Una Fiorentina joven y con clase

Una primera vuelta irregular hace que la Fiorentina plantee dudas en su objetivo europeo

La Fiore celebrando un gol en San Siro. Fuente @acffiorentina

La ciudad de Florencia es conocida por su arte, y cada vez más por su equipo de fútbol, la Fiorentina. En el Artemio Franchi ultimamente se ve futbol de calidad desplegado por jovenes jugadores que intentan hacerse un hueco en el mundo del fútbol.

Para ello, su entrenador, Stefano Pioli ha configurado un equipo que mezcla experiencia con juventud en un intento de devolver a la “Fiore” a competiciones europeas.

Tras sobrepasar la primera mitad de la competición en esta Serie A, los violas son decimos. El ex entrenador del Inter de Milán llegó a Florencia tras acabar la temporada 2017/2016 en el Guiseppe Meazza, donde sustituyó a Franck de Boer.

Un inicio mejor de lo esperado

La temporada comenzaba ilusionante en la ciudad del centro de Italia. Los fichajes de jugadores como Lafont, Pezzella o Pjaca hacían ver que serían un equipo muy competitivo. Los fichajes se sumarian a los jugadores de la temporada pasada que dieron un gran rendimiento en el equipo.

Un empate en la primera jornada en la visita a la Sampdoria en el Luigi Ferraris y dos victorias (una goleando al Chievo Verona por 6 a 1 y otra frente al Udinese por 1 a 0) ambas en casa, catapultaron al equipo fiorentino hasta la parte alta de la tabla.

Veretout se lamenta de una ocasión perdida. Fuente @acffiorentina

Tras estos buenos resultados, el equipo encadenó una serie de victorias y derrotas de forma alternativa, encadenando sus partidos en el Artemio Franchi por victorias (Frente a SPAL Atalanta). Y es que el 4-3-3 utilizado por Pioli iba a las 1000 maravillas a este equipo rápido y joven.

Pero tras perder en Roma frente a la Lazio, todo se torció. Una racha de 7 partidos sin ganar, con 6 empates y una derrota hizo caer al equipo en la clasificación hasta el decimo puesto. Esto estaba por debajo de lo esperado.

La falta de gol, la principal carencia

Y es que uno de los problemas de esta Fiorentina es su falta de gol.

A falta de un delantero goleador, ya que Simeone no esta muy acertado esta temporada, está Marco Benassi. Jovencisimo mediocentro de apenas 18 años, y que esta siendo una de las revelaciones de la temporada.

Para suplir esta falta de gol, los de Pioli han adquirido cedido a Luis Muriel. El colombiano viene del Sevilla. Además, es antiguo conocedor de la Serie A, pues ya jugó en la Sampdoria.

Y es que este equipo es un equipo relativamente joven. Su media de edad es de tan solo 24 años, lo que nos indica las perspectivas de futuro de los italianos. Y es que en su once inicial dispuesto en la jornada pasada, el número de jugadores con menos de 25 años fue de 6.

Un 2019 para volver a Europa

Con Federico Chiesa, una de las grandes joyas de la Fiorentina, querido por media europa, los de Pioli querrán recuperar el tren delantero en esta segunda mitad de la temporada.

Federico Chiesa abrazando a un recoje pelotas. Fuente @NotiFutbol

Otra de las competiciones por las que optaran, y seguro que fuerte, es la Copa de Italia. 

Este trofeo es querido por afición y club desde hace años. Sin embargo, nunca han tenido la suerte de ser campeón en los últimos tiempos. Su rival en la próxima ronda será el Torino. 

Otra de las dudas es saber si el equipo se reforzará en este mercado inviernal. Si buscarán revulsivos que le den otro salto de calidad a esta joven y prometedora plantilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here