La paulatina reconstrucción del Athletic Club

Con el empate, el Athletic Club sigue dando pasos para convertirse en un equipo rocoso difícil de batir

Herrerín ayuda a levantarse a Iñigo en un momento del encuentro de hoy. / La Liga

Segunda jornada sin recibir gol, segundo partido sumando. Un punto más por encima del Rayo Vallecano. Es lo poco que ha podido sacar el Athletic en su visita de a Vitoria. En un partido en el que el físico, el juego aéreo y las disputas, se han impuesto al juego combinativo y a las ocasiones de gol. Un punto que acerca al Athletic a la salvación.

El Alavés estrechó el campo

Garitano sigue con su plan. Bandas y juego áreo. Por ello, Muniain sigue siendo una opción para la segunda parte. Y por ello Aduriz y Raúl García siguen siendo la referencia ofensiva. Pero hoy, el Alavés no fue el Girona del lunes pasado. Taparon los huecos, estrecharon el campo, presionaron la salida del juego visitante, y no rehuyeron a las disputas. Pudo romper el partido Aduriz en el tramo final de la primera parte, pero su volea se fue desviada.

El Alavés le dio el balón a los rojiblancos, que con un no muy inspirado Beñat, intentó seguir con los mandamientos de Garitano del juego por las bandas. La superioridad númerica que Berchiche y Capa creaban con sus irrupciones en ataque, se desvanecían con la gran coordinación de los centrales y portero del Alavés. Ni un remate claro de cabeza conectó el Athletic. Ni en jugadas a balón parado, ni en los ya citados centros laterales.

Cambio de apuesta en el tramo final

La segunda parte se desarrolló siguiendo la misma tónica. Garitano optó por resguardarse, regalarle el balón a los blanquiazules y aporvechar algún contragolpe con Muniain y Williams en el campo. Pero el partido no se rompió, los minutos pasaban sin que nadie intentara agitarlo. Raúl García desaprovechó la última bala rojiblanca en una volea que atrapó Pacheco.

El Athletic no sufrió en ningún momento perder el punto con el que ya contaba en el inicio, pero tampoco dio a sus aficionados la oportunidad de pensar en una victoria que le sacara del descenso. Cero a cero. El Athletic continuará una jornada más en el tren de cola de la desgracia, pero está dando los primeros pasos para su reconstrucción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here