Bundesliga y un 2018 más sorprendente de lo esperado

Sin duda alguna 2018 ha sido el mejor año en la Bundesliga, ya que esta ha tomado giros inesperados que han causado una mezcla de emociones.

Luego de 54 años en la élite del fútbol alemán el Hamburgo descendió, dejando así una de las postales más tristes del 2018 en la Bundesliga.

Si bien en la Bundesliga se viven momentos a los cuales ya están acostumbrados los seguidores alemanes. Como ver a un Múnich campeón teniendo de escolta al Dortmund y ver descender a equipos relativamente pequeños. Este año al terminar la temporada 2017-2018 se vivieron emociones que cambiaron el curso de la liga.

Dos equipos tradicionales descendieron y uno de los más grandes del torneo peleó hasta el fin para quedarse en la élite. También en la parte de arriba se dieron unos cambios muy poco relevantes, pero también son considerados una novedad.

Hamburgo y un descenso histórico que causó conmoción

Pese a ser uno de los equipos campeones de Europa en el siglo pasado, el Hamburgo ha decaído en nivel. Si bien en los últimos años se ha contentado con permanecer más de una temporada en primera. Y junto con ello llegó el contador de temporadas en primera que marcaba en su estadio. Esto se terminó en la temporada 2017-2018 con sumando el descenso del club.

Podemos acreditar aquel triste descenso al mal manejo económico para fichar jugadores. Y sumado a esto la poca concentración de sus elementos a la hora de jugar. Aquel mítico reloj que marcaba 54 años sin descender se apagó en el último partido de la Bundesliga. Un encuentro en donde hubo altercados debido a la tristeza de sus aficionados ante un hecho penoso para la historia del club.

Digo penoso porque el Hamburgo hasta ese momento fue el único equipo que ha jugado todas las temporadas en la Bundesliga. Sin duda alguna a más de ser un golpe futbolístico fue un golpe histórico para sus fans.

Wolfsburgo, guerreros hasta el final sin importar las circunstancias

Al igual que el Hamburgo el Wolfsburgo se encontraba peleando por quedarse en la primera división. A la vez de ser el artífice de una lucha más que aguerrida para los lobos fueron los responsables directos del descenso de los dinosaurios. Ya que el Wolfsburgo goleó por 4-1 al Colonia y con ello selló el fatídico descenso del Hamburgo en la última fecha.

Una vez instalados en la décimo sexta posición del torneo, los lobos se enfocaron en pelear hasta el final en los play-off. Salvando así la categoría de forma antagónica, generando sentimientos encontrados en su afición. Un club que tan solo nueve años atrás había conseguido su primera Bundesliga estaba a punto de descender.

Cabe recalcar que a pesar de obtener resultados irregulares los cuales lo dejaron en mala posición. El plantel tuvo la fuerza suficiente para revertir la situación y con ello levantarse para disfrutar de un buen quinto puesto en la Bundesliga.

Hoffenheim un pequeño entre los grandes

Cada año estamos acostumbrados a ver los mismos equipos pelear en las primeras posiciones de la Bundesliga y los puestos a Champions. Dejando la Europa League para equipos pequeños que dan el 100% para llegar al premio de consuelo. Sin embargo a diferencia de todos los años el Hoffenheim llegó a robarse el protagonismo.

Con equipo de talla considerable el club de la esperanza logró con sumar otra buena temporada. De hecho la anterior había conseguido el cuarto lugar y con ello accediendo a los play-off de Champions. Siendo eliminados por el Liverpool y con eso siendo relegados a la Europa League.

Sin embargo el proceso implementado en este equipo ha sido un ejemplo a seguir en las dos temporadas anteriores. Actualmente va séptimo y con un nivel de juego regular el cual le permitiría otra hazaña. Algo un poco más difícil ya que los primeros puestos están más peleados que nunca, pero como su apodo lo indica mantienen la esperanza.

Una falta de estabilidad en los procesos técnicos

Este año tanto Borussia Dortmund como el Leverkusen despidieron a su técnicos. Por varios resultados negativos en cancha que son consecuencia de una mala relación en el vestuario. Sin embargo estos despidos dejan un ida y vuelta de un viejo conocido, Peter Bosz el cual fue despedido del Dortmund a principio de año.

Pero el entrenador neerlendés llegará a reemplazar a Herrlich en el Leverkusen. Un club que busca levantar su juego para no perder el rumbo europeo. Intentará recuperarse con alguien que ya conoce la liga con sus altas y bajas.

Por el bien del Leverkusen se espera que Bosz halla aprendido de su fallida experiencia en Dortmund y se consagre con el Leverkusen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here