Brose 88-89 Fuenlabrada: Cruz salta la banca sobre la bocina

Montakit Fuenlabrada arrancó su sexta participación europea con una vibrante y brillante victoria (88-89) ante el Brose Bamberg. Un triple de Paco Cruz con el reloj a cero premió el magnífico partido de los españoles

Paco Cruz, el heroe del partido, saluda a Clark. Foto de la Web de ChampionsLeague

Montakit Fuenlabrada debutó en la Champions League con todo en contra. Arrancó contra el máximo favorito del grupo C, a domicilio, sin Marc García, ni Nogueira y con Eyenga recién salido de su lesión. Aún así jugó a un grandísimo nivel con Bellas notable, Cruz inspirado (22 puntos) y Zanna sobresaliente (19+10), ni el descomunal talento de Rice (33 puntos y 8 asistencias) pudo con los españoles. Un triple brutal, salvaje, increíble de Paco Cruz volteó el marcador.

Los madrileños creyeron pese a que faltó una pizca de suerte en la defensa a toda pista. A dos para el final tenía el partido casi perdido, caía por ocho. Entonces Montakit Fuenlabrada se agarró a su orgullo. Qué manera de sufrir y creer. Fantástico final porque un minuto después llegó a ponerse a dos puntos: 85-83 con 18 segundos por jugar.

Con mucha, mucha suerte Rice supo sacar dos tiros, pero falló el primero: 86-83 y 15 segundos para los españoles. Personal de los alemanes y dos libres que anota Popovic 86-85 y diez segundos. Los árbitros respetaron el escalafón y perdonaron unos pasos a los alemanes. Hubo tiros para Stuckey 88-85 y tiros para Cruz. Anota el primero y recupera el rebote del segundo, saca de fondo Fuenlabrada y BOOOOM triplazo de PACO CRUZ.

Montakit compite

El arranque del Montakit Fuenlabrada fue de manual. Defensa agresiva en el perímetro, robos y rebote con un Sanna (7+4) hiperactivo en la trasera y corriendo a la contra como si fuera un alero. Parcial de 2-12 para mostrar las cartas y que no se iba a regalar nada. Se aprovechaba que la transición alemana era bastante lenta para armar contra a la mínima.

Ello permitió a los fuenlabreños tomar la delantera. Del seis a cinco del minuto tres y pico al ocho a dieciocho tres minutos después que provocan el parón local. Despertaron los alemanes, bueno Rice, que aprovecharon la rotación de Montakit Fuenlabrada para recortar con un parcial de 7-0. Al diez las cuentas iban bien para los madrileños: 19-23.

Los alemanes salieron más enchufados al segundo acto. Enseguida recuperaron la delantera porque la defensa de Montakit Fuenlabrada presentó alguna laguna y Rice se aprovechó de ello. Aún así entre Bellas y Zanna entendieron la forma de mantener a su equipo en el partido, dirigiendo uno, reboteando otro. Con Cruz ( 15 puntos al descanso) enchufado en la anotación el partido no se hacía tan cuesta arriba aunque se echara de menos la aportación de Popovic. Al descanso había vida: 44-44.

Fuenlabrada da la cara

Brose tenía un problema. No era capaz de ordenar su ataque con combinaciones efectivas. Todo era buscar el tiro desde el arco sin plantear “guerra” en la pintura con posesiones realmente cortas. La dependencia de Rice y la falta de respuesta para Sanna en la bombilla era el principal problema de Bagatskis. Montakit tenía el problema de la corta rotación y de la “ausencia” de Popovic (su primer punto en el 26) delante que no atrás.

Se solventaba con la buena defensa, la velocidad y el equilibrio dentro-fuera en ataque estático. Claro que enfrente había mucho, mucho talento. Jelovac y Zisis aparecieron, como era previsible. Brose pese a verse siempre superado supo mantenerse en el partido cuando peor pintaba para ellos. Al treinta 59-63.

Rice, Rice y Rice

Que Rice pudiera “salirse” estaba en el guión. La cuestión era que no tuviera mucha compañía. Ahí lo estaba haciendo bien Montakit Fuenlabrada. El americano lo tiraba todo y anotaba (25 puntos al 32) pero la puesta en escena “naranja” era la correcta. El duelo era Rice contra el Fuenla y los españoles estaban en el partido: 70 iguales a seis para bocina. Claro que los alemanes habían encontrado la fórmula de parar a Cruz que no había vuelto a anotar desde el descanso.

Montakit Fuenlabrada estaba compitiendo, con altibajos en forma de pérdidas absurdas, pero dando la cara. Como los buenos. El oficio de los veteranos alemanes apareció para sacar personales “light”. A los españoles empezó a pasarles factura la presión. En un abrir y cerrar de ojos Brose estaba cinco arriba: 77-72 a dos y medio para final. Los fuenlabreños recurrieron al arco pero éste les dio la espalda y sonrió a los germanos que a uno y medio estaban con el partido en el bolsillo: 80-72.

Y luego ocurrió lo que arriba les hemos contado. Que la Cenicienta encontró a su hada madrina… Mexicana, por si quieren más señas.

Ficha Técnica:

Brose Bamberg (19+25+15+29):Zisis (10), Olinde (2), Stuckey (2), Rubit (16) y Jelovac (7) -cinco inicial- Rice (33), Kratzer (-), Schmidt (0), Harris (8), Alexander (5), Heckmann (5) y Kulvoka (0).

Montakit Fuenlabrada (23+21+19+26): Bellas (7), Llorca (), Cruz (22), O´Leary (7) y Zanna (19) -cinco inicial- Round (-), Popovic (8), Rupnik (1), González (4), Ehigitor (-), Clark (2) y Eyenga (12).

Árbitros: Poursanidis (Grecia), Calik (Polonia) y Kalpakas (Suecia).

Incidencias: Partidos correspondiente a la primera jornada del grupo C de la Champions League Basketball.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here