Celta de Vigo: La defensa celeste no pasa por un buen momento

Los zagueros celtiñas han protagonizado malas actuaciones en las primeras jornadas de la Liga, independientemente de la pareja titular

Facundo Roncaglia en un partido con el Celta/ Fuente: Twitter Celta

El Celta de Vigo tan solo ha sumado tres puntos en las primeras cuatro jornadas de la Liga Santander. Ha cosechado una victoria y tres derrotas, la última por 2-1 ante el Espanyol. Todos los partidos tienen el denominador común de una mala actuación por parte de la defensa celeste.

Cabral es el único central que ha jugado minutos en todos los partidos

Prueba de este problema son las continuas rotaciones de Unzué en esta posición. El entrenador parecía tener claros desde el principio los titulares de todas las posiciones, menos la pareja de centrales. Esta dupla varió bastante en los primeros partidos. Sin embargo, pese a las dudas, Cabral ha sido el único que ha disputado minutos en los cuatro encuentros.

En la primera jornada el acompañante fue Fontàs, pero la victoria final de la Real Sociedad hizo que no salieran ninguno de inicio frente al Betis. Para ese partido Juan Carlos optó por Sergi Gómez y Roncaglia. No obstante, este último tuvo que ser sustituido por Cabral debido a unas molestias. Frente al Alavés volvieron a jugar los mismos dos que ante los txuri-urdin, pero pasado el minuto setenta entró Sergi por Andreu. Ya en la última jornada disputada, repitió la pareja Cabral-Fontàs, que parece que se va posicionando como la titular.

Dos goles y dos remontadas por errores defensivos

El mal momento de la defensa celeste parece no ser ya un espejismo, sino una realidad. Por ejemplo, en el partido ante los pericos, los dos goles recibidos fueron por fallos defensivos. En el primero, Gerard Moreno recibió en la frontal del área, se giró y tiró sin que ningún jugador celtiña le molestara. En cuanto al segundo, llegó tras una pérdida de balón de Cabral en un lugar comprometido, generándose así un ataque muy peligroso de los blanquiazules. Además, en este último, también se cuestionó la actuación de Sergio Álvarez porque pudo hacer algo más. La figura del portero no ha quedado exenta de crítica en este inicio de temporada.

En las dos primeras jornadas, el Celta se puso por delante en el marcador, pero varios desaciertos permitieron a los rivales llevar a cabo una remontada. Ante la Real en Balaídos, el primer gol visitante llegó de un mal pase de Sergio a uno de los centrales en la salida de balón. Mientras que el segundo fue fruto de una jugada mal defendida por los gallegos.

En el caso del encuentro ante el Betis los dos goles resultaron de dos centros al área. Si bien el primero era más difícil de evitar, en el segundo proveniente de un córner, Sergi se vio sobrepasado por el jugador contrario.

El Celta deberá encontrar una solución para este problema, y evitar que se dilate en el tiempo. De lo contrario seguirá sin acercarse a su objetivo de luchar de nuevo por plazas europeas. Las medidas deben ser urgentes, principalmente para cambiar de tendencia y así devolver la confianza al equipo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here