Barcelona 5-0 Celta: El Barcelona se va de copas con billete a cuartos incluido

Los de Valverde se clasifican para la siguiente ronda de la Copa del Rey por cuarto año consecutivo

Los jugadores del Barcelona celebrando uno de los goles | Laliga.es

Una eliminatoria que dejó de serlo pronto, un Barcelona gustándose, un Celta bailado en la pista, un gol de Messi, mejor que sean dos, un Jordi Alba asistente y también goleador, Unzué volviendo a casa, Luis Suárez sonriendo de nuevo, la Copa, el fútbol… ¡qué bonito el fútbol!

Irse de copas es divertido menos cuando vuelves para casa. La ventaja es que los de Valverde ya estaban en su hogar. Messi como anfitrión y Jordi Alba como mejor socio del argentino fueron los protagonistas un partido más. El Celta tranquilo y sin hacer ruido en los primeros minutos esperaba su momento. Pensó tanto que se aburrió en su propia espera. La ‘filosofía Barça’ más allá de la chequera de los últimos tiempos no cambia. Toque-toque-toque y el rival más mareado que con siete copas a las cinco de la mañana. Así fue, mucho fútbol, muchos goles y un Celta mareado sin saber donde meterse.

Messi, Jordi Alba y una noche de desenfreno

Jordi Alba invitó a la primera ronda a Messi que terminó marcando desde la frontal. Un pase del lateral desde la izquierda fue rematado por el argentino en el borde del área para comenzar la noche. Solo el principio porque a los dos minutos ya se habían tomado la segunda. Y sí, de nuevo, Jordi Alba para Messi y el mismo final. La misma jugada y el mismo remate. Pase desde la izquierda, remate de la frontal y gol. 2-0, eliminatoria sentenciada y a bailar en la pista.

Messi celebrando con Jordi Alba uno de los goles de la noche | Laliga.es

Si Sergio Álvarez fuese el dueño de un bar, se le habían colado una panda de guapos con ganas de comerse el mundo. El portero español, que no consiguió detener los dos primeros disparos que le llegaron, aunque sí detuvo un trallazo de Iniesta a la escuadra izquierda. Lo poco del partido que pudo frenar. Sin embargo, los de Unzué estaban metidos en varios problemas. Sonaban las canciones favoritas de los azulgranas, se gustaban en la pista tocando y movían el balón con una facilidad alucinante. 

El Celta fue el amigo con el que nadie quería bailar

Valverde en el 28′ ya se había desabrochado el primer botón de la camisa, se había aflojado la corbata y se había acomodado en su asiento del banquillo. Si le había pagado Jordi Alba las dos primeras a Messi, éste fue un caballero y se la devolvió. El pase del argentino desde el centro del campo al desmarque que llegaba por la izquierda sirvió para empujar el balón y hacer el tercero. El Celta, desaparecido, fue el amigo con el que nadie quería bailar. Más bien lo bailaron y de qué manera. Suárez fue el siguiente en salir al plano principal. Se había superado la media hora de partido y los regalos desde la barra comenzaron a llegar. Una mala transición en la defensa gallega provocó que el uruguayo no perdonase. Se bebió de un trago el cuarto y sin parpadear.

Jozabed protegiendo el balón ante la presión de Busquets. | Laliga.es

Tras unos 45 minutos dándolo todo, los azulgranas se sentaron a ver como avanzaba la noche. El Celta no tardó en mover el banquillo para reservar a sus titulares para el próximo partido de liga. Maxi Gómez, Radoja y Brais Méndez salieron al Camp Nou con un 4-0 en el marcador y la eliminatoria sentenciada. ¿El objetivo? Demostrar que están para jugar más. Valverde también hizo lo propio y dio descanso al anfitrión y estrella del partido. Messi dejó su sitio a un Dembélé que tuvo unos minutos para divertirse con sus compañeros. Además, el técnico invitó a la fiesta a Vermaelen y José Arnáiz.

Dembéle y Maxi Gómez demostraron que la noche era joven

Maxi Gómez protagonizó la jugada más peligrosa por parte de los gallegos. Tras dejar sentado a Vermaelen dentro del área, el delantero se posicionaba solo delante de Cillessen. El titubeo provocó que Semedo llegase desde atrás y acabase la tensión. La respuesta de Dembélé no tardó en llegar. Una cabalgada por la banda derecha, un recorte, un amago y el disparo rebotado en un defensa. Los 21 años del uruguayo y los 20 años del francés fueron una muestra de que la noche es joven y de que el fútbol tiene cantera con garantías para el futuro.

El Barcelona redondeó la noche a última hora. Dembélé puso un balón perfecto a Rakitic para hacer el quinto. El remate de cabeza del croata significó la última copa y la hora de irse a casa. Con esta victoria consigue seguir invicto en todas las competiciones y avanzar por cuarto año consecutivo a los cuartos de final de la Copa del Rey. El Celta se queda en el camino tras lograr en siete días empatarle al Barcelona en la ida de la Copa y empatarle al Real Madrid en liga. Un desgaste que se ha visto reflejado en un partido con un claro dominador. El Barcelona se fue de copas y vaya noche la de los azulgranas.

Ficha técnica

Barcelona: Cillessen, Semedo, Piqué (Vermaelen), Mascherano, Alba, Rakitic, Busquets, Iniesta (José Arnáiz), A. Gomes, Messi (Dembélé) y L. Suárez.

Celta: S. Álvarez, Jonny, Fontàs, Sergi Gómez, Hugo Mallo, Lobotka, Jozabed, Wass (Radoja), Sisto (Brais Méndez), E. Mor y Iago Aspas (M. Gómez).

Goles: 1-0 Messi (13′), 2-0 Messi (15′), 3-0 Jordi Alba (28′), 4-0 L. Suárez (31′ ), 5-0 Rakitic (87′)

Árbitro: Hernández Hernández

Estadio: Camp Nou

Partido: Vuelta de los octavos de la Copa del Rey

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here