Brizuela: “Las peores Navidades de mi vida”

El jugador del Estudiantes explicó en zona mixta tras la victoria en el derbi ante el Madrid que el equipo vivió una crisis tras la derrota ante el Valencia y el "horrible" partido en Andorra

Brizuela en un partido / @ClubEstudiantes

El Estudiantes logró el pasado sábado la proeza de llevarse el derbi contra todo pronóstico. El equipo madrileño parece reencontrarse por fin con la senda de las victorias. El triunfo ante el Real Madrid se suma al conseguido ya en Murcia. Con esta semana perfecta, los hombres de Berrocal salen del descenso y adelantan al Fuenlabrada. Algo importantísimo para disputar la Copa del Rey.

En el Palacio de los Deportes 12.000 almas rugieron para animar a su equipo. No se sabe si fue eso, la motivación de jugar contra el eterno rival o la explosión definitiva de la calidad de la plantilla. El Estudiantes tiró de casta, de corazón y sacó fuerzas de donde no las había. Darío Brizuela compareció ante Capital Deporte en zona mixta tras la gesta. El base de los estudiantiles, junto con Gentile fue el líder de su equipo y destacó el tremendo sufrimiento que ha vivido el equipo en estos días.

La constancia durante todo el partido, la clave

El Estudiantes celebrando la victoria ante el Madrid / clubestudiantes.com

Brizuela señaló que el hecho de haber estado apretando durante los 40 minutos ha sido fundamental para lograr el triunfo. “Hemos estado bien en casi todos los momentos del partido y eso nos ha dado la victoria. Hay que estar contentos y hay que seguir ahora”. Es cierto que el Estudiantes consiguió sobrevivir a ese fatídico tercer cuarto que le ha costado más de un triunfo al equipo.

El no haber bajado el listón en ningún momento. Los jugadores lo tuvieron claro. Cualquier momento de menor intensidad podría ser letal ante el Real Madrid. A pesar de la diferencia entre ambos equipos y de la situación por la que estaba atravesando el equipo, Brizuela creía en sus posibilidades.

“En el partido ante el Valencia estuvimos hasta el final. Veníamos de hacer un partidazo ante el Murcia y eso te da confianza y al final es un derbi. Leí en twitter algo que decía que da igual que un equipo esté en Euroliga y otro en descenso, un derbi es un derbi. Salimos con el cuchillo entre los dientes y salió bien”.

Unas Navidades marcadas por la crisis

Estas últimas semanas han sido muy complicadas para el Estudiantes. Los resultados, a pesar de jugar más o menos bien no llegaban y la derrota ante el Andorra fue la gota que colmó el vaso. “Cuando empezó el año, después del partido ante el Andorra, sufrimos una pequeña crisis como equipo y tuvimos que sentarnos a hablar. Se fue Nikola. Antes del partido ante Murcia tuvimos una reunión, todo fue muy bien, es la primera vez en esta temporada que encadenamos dos victorias seguidas y hay que seguir en esa línea”.

La Navidad no ha sido ni mucho menos algo beneficioso para los jugadores. El parón no les ayudó nada. Según Brizuela fue todo lo contrario. La tensión, la crisis y el sufrimiento merodearon en la cabeza de toda la plantilla y el cuerpo técnico. “Hemos sufrido mucho. No es fácil hacer un buen partido ante Valencia, perder, pero estar en buena dinámica e ir a Andorra y hacer un partido horrible porque nuestro partido fue horrible. Llegar a Murcia, estar en descenso y ver que las cosas no salen pues para mí estas Navidades han sido las peores de mi vida”

Estar con hambre y con presión todos los días

El equipo vuelve a creer. El optimismo ha vuelto a los jugadores y se ven capaces de competir y de vencer ante cualquiera. Darío sabe que la euforia no debe nublar el panorama, hay mucho trabajo por delante, pero si mantienen la línea de esta semana las buenas noticias estarán por llegar.

“Tenemos un pedazo de equipo y el error que hemos tenido ha sido estar flojos atrás, desaparecer durante minutos, pero cuando salimos como hoy y como contra Murcia con la presión que hay que tener porque estamos abajo este equipo compite de una manera que se ha visto en estos últimos partidos. El secreto ahora es estar con ese hambre y con esa presión todos los días y seguir progresando para de verdad salir de la situación en la que estamos y subir que es lo que realmente queremos”.

Así sentencia Darío Brizuela su mensaje. Cabeza alta y a por todo el que se venga por delante. Desde luego que los ‘Reyes Magos’ entregaron al Estudiantes el mejor regalo posible, pero como dice él “la memoria es corta”. El Estudiantes-Real Madrid es ya historia. Próxima cita Unicaja. Encuentro a vida o muerte para dar otro paso adelante para obtener la plaza de Copa del Rey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here