El Atlético lo tiene todo listo para la final de Lyon

Simeone saldrá con su once de gala y su 4-4-2 habitual para jugar la final contra el Olympique de Marsella

Godín y sus compañeros celebran el gol de Diego Costa ante el Arsenal / LaLiga

El Atlético de Madrid se mide al Olympique de Marsella en su tercera final de Europa League. Simeone podrá contar con todos sus efectivos, incluidos Vitolo y Giménez que dieron un susto a última hora. Los rojiblancos aspiran a conquistar su tercer título en esta modalidad. Y para ello deberán vencer mañana en el Stade de Lyon.

Oblak y cuatro más en defensa

La defensa parece ser la línea que más dudas genera al Cholo Simeone. De cara al encuentro al conjunto francés, podrá contar con Filipe Luis, que ha ido cogiendo minutos en los dos últimos partidos del club colchonero. Y con Giménez, que dio el susto hace un par de días cuando no se ejercitó con el resto del equipo.

Oblak es a día de hoy el mejor portero del mundo. Lo ha demostrado en una infinidad de ocasiones, y ya es oficial que ha ganado su segundo Zamora de manera consecutiva. Sus números son de escándalo, y sus paradas incluso más. Esta temporada ha jugado 47 partidos encajando tan solo 26 goles. Sale a una media de 0.55 goles encajados por partido. Es el dueño y señor del área rojiblanca y ante el Getafe dejó otra parada para la galería, paró un penalti a Fajr.

Obalk detiene un penalti a Fajr/clubatléticodemadrid.com

Giménez y Lucas, las novedades de la línea defensiva

En el centro de la zaga veremos a Godín y Giménez. La pareja de centrales de la Selección de Uruguay, parece que será la que elija Simeone como titular. Godín es indiscutible, por su experiencia, liderazgo, capitanía… Y como escudero tendrá a su aprendiz más aventajado. Giménez parece que le ha ganado la partida a Savic. El montenegrino ha bajado el nivel en este último tramo de la temporada. Y sumado a que Giménez es más rápido y hábil, es la opción que más ha convencido a Simeone. 

No olvidemos que mañana lo más peligroso del Olympique está de tres cuartos para arriba. Ocampos, Payet, Thauvin y Germain. Son jugadores rápidos, con mucha movilidad y buen juego aéreo.

Vrsaljko por banda derecha parece ser la opción más fiable. Pese a que Juanfran siempre cumple, el croata es la opción preferente de Simeone en partidos de alta dificultad. El pero que se le puede achacar a Vrsaljko es que es menos contundente a la hora de defender que Juanfran. Por lo demás, parece que Simeone apostará por él.

En el lateral izquierdo del Atlético lo natural sería que jugase Filipe Luis. Sin embargo, no sabemos hasta que punto considerará el Cholo que está recuperado o no. Por ello lo seguro sería apostar por Lucas. El francés está más que cualificado para jugar en esa posición, lo ha demostrado siempre que ha jugado. Además es un lateral, que al ser central, se prodiga menos en ataque que en defensa. Lo cual, puede ser positivo ya que en frente tendrá a Payet, el cerebro del equipo francés. La función de Lucas será secarle, básicamente.

Vrsaljko controla un balón ante el Espanyol/clubatléticodemadrid.com

Línea de cuatro medios sin sorpresas en el Atlético

Thomas se ha convertido en un fijo en el esquema de Simeone. Parece el relevo natural de Gabi, y además tiene mejor salida de balón que “El Gran Capitán”. En Lyon, salvo sorpresa, será uno de los dos jugadores que ocupen el centro de la medular. Thomas será quien haga de enlace con la defensa, quien baje a recibir y juegue con los medios. Ha evolucionado mucho, y aquí está el premio a una gran temporada.

Saúl será el compañero de Thomas en el centro de la medular. El ilicitano está consagrado como uno de los pilares del Atlético de Madrid y su calidad le abala. Ya estuvo en la final de Milán, lo que le aporta ese granito de experiencia que nunca está de más en una final. Jugando Thomas, Saúl está más liberado de tareas defensivas y puede subir más. Es un gran llegador, como ha demostrado en el Atleti y sobre todo en la Selección Sub-21. Con Simeone suele estar más encorsetado, pero podrá subir.

