Bayern Múnich 3-0 Núremberg: El Bayern arrolla sin piedad en el derbi bávaro

Con goles de Lewandowski y Ribéry, el Bayern Múnich se desquitó ante un vecino Núremberg que no tuvo capacidad de reacción

Jugadores del Bayern celebrando el segundo gol | @FCBayernAR

A la sombra del archiconocido Revierderby tenía lugar aquel que involucraba a un Bayern que tras varias semanas de incertidumbre se pudo desfogar ante su vecino Núremberg. Y es que el ‘Derbi de Baviera’ no tuvo otro color que no fuera el rojo del gigante, que se impuso a medio gas, con un mediocampo titular que ilusionó, y con goles de Lewandowski y Ribéry para demostrar que no quiere que ningún pequeño vuelva a robarle puntos en su feudo.

Correctivo al vecino insensato

La fórmula para contener al Bayern Múnich en su feudo parecía testada y comprobada por equipos pequeños como Augsburgo, Friburgo y Fortuna Düsseldorf, que se sometieron a un asedio voluntario para luego sorprender cuando el tiempo se iba agotando. Los vecinos bávaros no iban a ser menos y optaron por la estrategia más sencilla para refrenar a un gigante, hasta el momento, muy ensimismado. Pero tenía que haber un día en el que tocara reaccionar, y tuvo el equipo más goleado de la Bundesliga que estar ahí para vivirlo en primera persona.

No tardó el conjunto de Niko Kovac en, tal y como ocurrió en los encuentros en los que se dejó puntos, adueñarse por completo del encuentro. Desde el pitido inicial se vio a un Bayern muy metido, creativo y colaborativo en la presión para dejar al Núremberg sin capacidad de reacción. Es más, los ‘Altmeister’ ni siquiera pudieron pasar a la otra mitad del campo que no fuera mediante un despeje.

El estreno del marcador, como era de esperar, tampoco se demoró. Un córner botado por Kimmich a los nueve minutos se encontró con la testa de Lewandowski al primer palo, dejando retratado a un Bredlow que se veía como dueño del esférico. Y veinte minutos después, el polaco reapareció para demostrar que esta vez no iba a ser efectiva la encerrona, adelantándose a la zaga tras un latigazo de Goretzka que rebotó en la madera para empujar el cuero a placer.

Un tempo que bajó con las diferencias marcadas

No mejoró mucho la situación de los visitantes cuando el Bayern se quiso relajar hasta la llegada del descanso. Kimmich y Goretzka, formando un centro del campo que por su juventud entusiasma a la afición, contenían los tímidos acercamientos de los hombres de Michael Köllner sin demasiada dificultad. Lo único que el Núremberg pudo sacar en positivo de todo el primer tiempo fue que la diferencia pudo ser mucho mayor, y que dejaba margen para una sorpresa a la reanudación.

El ritmo de juego fue bajando, dejando claro que al derbi bávaro no le quedaba mucho más que ofrecer en el segundo tiempo. Y menos aún cuando Ribéry se aprovechó de un rechace a disparo de Gnabry para poner el tercer gol del encuentro. Las tiras de papel empezaron a caer sobre la portería de Bredlow, tal y como lo hicieron durante el descanso, y dejando al jolgorio de la grada como protagonista.

Con el encuentro decidido a Kovac no le quedaba mucho más por hacer, y con un encuentro de Champions entre semana decidió dar entrada a piezas clave que salían de la enfermería como Thiago y Coman para que fueran recuperando poco a poco el ritmo de competición y afrontar el tramo final de la primera vuelta al máximo nivel. El semblante de los sustituidos del Núremberg, por su parte, eran un claro reflejo de la impotencia sufrida durante todos los noventa minutos. El silbato final fue, al igual que contra Borussia, Leipzig y Schalke, el mayor alivio para los visitantes.

Tres puntos fáciles que alegran al palco

Con una media hora de brillo en la que mostró una imagen que da esperanzas de cara a un posible despegue en busca del Dortmund, y una hora a medio gas en la que su rival ni pudo ni pareció querer proponer, el Bayern se llevó los tres puntos en uno de los encuentros más plácidos de la temporada. Después de varios despropósitos en el Allianz Arena donde las hormigas sacaban migajas de pan, por fin el ‘Gigante de Baviera’ ha sabido implantar mano dura. Rummenigge y Hoeness dibujaron por fin una sonrisa en el palco.

Ficha técnica

FC Bayern Múnich: Neuer, Rafinha, Süle, Boateng, Alaba – Gnabry (Wagner, 75′), Kimmich, Goretzka (Thiago, 63′), Ribéry (Coman, 63′) – Müller, Lewandowski.

FC Núremberg: Bredlow – Bauer, Margreitter, Mühl, Leibold – Erras (Almeida, 84′), Rhein (Petrák, 70′) – Goden, Misidjian – Ishak, Kerk (Zrelák, 70′).

Goles1-0 (Lewandowski, 9′). 2-0 (Lewandowski, 27′). 3-0 (Ribéry, 56′)

Amonestaciones: David Alaba, del Bayern Múnich, fue el único amonestado.

Allianz Arena. Jornada 14 de la Bundesliga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here