Chelsea 1-0 Liverpool: Giroud y Hazard ponen los pies en el suelo a los ‘reds’

Un cabezazo del francés otorgó la victoria a un Chelsea que quiere asegurar la Champions League y que le aguó la fiesta a los de Jürgen Klopp

Faraón vencido y héroe repentino. Mohamed Salah reflexionando tras encajar el 1-0 que Olivier Giroud celebra | @ChelseaFC

El Liverpool llegaba a Stamford Bridge con la resaca de la gesta del Olímpico. Mientras los ‘Reds’ venían como finalistas de Champions su rival, el Chelsea de un Antonio Conte cuyo futuro está cada vez más lejos de Londres, debía sumar para poder certificar su clasificación al mismo torneo de cara a la próxima campaña.

El ya habitual juego rápido del conjunto de Jürgen Klopp fue dominante durante los primeros compases. Atrás quedó el pop/rock de sus vecinos Los Beattles ante el ritmo vertiginoso que impera ahora en Anfield, donde una especie de EDM que envía el balón al área rival con necesidad de pocos toques cautiva tanto a sus aficionados como al resto del mundo. Esa música subió su volumen en apenas dos minutos, cuando un balón desde atrás encontró a la samba del tridente del Liverpool. Firmino, con uno de sus característicos desmarques se quitó a su defensor y sin pausa en su cassette buscó la diagonal con una volea que detuvo bien Courtois por abajo.

Los locales no estaban cómodos sobe el verde y, aunque con el paso de los minutos su mediocampo se fue soltando, su principal recurso fue buscar una y otra vez a Hazard y Giroud. El francés sigue siendo el mimado de Conte y dejó a Álvaro Morata fuera de la convocatoria. Y no es de extrañar. El ex-jugador del Arsenal siempre se ha mostrado con la garra que al español le ha faltado en sus apariciones. No obstante, el delantero del Chelsea no tuvo el mejor de sus comienzos, al arrebatarle en la frontal un balón que su compatriota Bakayoko ya estaba en intento de clavar en las mallas.

El técnico de los ‘Blues’ no tardó en meterse en el encuentro y modificó su táctica para aprovechar la altura de su punta. Aunque el Liverpool seguía presionando y Mané tuvo dos buenas ocasiones para abrir la lata, el gol acabaría siendo para el Chelsea. Giroud se redimió de su anterior fallo y, con un centro por la derecha de Moses, se elevó para peinar el esférico y poner a su equipo por delante.

La música de los ‘Reds’ se había cortado de golpe y una vez más se encomendaron a su faraón para volver a sintonizar. Pero éste, en su vuelta a la que ya fue su casa, no tuvo apenas influencia durante el primer acto. Es más, Salah tan sólo cosechó una tarjeta amarilla por pecar de astucia para sacar una falta en la frontal. Los ‘pensioners’ se vieron cómodos atrás y no dejaron que su rival se acercara hasta el pitido del descanso.

El segundo acto inició con un auténtico monólogo de Eden Hazard. El belga tuvo como misión arrastrar a todo marcador que tuviera encima y lo hizo de una manera brillante. Es más, recibió tanto agarrón que tuvo que cambiarse de elástica cuando habían pasado sólo cinco minutos desde su reanudación. Pero, a pesar de una gran desempeño, no obtuvo su premio. Y el segundo gol del Chelsea, obra de Rüdiger en un córner, fue invalidado por fuera de juego.

El semblante de Klopp pasó de reflejar tranquilidad a ser todo lo contrario. El técnico alemán no tardó en hacer entrar a Jordan Henderson para sustituir a Clyne amonestado en el primer tiempo, y mover a Alexander-Arnold al lateral derecho. Sin embargo, hacía falta técnica para desatascar el centro del campo y Henderson no fue capaz de proporcionarla. Haciendo así que su entrada no proporcionara más que pulmones frescos para luchar con Bakayoko, Fábregas y Kanté. Este último también estaba engrandeciendo su actuacion en el segundo tiempo, cortando toda salida de balón y, por tanto, la creatividad de su rival.

Las ocasiones para el empate no llegaban y, las pocas que sí lo hacían, eran repelidas por la defensa. En su último arrebato, Klopp metió a Solanke, ex del Chelsea para contar con cuatro atacantes arriba. Pero el Chelsea ya había impuesto su muralla atrás y tan sólo se echó arriba cuando vió suficientes espacios. Una de esas ocasiones casi significa el 2-0. Marcos Alonso, sacando una volea casi imposible, soltó un latigazo que casi revienta la escuadra de un Karius que soltó todas las plegarias para que no sucediera.

Tras esto, el único acercamiento peligroso fue un centro del Liverpool que Azpilicueta rozó para que su arquero lo atrapara. El descuento, que se esfumó con los cambios de Conte, no sirvió de nada y el Chelsea cerró su victoria. Un triunfo que les acerca a la Champions League y que aguó lo que en un principio parecía ser otro concierto de los ‘Reds’.

FICHA TÉCNICA

Chelsea: Courtois – Azpilicueta, Cahill, Rûdiger – Moses (Zappacosta, 89′), Fábregas (Pedro, 90+3′), Kanté, Bakayoko, M. Alonso – Hazard (Willian, 86′), Giroud.

Liverpool: Karius – Clyne (Henderson, 59′), Lovren, van Dijk, Robertson (Solanke, 74′) –  Wijnaldum, Milner (A. Moreno, 89′), Alexander-Arnold – Salah, Mané, Firmino.

Goles: 1-0 (Giroud, 32′)

Amonestaciones: Mohamed Salah y Nathaniel Clyne fueron los amonestados del Liverpool. Marcos Alonso, Victor Moses y Thibaut Courtois, los del Chelsea.

Stamford Bridge. Jornada 36 de la Premier League

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here