargo, los de Roberto Martínez habían plantado muy bien sus filas. Además no les era difícil poner en marcha una contra. Fellaini estuvo muy activo desde el principio, dándole movimiento a la banda izquierda y acercándose al área de Lloris. Una vez los belgas se hicieron con el control, Hazard se convirtió en una bala e intentaba conectar una y otra vez con Lukaku. Le costaba encontrar huecos a la dupla Matuidi-Giroud, perseguían a los ‘Diablos Rojos‘ por el campo y cuando encaraban se encontraban con un muro. Sin embargo, cuando se plantaban frente al área de Courtois Griezmann ponía lo necesario para crear una alerta de peligro.

Ajustando el ritmo

En una rápida contra, Pogba metió un balón filtrado en largo para Mbappé que rompía el fuera de juego. Solo en carrera ante Courtois no llegó por los pelos a picarla y anotar el primero, pero a pesar de perder posiciones estaban provocando más revuelo. Hazard respondió con un tiro cruzado desde el costado izquierdo, pero se quedó lejos del poste opuesto. Sin embargo, Alderweireld hizo saltar las alarmas completamente tras un remate desde el corazón del área a bocajarro. Muy enchufados al área contraria, Bélgica creaba peligro en cada llegada de Fellaini y Hazard, que estaba brillando en cada balón que tocaba. El entretenimiento estaba asegurado una vez cumplida la media hora de juego, aunque sin ninguna ocasión especialmente clara.

Griezmann quiso tirar de los suyos, aprovechar el último cuarto de hora antes del descanso. Con una rápida carrera se plantó en los dominios de Courtois y entregó atrás a Hernández, solo que le pegó mal. Esta iniciativa animó a los suyos y Mbappé hizo lo mismo por la derecha. Una vez pasó la zona de tres cuartos asistió a Giroud y el delantero no llegó a pegarle bien, pero quedaba solo ante el portero. Habían metido una marcha más los de Dechamps y eso lo notaba Bélgica. La ocasión más clara de Les Bleus fue a escasos minutos del ecuador del partido. Un tiro sin ángulo de Pavard que Courtois llegó a parar de milagro con el pie.

Francia coge fuerzas

La energía parecía no haberse perdido en el cuarto de hora de descanso, sobre todo a Bélgica. Sabiendo que los franceses habían apretado un poco más al final de la primera mitad, rondaron a Lloris desde que saltaron otra vez al ruedo. Aún así, a Francia le bastó llegar una vez para hacer maravillas. Un saque de córner que Umtiti envió al fondo de la red con un cabezazo, poniendo la diferencia en el marcador. La ventaja ahora tenía un bando y Bélgica nadaba a contracorriente. Querían darle más fluidez a su juego, con muchas salidas por las bandas, pero los centros eran despejados continuamente por la defensa francesa. Se habían cerrado en banda y tirar de contras para proteger el resultado.

La mejor manera de hacer daño a Francia era con llegadas verticales. Pogba conectó con Fellaini, en carrera solo por el carril central, y remató muy cerca de portería haciendo que la afición contuviese un suspiro. Acosaban continuamente a la zaga francesa, que aguantaba la presión como si fuera lo último que debían hacer en su vida. Giroud estaba muy participativo, tanto en ataque como en defensa, y eso lo notaba el equipo de Roberto Martínez. Tenían la posesión y el control del partido, pero en el ataque todo les fallaba a la hora de definir.

Los belgas pierden la opción a la gloria

Francia sabía lo que hacía, y Bélgica sentía que el tiempo cada vez pasaba más rápido. Aprovechaban cada balón parado lo mejor que podían y pudieron empatar el encuentro a escasos minutos del final. Sin embargo, tras un rechace en el área el balón cayó en un lugar sin ángulo, muy difícil para conseguir resultados favorables. Los jugadores belgas se habían esforzado lo posible y más. Pero la semifinal había podido con ellos. Habían brillado como en todos los partidos anteriores. Sin embargo, no les había bastado con eso.

Francia pudo haber sentenciado con un remate espectacular de Pogba, pero Courtois llegó a meter la mano. El árbitro pitó el final del encuentro y las caras de los belgas no podían ser más tristes. Mientras que la de los franceses era de gozo. Llegaban a una segunda final consecutiva contando la Eurocopa de Francia dos años antes. Eso sí, el mérito a Bélgica no se lo podía quitar nadie.

Ficha Técnica

Francia: Lloris, Pavard, Varane, Umtiti, Hernández, Pogba, Kanté, Mbappé, Griezmann, Matuidi (Tolisso) y Giroud (N’Zonzi).

Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Chadli (Batshuayi), Dembélé (Mertens), Witsel, Fellaini (Carrasco), De Bruyne, Lukaku y E. Hazard.

Goles: 1-0 Umtiti (51′)

Árbitro: Andres Cunha (Uruguay). Amonestó a Kanté (Francia), y a Hazard, Alderweireld, Vertonghen (Bélgica).

Estadio de San Petersburgo: partido correspondiente a la primera semifinal del Mundial de Rusia 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here