Koke será uno de los interiores. El vallecano es ya un “veterano” pese a sus 26 años. Es el cerebro del Atleti, pese a que parece que su rendimiento haya bajado el jugador rojiblanco ha disputado 49 partidos dando cinco asistencias y marcando seis goles. Es cierto que sus cifras de asistencias han bajado, pero teniendo en cuenta que la plantilla del Atleti es muy corta. Hay que dosificar esfuerzos y el no tiene recambio natural. Pese a todo, es un fijo para Simeone y Lopetegui.

Saúl controla un balón ante Remy/clubatléticodemadrid.com

La duda de Simeone para el centro del campo

La posible duda viene en el cuarto puesto del centro del campo. Generalmente Simeone juega con un 4-4-2. Los cuatro del medio suelen ser tres centrocampistas puros y el cuarto, un jugador de banda: Correa o Vitolo. De esta manera, cuando el equipo está en ventaja y quiere asegurar el partido, el técnico argentino saca a otro pivote (Gabi), y mete a Saúl en banda.

Esta vez no parece que vaya a ser diferente. Correa parece haberle ganado la posición a Vitolo, lleva más tiempo en el Atlético y además el canario acaba de salir de una lesión. El argentino es lo que en el argot futbolístico se denomina “potrero”. Un jugador muy vertical, con un gran uno contra uno y con facilidad para entrar en el área. Si tiene el día, Correa puede ser quien incline la balanza por la banda derecha.

Griezmann, ante la oportunidad de limpiar su nombre

La situación del francés es de lo más inadecuada para jugar una final. Desde que jugase el último partido de liga y hasta ahora, no se ha hecho otra cosa que hablar de su futuro. Conociendo a Simeone, y las estrategias del francés, suponemos que el técnico argentino habrá sabido aislarle de todo el ruido generado en torno a él. Pero todos somos humanos, en su mano está dejar una buena imagen, y Dios quiera, otro título más en la vitrina colchonera.

Griezmann es la estrella del Atlético de Madrid, su jugador más determinante. Lo cierto es que estos días las críticas de la afición colchonera, todas infundadas con razón, llegaban a pedir que no jugase la final. Pero que Griezmann no juegue el partido, es como pegarse un tiro en el pie. No es tan determinante como Messi en el Barça, pero es lo más cercano que tiene el Atleti. Es cierto que el primer tramo de temporada fue muy mejorable. Pero desde la llegada de Costa, se ha liberado y aprovechando los huecos que deja el hispano brasileño, ha anotado 27 tantos en 45 partidos. En definitiva, pese a quien le pese, tiene que jugar.

Griezmann controla un balón ante el Arsenal/clubatléticodemadrid.com

Diego Costa y la posibilidad de sumar un título más con el Atleti

Su compañero en el ataque será Diego Costa. Poco hay que decir que no se sepa ya de él. Carácter, entrega, lucha, garra y gol. Éstos podrían ser sus principales atributos. Pese a que no está en su temporada más goleadora, el delantero imprime un carácter al Atlético que es capaz de transformarlo. Otro de los aspectos positivos, es que es un tormento para la defensa. Siempre provocando, siempre calentando al defensa para que al final pique el anzuelo. Es un jugador único en el arte de la provocación, y los defensas siempre caen en su red y los carga de tarjetas. Otro de los aspectos positivos es el de la cantidad de espacios que abre en la zaga rival. Los cuales suele aprovechar Griezmann para anotar.

Sus goles siete en 20 partidos, no son lo que más pesan. De hecho el propio Lopetegui lo ha llegado reconocer, aporta cosas que otros delanteros no.

4-4-2 con variantes, el esquema de Simeone

Sobre el papel, el esquema que más ha repetido Simeone en el Atlético es el 4-4-2. Generalmente, de los cuatro del medio uno baja a recibir y uno de los interiores está más presente en el ataque.

En ataque el 4-4-2 se puede convertir en un 4-3-3. Correa o Vitolo, quienes suelen ocupar el carril derecho, se suman al ataque para crear más presencia en el área o provocar desequilibrio por banda. Además hay que contar que el Atleti suele jugar con dos laterales muy ofensivos, en este caso Lucas parece que jugará de inicio y es más defensivo. Pero pensando en Vrslajko, es un lateral que dobla mucho y que se suma al ataque.

Por otra parte en defensa el esquema pasa de 4-4-2 a 4-5-1. En primera instancia y si el rival juega el balón en corto, puede que se sume un tercer jugador a la presión de la primera línea, lo que sería un 4-3-3. Pero Simeone es poco partidario de esta opción.

Lo que sí que es cierto es que Griezmann se mete siempre entre los medios. Para sumar un activo más en la defensa, dejando a Costa como único punta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here