Benfica 0-2 Bayern Múnich: Paseo ‘bávaro’ a medio gas en Lisboa

El 'gigante de Baviera se impone muy cómodamente a los lusos, con Lewandowski y Renato Sanches en la lista de goleadores

Lewandowski y James celebrando el gol del polaco | @FCBayernEN

Después de la victoria agónica del Dortmund y los empates de Schalke y Hoffenheim, era el Bayern quien cerraba la primera jornada de Champions para los equipos alemanes. Precisamente, el conjunto con el grupo más fácil de los cuatro que compiten en la élite europea, y que debía someter a sus rivales con relativa facilidad. Y así sucedió en el Estadio Da Luz. Lewandowski abrió la lata en los primeros minutos, y en el segundo tiempo cerró el marcador un Renato Sanches que volvió a vestirse con los ‘bávaros’. Los de Kovac no se inmutaron ante la presencia de su rival y a medio gas se llevaron cómodamente los tres puntos de Lisboa.

Lewandowski golpea con clase

La capital portuguesa se engalanó para ver a las ‘águilas’ en su inicio en la máxima competición continental. El Benfica quería dar la sorpresa ante un Bayern que, en el debut de Kovac fuera de las fronteras teutonas, tuvo que tirar de hombres de mayores citas como James o Kimmich tras las lesiones de Tolisso y Rafinha en el encuentro ante el Leverkusen. Estas bajas, sumadas a la de Coman y la salida de Rudy en dirección a Gelsenkirchen, propiciaron que hasta un viejo conocido del Estadio Da Luz como Renato Sanches reapareciera con la elástica bávara.

Todo se planteó sobre el césped como cualquiera había esperado. El Bayern apareció con el martillo y no tardó en mostrarle al conjunto luso porqué es uno de los clubes más prestigiosos del viejo continente. Tan sólo diez minutos bastaron para batir por primera vez a Vladochimos, con una transición de libro entre Kimmich, el propio Sanches y Ribéry antes de llegar a los pies del nueve bávaro. Lewandowski se paró en la frontal, recortó ante la defensa y, con la frialdad que le define, puso el primero.

A base de transiciones, los alemanes llevaron la voz cantante del partido. Ribéry pudo duplicar la ventaja a la siguiente jugada, pero esta vez sí estuvo el arquero seguro para parar abajo. Lo mismo al borde del descanso, donde repelió un disparo de Robben. Con la sensación de tener dos marchas menos, los de Kovac evitaron convertirse en un blanco fácil al contraataque, y tan sólo pudo el Benfica acercarse mediante dos errores de la zaga que aprovechó Salvio. El primero acabó en la grada, y el segundo con la única estirada de Neuer.

Sanches se reivindica con un Bayern acomodado

Renato Sanches tras anotar el definitivo 0-2 | @FCBayernES

Después del descanso prosiguió la misma tónica. El Bayern no se inquietaba cuando los locales disponían de la posesión, y torturaba a la zaga con sus acercamientos. Llegó el gol del empate, cosas del destino, de las botas de Renato Sanches en una jugada que él mismo inició con una zancada y que culminó con tranquilidad a pase de James. Los portugueses estaban desaparecidos en su feudo, sucumbiendo ante la obvia superioridad de su rival.

Ya entrando en la última media hora de juego y ante la necesidad de mostrar garra enfrente de su hinchada, Rui Vitória quiso ser atrevido con los cambios. Sacó a Salvio y Pizzi, de lo poco salvable de las ‘águilas’ en el día de hoy, para dar entrada a Gabriel y Rafa Silva con el objetivo de oxigenar el juego. Sin embargo, poco sorprendería a Kovac, que también hizo entrar a Gnabry con Ribéry pensando ya en la próxima cita liguera en Gelsenkirchen.

El único atisbo de esperanza logró llegar a balón parado, donde la superioridad en altura en los enfrentamientos, sobre todo ante Sanches, propició que más de una vez se moviera el balón en dirección a la portería. Pero las pocas paradas de Neuer, la tranquilidad bávara y la aceptación del resultado en la grada que se sumó a un gol anulado de Gnabry hizo que el Benfica acabara enseñando la bandera blanca en los últimos minutos. Reconocieron que esta no era su batalla y se marcharon para casa evitando que la sangría fuera mayor.

Kovac puede esperar tranquilamente a su rival en octavos

A diferencia del Borussia, que superó al Brujas por una bizarrada con Pulisic como afortunado para llevarse una victoria sufrida a Westfalia, el Bayern dominó con comodidad. La voluminosa superioridad sobre el resto de su grupo, uno de los más flojos de la competición, es la principal razón. Y es que el ‘gigante de Baviera’ podría ser capaz de pasar con los reservas si quisiera, porque no necesita mostrar todo su potencial ante rivales muy inferiores. Es por ello que, si fuera Kovac, estaría pensando en el rival de la siguiente ronda.

Ficha técnica

Benfica: Vladochimos – Almeida, Rüben Dias, Jardel, Grimaldo – Gelson Fernandes (Zivkovic, 76′) Fejsa, Pizzi (Rafa Silva, 62′) –  Salvio (Gabriel, 62′), Seferovic, Servi.

Bayern Múnich: Neuer – Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba – Renato Sanches, Javi Martínez (Müller, 88′), James (Goretzka, 79′) – Robben, Lewandowski, Ribéry (Gnabry, 62′).

Goles0-1 (Lewandowski, 10′). 0-2 (Renato Sanches, 54′).

Amonestaciones: Josuha Kimmich y Matts Hummels para el Bayern Múnich. Jardel y Ljubomir Fejsa para el Benfica.

Estadio Da Luz. Jornada 1 de la UEFA Champions League (Grupo E).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here