Bahrein se tiñe de rojo

Una gran carrera de Sebastian Vettel y una penalización de cinco segundos dieron la victoria a la escudería italiana

Sebastian Vettel en acción durante la primera sesión de trabajo en el Gran Premio de Bahréin / Lars Baron (Getty Images)

Sebastian Vettel conisgue su victoria número cuarenta y cuatro después de cincuenta y siete vueltas locas que nos deparó el Gran Premio de Bahrein. Por su lado, los pilotos españoles, Fernando Alonso y Carlos Sainz, no han podido terminar la carrera.

La carrera empezaba con una buena salida de Valtteri Bottas manteniendo la primera plaza conseguida en la clasificación. En cambio, su compañero de equipo, Lewis Hamilton vio como el piloto alemán de Ferrari lo adelantaba por la parte limpia de la salida. Max Verstappen hizo lo propio con Kimi Raikkonen y Daniel Ricciardo colocándose en cuarta posición. A partir de ahí vimos como Bottas controlaba los primeros compases del certamen intentando no sobrecalentar los frenos. Eso propició que en las primeras vueltas tuviéramos los seis pilotos de Mercedes, Ferrari y Redbull en menos de tres segundos.

En la vuelta once Vettel paró en los boxes para intentar hacer un “undercut” sobre Bottas. En la doce Verstappen intentaba hacer lo mismo con Hamilton. Pero, si el accidente del piloto holandés de Redbull una vuelta más tarde no significaba la salida del coche de seguridad, la colisión entre Lance Stroll y Carlos Sainz en la vuelta trece sí que lo hizo. La mayoría de los equipos aprovecharon este momento para realizar el cambio de neumáticos, precisamente en los boxes se produjo una maniobra fundamental para el desarrollo del gran premio.

Bottas, Hamilton y Ricciardo entaron a la vez en el “pit-lane”. El piloto británico de Mercedes, buscando perder el menor tiempo posible mientras su compañero hacia el cambio de ruedas, relentizó su ritmo, frenando así a Daniel Ricciardo que venía detrás de él. Esta maniobra costó al tres veces campeón del mundo una penalización de cinco segundos que cumplió en la siguiente parada.

La lucha por la victoria

Tras el coche de seguridad Sebastian Vettel lideraba la carrera seguido de Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo y Lewis Hamilton. Después de adelantar a Ricciardo y a su compañero de equipo, Hamilton se puso líder aprovechando la parada a boxes de Vettel para poner el neumático blando, juego que aguantó hasta el final. En la vuelta cuarenta y uno, el piloto británico entró a hacer el cambio de ruedas y cumplir la penalización de cinco segundos. A partir de ahí, llego la hora del “Hammer time”. El corredor de Mercedes rodó a un ritmo diabólico, adelantando otra vez a su compañero de equipo y tratando hasta el final de llegar hasta Sebastian Vettel, cosa que no consiguió, aunque no le faltó demasiado.

También hay que destacar la increíble remontada de Sergio Pérez, que saliendo en la décimo octava posición acabó en el séptimo lugar. Así como las interesantes luchas que nos han regalado Sebastian Ocon y Pascal Whehrlein por el décimo lugar, que finalmente consiguió el Francés de Force India. Y la batalla entre Daniil Kvyat, Fernando Alonso y Jolyon Palmer, que termino en la vuelta cincuenta y cinco para el piloto asturiano tras otro problema de fiabilidad. 

Por último, hay que añadir, que hemos vuelto a vivir algunos episodios de órdenes de equipo. En este caso entre Hamilton y Bottas, y entre Vettel y Raikkonen. Hecho que deja claro, si no hay sorpresas, cuáles son los dos pilotos que van a disputarse el mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here