Karim Benzema, jugador de grandes noches europeas

El jugador francés ha sido decisivo en sus últimos partidos en la competición europea y por ello, Zidane le tendrá en cuenta para volver a la titularidad

Benzema celebrando un gol en Champions | Real Madrid

Karim Benzema es uno de los jugadores que más ha estado en el punto de mira durante la temporada. Todas sus actuaciones sobre el verde han sido observadas con lupa para sacar el más mínimo error. Y poder así, condenarlo al banquillo para el resto de partidos. Sin embargo y a excepción de Zinedine Zidane, ha sido el único que ha apostado por el futbolista galo pese a las críticas.

Hoy, en la actualidad, el ‘9’ del Real Madrid ha callado todas las bocas de quién creía que no iba a aparecer durante toda la temporada. No ha sido un buen año para el galo que no ha estado acertado de cara a la portería. Pero lo estuvo cuando llegó su momento. Y sobre todo, su campeonato. Karim Benzema tardó pero resucitó en la Champions League.

En uno de los partidos más importantes. Y como ya lo hizo frente al Atlético de Madrid la temporada pasada en semifinales. Volvió a ser decisivo. Volvió a ser ese jugador que reemplazó a sus compañeros de la ‘BBC’ para saborear lo que se siente al ser el más importante. Porque Karim Benzema lo fue durante los 90 minutos. Sus dos goles ante el Bayern Múnich le valieron para sellar el pasaporte del Real Madrid a Kiev. Y en escasos días, el vigente campeón de Europa podrá defender su título ante el Liverpool.

Goles de Benzema que valieron una final

Abucheado y pitado en el Santiago Bernabéu, el delantero del Real Madrid apareció ante el Bayern de Múnich con un centro del lateral brasileño, Marcelo. De esta forma, logró el 1-1 en el encuentro. Diez goles que ha anotado durante toda la temporada 2017/2018 y 3 de ellos, en la Liga de Campeones. Su gol calmó el ambiente en el estadio tras un susto por culpa del conjunto germano.

Su segundo gol llegaría por una acción terrible de Sven Ulreich que controló el pase y Karim Benzema, que estaba al acecho, aprovechó para sentenciar con un 1-2 y poner el marcador a favor de su equipo. El delantero francés aprovechó aquella ocasión para reivindicarse, para evitar de nuevo todas las críticas. Para romper el muro que había entre su afición y él y por fin, poder reconciliarse.

Gracias a esto, el Real Madrid cambió el chip y pudo conseguir un viaje único a Kiev para afrontar la final por tercera vez consecutiva. Una final que, con méritos y con goles -pocos, pero decisivos-, Karim Benzema puede ser de nuevo ese jugador que fue importante para el madridismo y logró que ellos perdieran la fe. Pero nunca es tarde y, el delantero del equipo de Zidane aún tiene otro asalto. Y en Champions, todo es color de rosa para sus botas. Ahora solo queda la puntería.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here