Ángel Correa gana enteros para suplir a Diego Costa

El argentino, que volvió a marcar contra el Sant Andreu, se postula como referencia en ataque durante la baja del hispano brasileño. Correa está cuajando probablemente su mejor temporada desde su llegada al Atlético de Madrid

Difícil ha sido la decisión de operar o no a Diego Costa. Era complicada porque el puesto del “nueve” quedaba huérfano. Simeone debía, pues, encontrar a un hombre capaz de suplir al delantero de Lagarto durante su ausencia en los terrenos de juego. Pero su búsqueda parece haber terminado. Y el hombre elegido, es Ángel Correa.

El joven atacante argentino es de esos que no hacen ruido, pero siempre están ahí. No es titular indiscutible para el Cholo, pues su posición natural se encuentra más abierta a banda, y ahí la competencia es brutal. Aunque también es capaz de rendir en punta de ataque, donde Simeone lo ha colocado más de una vez y donde ha cumplido con su misión. Y en este tramo de temporada, en el que el delantero centro de referencia estará de baja hasta dentro de dos meses, los servicios del bueno de Correa se antojan imprescindibles.

El gran año de Correa

Como hemos señalado unas líneas más arriba, el jugador rosarino no es un fijo en los esquemas de Diego Pablo Simeone. Sin embargo, también está teniendo sus oportunidades para demostrar que tiene tablas para ser titular en este Atlético de Madrid.

Así las cosas, es el suplente del conjunto rojiblanco con más minutos disputados en Liga, 687. Además, ha sido alineado en el once titular en siete ocasiones en lo que llevamos del torneo doméstico. Estos datos evidencian que Correa no es menos habitual por falta de calidad o ritmo, sino por la gran competencia a la que se enfrenta.

Correa conduce un balón ante el Girona / Foto: Atlético de Madrid

No obstante, el delantero argentino no ha necesitado ser un titular indiscutible para ser, hasta el momento, uno de los atacantes más en forma de la plantilla. Los datos anteriormente citados no son fruto de la casualidad, ya que el ex de San Lorenzo está aprovechando cada oportunidad que le da el Cholo al máximo, cuajando unas actuaciones excelentes.

Ahora, con la baja de Diego Costa, tendrá la oportunidad que necesitaba de seguir creciendo semana tras semana. Además de ir postulándose como el hombre de referencia arriba del Atlético de Madrid.

El gol, su asignatura pendiente

Muchas son las características que podríamos citar de Ángel Correa. Características que lo consagran como un delantero diferente, habilidoso y muy escurridizo. El joven atacante de Rosario tiene, como punto fuerte, el regate. Es un jugador que se desenvuelve a las mil maravillas en espacios cortos. Busca situaciones de uno contra uno y las solventa como pocos en el Atlético. Esto lo convierte en todo un revulsivo, un alborotador para partidos que se enquistan. Aunque, gracias a su gran capacidad asociativa y a su velocidad, puede también ser aprovechable como titular, sobre todo en las transiciones a la hora de atacar.

Sin embargo, siempre ha habido un aspecto que se le ha resistido más a Correa: la finalización. El argentino no es un “killer” del área, como pueden serlo, por ejemplo, Nikola Kalinic o Diego Costa. Pero parece que el argentino también está mejorando en esta faceta. El golazo que anotó contra el Sant Andreu así lo avala. También lo corroboran los dos goles que lleva anotados en Liga, contra el Valencia y ante el Betis.

En definitiva. Es una temporada en la que Griezmann no ha despuntado como de costumbre hasta el momento. Costa se ha mostrado irreconocible, y ahora también estará ausente durante, como mínimo, dos meses. Y los nuevos refuerzos de ataque, como Kalinic o Gelson, no convencen a Simeone. En esta temporada, en la que el Atleti está teniendo tantos problemas con el gol, Correa se presenta como un atisbo de esperanza, a base de talento, trabajo y, si la suerte le sonríe, más acierto de cara a puerta. Ahora le ha llegado su hora. Veamos de qué es capaz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here