Vuelta al País Vasco: Alejandro Valverde reconquista Arrate y acaricia la ‘txapela’

Alejandro Valverde se llevó la etapa reina de la Vuelta al País Vasco 2017 tras imponerse en el Alto de Arrate a Rigoberto Urán y Romain Bardet. El murciano se coloca líder de la general a la espera de la contrarreloj final en Éibar

Alejandro Valverde alzando los brazos al cruzar la meta en Arrate / Twitter

20 de agosto de 2012. Alejandro Valverde escribía su nombre en la cima de Arrate por primera vez en la historia. Por aquel entonces, la legendaria meta vasca veía cómo el murciano arrebataba la victoria a Joaquim Rodríguez en el último suspiro. Aquel triunfo ‘in-extremis’ servía al ‘Bala’ para colocarse de líder de la Vuelta a España.

Un lustro hace ya de aquello. Pero cinco años no son nada para el bueno de Alejandro. Once, menos todavía, pues ese es el tiempo transcurrido desde que ganara su última etapa en la Vuelta al País Vasco. Sin embargo, el ciclista de Las Lumbreras vive en una eterna segunda juventud que no parece tener final. Y el fan del ciclismo no deja de dar las gracias por ello.

En la etapa reina de la Itzulia, Valverde volvió a demostrar por qué es, a día de hoy, el mejor ciclista del planeta. 138,9 kilómetros y seis puertos de montaña entre Bilbao y el Alto de Arrate bastaron para confirmarlo. La carrera se mostró muy movida desde el comienzo. Protagonistas de ayer como Skujins y Moinard se unían a corredores de renombre como Montaguti, Monfort, Machado o el incombustible Ten Dam.

No sería el día de la fuga. El pelotón, de la mano de Orica, impidió que la escapada prosperara con éxito. Las diferencias fueron mínimas, y ello provocó muchos movimientos en la cabeza. Omar Fraile (Dimension Data) se mostró como el corredor más combativo de la jornada y buscó su aventura en solitario. El vizcaíno coronó en cabeza el Alto de Izua, pero Ten Dam no tardaría en darle caza.

Un interesante final de etapa

La del dúo de cabeza era una epopeya imposible. A 53 kilómetros, Orica y Bahrain decidieron no esperar más y neutralizaron los últimos bastiones de la resistencia rebelde. Era hora de los favoritos. El equipo australiano puso toda la carne en el asador para que Simon Yates se hiciera con la etapa, pues sus opciones de ganar la general se dilapidaron a causa de una avería en la 3ª etapa.

Roman Kreuziger se estaba convirtiendo en una pesadilla para alguno de los ‘gallitos’ como Simon Spilak (Katusha). El esloveno empezaba a padecer problemas en la segunda subida a Izua. Mientras tanto, Movistar esperaba tranquilamente en la retaguardia. La formación navarra se dedicó a escoltar a su líder toda vez que aprovechaban el trabajo sucio de los de Neil Stephens.

Van der Sande intentaba mover al pelotón, pero Orica no permitía ninguna alegría. Todo se decidiría en la subida a Arrate. Era el momento de Movistar. El equipo de Valverde cogió las riendas y algunos favoritos empezaban a sufrir. Especialmente llamativa fue la situación del polaco Michal Kwiatkowski (Sky), que pagó su esfuerzo por contactar con el grupo tras una avería previa. A menos de 5 kilómetros para la meta, el canadiense Michael Woods (Cannondale) buscaba dar la sorpresa desde lejos. No tuvo éxito. Alejandro Valverde estaba desatado y quería dinamitar la carrera. El murciano lo probó en varias ocasiones, llevándose a rueda a Contador, Henao, Yates y el propio Woods. El ‘Bala’ hacía sufrir al líder, pero David De La Cruz se aferraba a su jersey amarillo.

Por delante, una nueva intentona de Michael Woods se llevaba consigo a Louis Meintjes (UAE). Los dos cogían un peligroso hueco con respecto al grupo de Valverde, Contador, Urán y Bardet. Por detrás, De La Cruz decía adiós a su liderato junto a Ion Izagirre (Bahrain) y Sergio Henao (Sky). Los arreones de Alejandro Valverde consiguieron abortar la fuga del dúo cabecero. A rueda del ‘Bala’ aparecían nombres de nivel: Contador, Urán, Bardet y el propio Samuel Sánchez (BMC) contactaban con los de delante. Un ataque del francés arrastró a Valverde y al asturiano, que terminó yéndose al suelo a causa de un zócalo en el asfalto. Su caída terminó siendo bastante aparatosa.

Con ‘Samu’ fuera de juego y la ascensión finalizada, Valverde ejerció de maestro y remató la faena. Se colocó por delante antes de las dos primeras curvas y ya nadie le pudo superar. Triunfo y liderato a falta de la crono final. Éibar espera la primera ‘txapela’ del ‘Bala’. Sí, a sus casi 37 años. Si Valverde no existiera, habría que inventarlo.

CLASIFICACIÓN ETAPA 5 DE LA VUELTA AL PAÍS VASCO

CLASIFICACIÓN GENERAL TRAS LA ETAPA 5 VUELTA AL PAÍS VASCO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here