El Atleti se aferra a Europa a pesar de las adversidades

Jan Oblak y Antoine Griezmann fueron los héroes del Atlético una vez más. El partido se empezó a complicar con la expulsión de Versaljko a los diez minutos

Los jugadores del Atleti celebran el importante tanto de Griezmann / LaLiga

El Atlético visitaba el Emirates Stadium con la intención de dejar el pase a la final, como mínimo, encaminado. Sin embargo, nadie dijo que fuera fácil. El Atleti, por las circunstancias del partido, ha sufrido como hacía tiempo que no se le veía sufrir. Pero los de Simeone tiraron de coraje y corazón para evitar un desastre y se van con una mínima ventaja a la vuelta.

El partido empezó a torcerse en el primer minuto

Wilshere se iba solo con mucho espacio por delante y Vrsaljko le frenó haciendo falta. El croata veía la amarilla al minuto y medio de partido. No era un buen presagio. El Arsenal salió con mucha más intensidad que los rojiblancos. El centro del campo y la defensa del Atleti estaban desbordados en los primeros minutos. Como en todos los partidos, tuvo que aparecer Jan Oblak para salvar a su equipo con una mano milagrosa cuando apenas se habían disputado cinco minutos de partido.

Por si no fuera suficiente con el tremendo asedio del Arsenal, las cosas se le complicarían más al Atlético de Madrid. Llegaba el minuto diez del partido y llegaba la segunda amarilla del mismo. Y sí, también fue para Vrsaljko. El conjunto de Simeone se quedaba con un jugador menos. En el banquillo no lo podían creer y el Cholo protestó como loco la decisión del árbitro. Las airadas protestas le costaron la expulsión al argentino y el Atleti tenía que jugar 80 minutos con un hombre menos y sin Simeone en el área técnica dando instrucciones.

Para reestructurar el equipo Thomas se situó de lateral derecho, Koke ocupó su sitio en el doble pivote, y Griezmann ocupaba la banda izquierda, con Gameiro solo en punta. Sin embargo, los ataques del Arsenal se sucedían. Monreal y Bellerín eran puñales por las bandas. Özil y Lacazette ponían la magia. Pero el Atlético de Madrid tenía un muro capaz de aguantar todo eso y más. Los defensas y Oblak achicaron aguas y evitaron el gol del Arsenal cuando mejor estaba.

El Atleti despertó a la media hora

A partir de este momento el conjunto madrileño se desperezó. Asomó la cabeza al campo contrario por fin, aprovechando que los ‘gunners’ bajaron el ritmo. Incluso pudieron marcar. La tuvo Griezmann tras una jugada tremenda de Thomas, que dejó atrás a un rival tras otro. Pero apareció Ospina para evitar el gol. Al Atlético le restaban otros 45 minutos de sufrimiento y derroche físico para mantener el resultado.

Saúl y Bellerín disputan un balón aéreo / LaLiga

La segunda parte tampoco empezó bien

Al igual que ocurrió en la primera parte, el inicio de la segunda tampoco trajo nada bueno para los colchoneros. El Arsenal, de nuevo, era superior y estaba sometiendo a la defensa del Atlético. De esta forma, en el 61′ llegó el 1-0, obra de Lacazette tras un centro de Wilshere precedido de una grave pérdida de balón de Griezmann. Al Atlético de Madrid le tocaba remar aún más.

Simeone optó por dar entrada a Gabi para aguantar el resultado. El sustituido fue Gameiro y Griezmann pasó a colocarse en la punta del ataque. Minutos más tarde entró Savic por Correa y Thomas volvió al centro del campo. Estos dos cambios fueron la clave de todo. Con Gabi y Savic el Atlético ganó solidez. El Arsenal seguía teniendo la posesión, pero se movían horizontalmente. No encontraban el hueco ante la férrea defensa y el intenso centro del campo rojiblanco.

Y al final, aparecieron los de siempre

Los minutos pasaban. El tiempo se le acababa a un Atlético de Madrid que sufría cada vez más. Cada minuto era como una losa y cada cual pesaba más. Pero Griezmann y Oblak estaban sobre el césped, y con ellos todo era posible.

Un balón largo que voló sobre el cielo del Emirates le cayó a Griezmann, que se disponía a encarar la portería de Ospina. El balón iba botando y no lo podía bajar. Le dio tiempo de llegar a Koscielny pero, cuando parecía que la había robado, rebotó en la cabeza de Griezmann, que siguió de frente a portería. Dejó atrás a Ospina, y superó por milímetros a Mustafi, que trataba de evitar el gol desde el suelo a la desesperada.

Griezmann celebra el tanto del empate / LaLiga

Llegó el gol y el éxtasis al banquillo y a la afición rojiblanca presente en Londres. El Atlético, contra todo pronóstico dadas las circunstancias del partido, ponía el 1-1 en el marcador. Un empate que sería definitivo ya que, en los diez minutos de partido que quedaban, apareció el salvador. Jan Oblak, el que probablemente es el mejor portero del mundo ahora mismo, lo volvió a hacer. Sacó una mano milagrosa en el momento más importante para darle a su equipo una mínima ventaja para la vuelta. Todo se decidirá en el Metropolitano.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here