#ANÁLISIS | El Madrid aprovecha el regalo que la Roma desperdició

El equipo blanco supo aprovechar su eficacia al contragolpe y los regalos defensivos de la Roma para llevarse un partido que se pudo poner muy cuesta arriba de no ser por las pifias italianas en ataque

El Real Madrid vence a la Roma / @realmadrid

Mucha expectación por ver el once del Real Madrid. La alineación ante el Eibar dejó muchas dudas y algunas críticas hacia Santiago Solari. El hecho de colocar a Ceballos en el puesto de Casemiro o la insistencia de mantener a Bale y a Asensio en la titularidad fueron las cuestiones más señaladas el pasado sábado. Un par de sugerencias se le plantearon al técnico del Real Madrid tras el partido.

Marcos Llorente o Fede Valverde para ocupar la posición de ‘5’ y Lucas Vázquez en lugar de Asensio. El jugador gallego rindió muy bien en los últimos partidos y fue francamente sorprendente su suplencia en Ipurúa. Hoy todo fue diferente y Lucas regresó a la titularidad en lugar de Asensio. Por otro lado, la gran sorpresa fue la ausencia en la convocatoria de Isco. Solari decidió descartarle y eso define muy bien la situación del malagueño en el Real Madrid.

Bale aprovecha el regalo tras pasar desapercibido

Bale celebra el primer gol / @realmadrid

Apenas había tocado el jugador galés el balón en toda la primera parte y nada más arrancar el segundo tiempo se le presentó una ocasión manifiesta de gol que no desaprovecharía. Tras un pase de Fazio hacia atrás, el galés la recogió y con un disparo con la zurda ajustado al palo batía a Olsen para colocar por delante al Real Madrid.

A partir de aquí, el delantero blanco empezó a encontrarse más cómodo y a intervenir en el juego. El factor principal fue que los hombres de Solari se replegaron un poco más mientras que la Roma dio un paso hacia adelante en busca del empate. Las opciones de salir al contraataque aumentaron y en una de ellas, Marcelo lanzó un pase milimétrico al galés que, tras una brillante carrera falló en el mano a mano.

Lucas Vázquez, dueño de la banda derecha con premio final

Lucas Vázquez celebra su gol / UEFA.com

Los contragolpes continuaban. El Madrid tenía a la Roma contra las cuerdas y la sensación era de que tarde o temprano, el segundo gol iba a llegar. El encargado fue Lucas Vázquez que, tras ser el dueño de la banda derecha de su equipo durante todo el partido, consiguió el premio del gol. Un partido más en el que reivindicarse y para seguir demostrando que merece ser un fijo en el once inicial.

La jugada fue una triangulación perfecta entre Bale, Benzema y Lucas. El primero la puso para el francés y este de cabeza se la dejó al número ’17’ para que la empujara a la red. Tuvo un gran duelo con Kolarov en esa banda y, tras muchas dificultades a la hora de desbordarle, se deshizo de él. Partido notable del gallego.

Marcos Llorente, el guardaespaldas

Marcos Llorente disputando un balón / UEFA.com

La otra novedad en el once blanco y esto es algo insólito ha sido Marcos Llorente. Si el partido de Lucas ha sido muy bueno, igual o mejor ha sido el del mediocentro del Real Madrid. Sensacional el partido de Llorente que, después de mucho tiempo en el infierno de la grada, ha gozado de una oportunidad. Ha cumplido con creces el papel de Casemiro cubriendo la espaldas a Kroos y a Modric.

Además de la solvencia defensiva, muy importante ha sido la capacidad que ha demostrado al salir con el balón jugado. Él ha sido la transición entre la defensa y el ataque blanco. Marcos Llorente es una solución a los problemas del Real Madrid. Un jugador joven, con ganas y que cumple. El agujero que tuvo el equipo de Solari en Ipurúa hoy no ha existido.

La falta de puntería de la Roma cubre la fragilidad defensiva

Del mediocampo en adelante, todo muy bien. Sin embargo, la línea defensiva fue un desastre en la primera parte. La banda derecha del Real Madrid sufrió muchísimo con los ataques de El Shaarawi el cual creó grandes ocasiones de peligro que hizo a Courtois y a los defensores blancos emplearse a fondo en jugadas que el público se preparaba para cantar gol.

En el descuento de la primera parte, llegó la jugada que pudo cambiar radicalmente el partido. Tras un error de Carvajal, El Shaarawi recuperó la bola, no llegó Varane, tampoco lo hizo Ramos y, prácticamente a puerta vacía, Under mandó el balón a la grada. Se salvó el Madrid, pero los problemas defensivos siguen latentes y deben corregirlos.

Así certifica el Real Madrid su clasificación y la primera posición en la fase de grupos. El próximo partido ante el CSKA Moscú será un trámite. Los blancos volverán a estar en octavos de final, objetivo cumplido. Solari suma su quinta victoria en seis partidos y deja atrás el desastre de Ipurúa, pero la pregunta que se hace mucha gente es: ¿Qué pasa con Isco?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here