Bayern de Múnich 1-2 Real Madrid: Marcelo y Asensio conquistan Múnich

Los blancos aprovecharon al máximo sus ocasiones y remontaron en el Allianz el gol de Kimmich. Los de Zidane supieron sufrir ante un equipo que perdonó más de lo debido y que pagó caro sus errores en defensa

Asensio celebra el desempate tras batir al meta del Bayern / Champions League

El Clásico de la Champions tenía su primera edición en el Allianz Arena. Bayern y blancos se reencontraban justo un año después y los ánimos de revancha estaban en el aire. Las bajas de Vidal y Alaba marcaban el once del Bayern en el que destacaba la suplencia de Thiago. En el Real Madrid, Zidane hacía efectiva la meritocracia y Lucas partía como titular. Los blancos jugarían con los cuatro centrocampistas y el gallego como socio de Cristiano en detrimento de Benzema.

El encuentro arrancaba con un Bayern muy metido que presionaba con ahínco. Sólo la lesión de Robben frenaba el ritmo de los bávaros que estaban ahogando al cuadro visitante. Los de Zidane avanzaban poco a poco a través de la posesión e iban llegando las primeras ocasiones. La primera, en un disparo de Carvajal desde la frontal que detenía Ulreich. Sin embargo, sería en la primera clara para los bávaros en la que se adelantarían. Los locales pillaban adelantado a Marcelo y Kimmich se plantaba ante Keylor para abrir la lata.

El Bayern se había animado con el gol y a punto estaba Ribéry de aumentar la ventaja, pero el control se le iba demasiado largo. Mientras tanto, Boateng se sumaba a la lista de lesionados y el Bayern gastaba su segundo cambio. El Real Madrid sufría y pedía el descanso a gritos. No obstante, uno de los principales culpables del gol local se redimía al filo del descanso. Un mal despeje de la zaga bávara le otorgaba a Marcelo un disparo cruzado de volea que igualaba el encuentro y resucitaba al Madrid.

Asensio, fundamental en la segunda parte

Tras el descanso, Zidane dejaba a Isco en el banquillo y Asensio entraba en su lugar. Los papeles se intercambiaban y el Real Madrid salía a morder. En esta ocasión era el Bayern el que concedía atrás y la contra de Lucas y Asensio terminaba en el desempate para los blancos. La respuesta local era comandada por Ribéry. El francés dejaba sentados a todos en el área pero Keylor le sacaba el remate al primer palo. El intercambio era tal que Carvajal se lesionaba y los blancos tenían que situar a Lucas como repuesto.

Restaban veinte minutos y, aunque dominaban los locales, los blancos podían matar a la contra. Era Benzema quien tenía en sus botas la sentencia pero Ulreich desbarataba el disparo del francés. El Real Madrid apuraba el reloj y minimizaba esfuerzos conscientes de su valiosa ventaja. Los de Zidane aguantaban y lo hacían gracias a un colosal Sergio Ramos que despejaba cualquier balón. Con la entrada de Kovacic el Madrid tenía piernas frescas mientras que en el Bayern pesaban demasiado las lesiones de la primera mitad.

Los últimos minutos deparaban a un Bayern volcado en ataque pero ante un Madrid que se contenía bien. Lucas supó secar a Ribéry desde el lateral e incluso en una contra pudo rematar la gesta el cuadro visitante en la que se equivocaban los merengues. No pudo el Bayern romper la muralla blanca por muchas acometidas que realizaron y el Madrid celebró con efusividad el final. Queda el partido de vuelta, pero esta ya es la tercera victoria consecutiva del Real Madrid en Múnich. Marcelo enmendó su error y Asensio se volvió a lucir para poner de cara la eliminatoria.

Ficha Técnica

  • Bayern de Múnich: Ulreich; Kimmich, Hummels, Boateng (Süle), Rafinha; Martinez (Tolisso); Robben (Thiago), James, Ribery; Müller; Lewandowski.
  • Real Madrid: Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos; Isco, Cristiano, Lucas Vazquez.

Goles: 1-0 Kimmich (28′), 1-1 Marcelo (47′), 1-2 Asensio (57′)

Árbitro: Björn Kuipers (Países Bajos). Amonestó con tarjeta amarilla a Ribéry, Casemiro y Thiago.

Allianz Arena, Múnich | Ida de semifinales de la Champions League

4 COMENTARIOS

  1. […] El Real Madrid no hubiera podido salir victorioso de Múnich de no ser por Marcelo. Aunque, siendo justos, el brasileño también tuvo parte de culpa en el gol que encajaron. Por quedarse jugando con un balón en campo contrario, Marcelo descuidó su posición y Kimmich pudo adentrarse en el área para batir a Keylor. Pocos partidos definen mejor al lateral blanco que el del otro día. Erró atrás pero lo arregló marcando cuando el Madrid peor estaba. Lo que Marcelo te quita, Marcelo te da. […]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here