CSKA Moscú 1-2 Roma: Unos ‘giallorossi’ conformistas salen airosos de Moscú

Manolas y Pellegrini fueron los anotadores del conjunto de Di Francesco, que sale con el pase de Champions casi asegurado

Manolas celebra uno de los goles del partido / Twitter Champions League

Rusia muchas veces no es terreno de buen gusto para los equipos que la visitan. No lo fue para el Real Madrid, que cayó derrotado, y tampoco lo fue para la Roma, aunque los italianos sí lograron el triunfo. Una victoria con esas cosas a las que está afiliada, con gol de Manolas, ocasiones derrochadas y agonía pero que consigue dejar el pase asegurado el pase de ronda con un gol de Pellegrini en superioridad numérica.

La cabeza de Manolas sigue afiliada a los días importantes

No hay jugador que mejor defina lo que es la Roma actualmente como Manolas. Un defensor luchador, que nunca teme a su delantero a marcar sin importar la calidad de este y cuya cabeza, más que guardar recuerdos, los crea. Bien lo sabe el aficionado ‘culé’ en aquella noche en el Olímpico, donde la testa del griego llevó a los romanos a su primera semifinal en años, y hoy apareció el mismo protagonista.

Quería el CSKA no marcharse perdiendo a descanso como sí lo hizo en su último duelo, pero se topó con el único griego que sobrevive a Roma. Sólo cuatro minutos le hicieron falta, en un córner bastante parecido al que abatió al Barcelona. Se coló en el primer palo con astucia, Akinfeev no le vio venir y saltó con intrigas de atrapar el esférico, sin saber que una cabeza de oro aparecería para dejarle retratado. Un cabezazo que valía demasiado, que dejaba a la Roma en el primer puesto de grupo a la espera de que el Real Madrid jugara en Chequia, y con el pase a octavos visto para sentencia. Era el día en el que se debía llamar a Manolas y éste cogió el teléfono con una sonrisa.

Conformismo y perdón de la Roma

Una vez detrás en el marcador no hubo demasiada reacción por parte de los locales. Di Francesco y los suyos se mantuvieron durante todo el primer tiempo aguardando con el esférico y tratando de desestabilizar a un rival que no está acostumbrado a jugar con un ritmo de competición europea. Al son de N’Zonzi y Cristante la Roma dominó el mediocampo con facilidad, y el CSKA sólo se pudo acercar a balón parado y con los destellos de un Vlasic que parecía ir una marcha por encima de sus compañeros. Para más inri, en la jugada inmediata al gol ya había perdido a una pieza clave como Mario Fernandes, que abandonó el verde tras un encontronazo con otro zorro viejo como Kolarov.

Dzeko y Florenzi perdonaron en dos ocasiones el segundo gol, que hubiera ofrecido mucha más tranquilidad a los visitantes aunque su juego sí lo ofrecía. Únicamente se envalentonaron los rusos en los minutos previos al descanso, con más de un intento desde media distancia que acabó en las manos de Olsen, y con una jugada de libro dentro del área que Oblyakov no logró definir como debería. Fue ese despertar tardío lo único bueno que se pudo llevar Goncharenko.

El CSKA pasa del todo a la nada en minutos

A la vuelta de los vestuarios fueron los ‘giallorossi’ quienes no entraron despiertos al terreno de juego y el templo del CSKA pudo estallar en éxtasis en tan sólo seis minutos, con una transición de libro que el joven Anton Sigurdsson culminó con habilidad. Di Francesco y la directiva en el palco estallaron de rabia tras haber visto a su equipo derrochar ocasiones y querer conformarse con la mínima ventaja, mientras los moscovitas estaban más crecidos que nunca y se veían más que capaces de la remontada. No obstante su alegría se torció en decepción también en cuestión de minutos con la expulsión de Magnússon por doble amarilla.

Esta vez no se demoró la Roma y en la siguiente acción volvió a poner las cosas en su sitio, obra de un mano a mano de Pellegrini con Akinfeev que el número siete solventó para anotar así su primer tanto con el conjunto capitalino en Champions League. A partir de ahí, a tónica del primer tiempo se hizo de nuevo latente. El peligro volvió a aproximarse al área local como era de esperar, y las acometidas se echaron a perder por decisiones erróneas y una falta alarmante de acierto de cara a puerta.

La Roma lo tiene todo para pasar de ronda, menos la alegría de su hinchada

Para la fortuna de los romanos el arrebato final del CSKA no tuvo la suficiente capacidad al tener un efectivo menos para cuidar las espaldas. Olsen tuvo que intervenir en alguna ocasión para cortar los pases que se filtraban por la zaga y algún que otro disparo desde la frontal, pero estaba claro que no iba a haber sorpresa antes del pitido del colegiado, tan sólo una humareda por parte de la hinchada local. Un silbato que deja a la Roma con el pase a octavos de final casi confirmado a falta de visitar Chequia y recibir al Real Madrid, aunque con bastante malestar de su hinchada por tener un marcador tan ajustado ante un rival inferior.

Ficha técnica

CSKA Moscú: Akinfeev – Mário Fernandes (Schennikov, 12′), Nababkin, Becao, Magnússon – Bijol, Akhmetov (Khosonov, 76′) – Vlasic, A. Sigurdsson (Chernov, 64′), Oblyakov – Chalov.

AS Roma: Olsen – Santon, Manolas, Fazio, Kolarov – N’Zonzi, Cristante – Florenzi (Juan Jesus, 88′), Pellegrini (Zaniolo, 82′), Kluivert (Ünder, 70′) – Dzeko.

Goles0-1 (Manolas, 4′). 1-1 (A. Sigurdsson, 51′). 1-2 (Pellegrini, 59′).

Amonestaciones: Hordur Magnússon (doble amarilla) fue el único jugador amonestado y expulsado en el día de hoy.

Estadio Olímpico de Luzhnikí. Jornada 4 de la UEFA Champions League (Grupo G).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here